Publicidad

Editar mi perfil

Relacionan mes de concepción con nacimiento prematuro del bebé

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -

La exposición de la madre a la gripe en el tercer trimestre parece ser un factor de riesgo clave, señalan los investigadores

El mes del año en que un bebé es concebido parece aumentar las probabilidades de nacimiento prematuro, sugiere una nueva investigación.

Los investigadores hallaron que los niños concebidos en el mes de mayo se enfrentaban a un aumento del 10 por ciento en el riesgo, en relación con los bebés concebidos en otros momentos del año.

Los autores del estudio consideran que esto podría ser una función de la mayor exposición de la madre embarazada a la gripe estacional en enero y en febrero, exactamente el momento en que un bebé concebido en mayo se acercaría al término completo.

"Nos sorprendió que la relación entre la exposición potencial a la gripe y el nacimiento prematuro parezca ser tan evidente en los datos", comentó la autora del estudio, Janet Currie, directora del Centro de Salud y Bienestar de la Facultad Woodrow Wilson de la Universidad de Princeton. "Algunos trabajos recientes han sugerido que la gripe puede inducir el parto prematuro en las mujeres a finales del embarazo, y nuestros resultados parecen corroborarlo".

Currie, quien llevó a cabo el estudio con el investigador Hannes Schwandt, añadió que si las mujeres embarazadas se vacunan contra la gripe, quizás no estén en riesgo de parto prematuro debido a esa infección.

Los hallazgos aparecen en línea en la edición actual de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. El estudio descubrió una asociación entre el mes de la concepción y el nacimiento prematuro, pero no probó causalidad.

Para explorar el impacto potencial del momento de la concepción sobre la salud infantil, los investigadores analizaron datos de aproximadamente 647,000 madres en la región noreste de EE. UU. Todas habían dado a luz a más de un hijo.

Además de las fechas de nacimiento y la duración de los embarazos, los datos incluían información sobre los cambios en el peso, la raza, la educación y los antecedentes de tabaquismo de la madre.

El equipo de investigación anotó que al observar exclusivamente la experiencia desde la concepción hasta el nacimiento de más de 1.4 millones de hermanos (en lugar de bebés no emparentados), pudieron comparar manzanas con manzanas, y evadir otros factores que podrían complicar el riesgo de prematuridad, como la riqueza de la familia o el nivel educativo.

El resultado es que los autores identificaron una "depresión marcada" en la duración de los embarazos que comenzaron en marzo.

Al comparar más a fondo los expedientes de nacimiento y de concepción mes por mes junto con los datos sobre la influenza a partir de 1997, que habían sido recolectados por los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de EE. UU., el equipo halló una correlación entre las concepciones en mayo y un aumento notable en la exposición a la gripe en el tercer trimestre de esos embarazos.

Además, los bebés concebidos en los meses de verano tendían a pesar un poco más que los concebidos en otros momentos del año.

"Los resultados del peso al nacer sugieren que los bebés concebidos en verano tienen un mayor peso al nacer, en parte porque las madres tienden a aumentar más de peso durante el embarazo cuando conciben en verano", apuntó Currie. "Parece probable que se deba a que tienen una mejor dieta, aunque no podemos observar eso directamente con nuestros datos".

"No podemos descartar otros factores que podrían también ser importantes para los resultados del embarazo", comentó. "Pero creemos que la moraleja de nuestro artículo es que los padres deben tomar medidas para protegerse de los problemas conocidos", lo que sugiere que lo más práctico que las mujeres embarazadas pueden hacer es sencillamente comer bien y vacunarse contra la gripe estacional. "Ese probablemente sería un método más sensato que intentar evitar concebir en mayo".

  • Opiniones médicas

Dos médicos de Scott & White Healthcare en Texas describieron el estudio como "interesante", al mismo tiempo que enfatizaban que las mujeres embarazadas deben vacunarse contra la gripe.

"Evitar la concepción en ciertos momentos del año es una opción", señaló la Dra. Nancy Bertsch, obstetra y ginecóloga de la Clínica de Scott & White en College Station. "Pero si la teoría de los autores resulta correcta, y el aumento en la tasa de prematuridad se relaciona con los aumentos estacionales en los casos de gripe, una mejor opción es que prevengamos mejor esa enfermedad".

Bertsch dijo que tanto el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Ob/Gyns) como los CDC recomiendan que todas las mujeres embarazadas se vacunen contra la gripe durante el embarazo.

"Es una vacuna perfectamente segura tanto para la madre como para el bebé", aseguró. "Ya sabemos que una mujer embarazada con gripe puede enfermarse mucho más que una mujer no embarazada, y puede terminar con consecuencias mucho más graves, tanto para ella como para su bebé. Si vacunarse contra la gripe durante el embarazo también reduce el riesgo de prematuridad, es otro motivo para hacerlo".

El Dr. Richard Jones, director médico del servicio de obstetricia de la Clínica de Scott & White de Temple, se mostró de acuerdo.

"Se esperaría que seguir esas recomendaciones proporcione mejores resultados que intentar determinar el mes de la concepción, dado que alrededor de la mitad de los embarazos ocurren de forma no intencionada y no planificada", señaló.

Más información

Para más información sobre el embarazo y la vacuna contra la gripe, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo