SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El motivo de que para algunas mujeres dormir bien resulte difícil

Por Karen Pallarito, Reportera de HealthDay -
El motivo de que para algunas mujeres dormir bien resulte difícil

Los investigadores descartan al ciclo menstrual como culpable

LUNES, 12 de septiembre de 2016 (HealthDay News) -- Algunas mujeres tienen problemas para permanecer dormidas, y un nuevo estudio de tamaño reducido quizá pueda aclarar el motivo.

El reloj interno, o circadiano, de las mujeres funciona más rápidamente que el de los hombres, según una investigación.

Es como si las mujeres funcionaran con una "zona horaria interna" distinta, señaló la autora líder del estudio, la Dra. Diane Boivin, profesora de psiquiatría de la Universidad de McGill, en Montreal.

"Se van a la cama a una hora biológica más tardía, porque su reloj está programado más temprano, hacia el este", dijo Boivin.

Boivin también es directora del Centro para el Estudio y el Tratamiento de los Ritmos Circadianos del Instituto Universitario de Salud Mental Douglas en Montreal, afiliado con la McGill.

La forma en que las mujeres duermen durante el día circadiano de 24 horas también deja rezagados a los hombres, mostró el estudio.

Boivin dijo que esos dos hallazgos explican por qué el ciclo de sueño y vigilia de las mujeres se adelanta en unas dos horas al de los hombres.

Las mujeres son más propensas que los hombres a reportar insomnio al menos unos cuantos días por semana, y a experimentar somnolencia diurna, según la National Sleep Foundation, una organización sin fines de lucro de EE. UU.

Lo que hace que este nuevo estudio sea único es que los investigadores controlaron las fases del ciclo menstrual y el uso de anticonceptivos hormonales de las mujeres. Las diferencias reportadas en el sueño ocurrieron independientemente de los cambios hormonales, que pueden afectar al sueño, señalaron los autores del estudio.

"Aunque el estudio es pequeño, sin duda aporta conocimiento a nuestra literatura científica sobre las diferencias sexuales en el sueño en el contexto del ritmo circadiano", afirmó Monica Mallampalli, vicepresidenta de asuntos científicos de la Sociedad de Investigación sobre la Salud de las Mujeres (Society for Women's Health Research) en Washington, D.C.

Jennifer Martin, profesora asociada de la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California, en Los Ángeles (UCLA), sugirió que "quizá las mujeres estén predispuestas a tener insomnio según su fase circadiana".

"Ante factores estresantes similares, las mujeres son más propensas que los hombres a experimentar un mal sueño como resultado", dijo Martin.

El estudio aparece en la edición del 12 de septiembre de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. En el estudio participaron 15 hombres y 11 mujeres con una edad promedio de unos 25 años.

En un periodo de 36 horas, los participantes estuvieron aislados en una habitación sin ventanas donde los investigadores controlaron su exposición a la luz y monitorizaron los cambios en la temperatura corporal central, los niveles de melatonina, el sueño y la alerta.

Los investigadores usaron lo que Boivin denominó un "método de siestas cortas", que consistió en alternar episodios de una hora de vigilia seguidos por oportunidades de siesta de una hora de duración. Las luces se encendían, pero muy tenues, cuando llegaba el momento de despertarse, y se apagaban durante el sueño.

"Lo que hacemos es básicamente programar oportunidades de sueño a distintas horas del día, y permitir varios días de observación", explicó.

Las mujeres del estudio puntuaron más bajo en las medidas subjetivas de alerta nocturna que los hombres. Eso podría ayudar a explicar por qué las mujeres que trabajan en turnos tienen una fatiga, una somnolencia y un riesgo de lesiones relacionadas con el trabajo más altos, anotaron los autores del estudio.

El final de la noche parece ser un periodo particularmente vulnerable para las mujeres, mostró el estudio. En ese periodo, la señal del sueño no fue tan potente en las mujeres como en los hombres.

Es uno de los motivos de que las mujeres quizá sean más susceptibles a despertarse temprano en la mañana, dijo Boivin.

Y aunque los ritmos circadianos de las mujeres fueron distintos que los de los hombres, sus "horas habituales de irse a la cama y despertarse" fueron similares, señalaron los autores del estudio.

"Según los hallazgos, las mujeres se quedan dormidas cuando su cerebro y su cuerpo están más preparados para el sueño", comentó Martin, de la UCLA. Pero tienen "dificultades para permanecer dormidas más tarde en la noche".

Las mujeres que tienen problemas para permanecer dormidas deben minimizar los factores en su ambiente de sueño que pudieran resultar perturbadores, y ceñirse tanto como les sea posible a una hora constante de levantarse en la mañana que armonice con su hora natural de despertarse, aconsejó Martin.

Más información

La National Sleep Foundation ofrece más información sobre las mujeres y el sueño.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?