SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El momento y el lugar de la cirugía para perder peso podría afectar a los niveles de vitamina D

El momento y el lugar de la cirugía para perder peso podría afectar a los niveles de vitamina D

La deficiencia de la 'vitamina solar' se vincula con peores resultados en los pacientes de las regiones norteñas en invierno

LUNES, 28 de diciembre de 2015 (HealthDay News) -- La cirugía para perder peso se asocia con unos niveles bajos de vitamina D, pero una nueva investigación sugiere que los cambios estacionales en la exposición al sol podrían tener un rol en esta complicación.

Un estudio del Hospital Johns Hopkins con más de 930,000 pacientes encontró que las personas que residen en la parte norte de Estados Unidos que se someten a una cirugía para perder peso en invierno podrían enfrentarse a más complicaciones que los pacientes del sur.

"La exposición al sol es esencial en la síntesis de la vitamina D, así que la idea de que la gente que vive en los estados norteños, que son menos soleados, podrían sufrir de deficiencia de vitamina D no es sorprendente", señaló en un comunicado de prensa del Centro de Cirugía Bariátrica Johns Hopkins el líder del estudio, Leigh Peterson, nutricionista e investigador postdoctoral del hospital.

"Lo sorprendente es lo íntimamente vinculados que estaban la exposición al sol, la vitamina D y los resultados quirúrgicos", comentó Peterson.

Una revisión de los expedientes médicos de pacientes que se sometieron a la cirugía entre 2001 y 2010 encontró que el 71 por ciento de las 300,000 operaciones que resultaron en una estadía hospitalaria prolongada fueron de pacientes que vivían en el norte de Carolina del Sur.

Además, más del doble de pacientes experimentaron un retraso de la curación en invierno que en verano, según el estudio, que aparece en la edición el línea del 14 de diciembre de la revista Obesity Science and Practice.

Las deficiencias nutricionales pueden provocar inflamación, aumentar el riesgo de infección y hacer que la sanación de las heridas sea más lenta, pero los investigadores apuntaron que se necesita más investigación para determinar si el uso rutinario de complementos de vitamina D podría ayudar a prevenir esas complicaciones tras la cirugía para perder peso.

Aunque no es común, el consumo excesivo de vitamina D puede provocar náuseas, estreñimiento, confusión y un latido cardiaco anómalo. La mayoría de personas pueden obtener suficiente vitamina D a través de la exposición rutinaria al sol. Pero los investigadores añadieron que la obesidad es un factor de riesgo conocido de unos niveles bajos de vitamina D, y apuntaron que se deben hacer pruebas de detección de esta deficiencia a las personas que están planificando someterse a una cirugía para perder peso.

Más información

La Oficina de Complementos Dietéticos de los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrece más información sobre la vitamina D.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?