SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Desastres como Katrina o Sandy elevan ataques cardíacos

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -

Una investigación afirma que el estrés grave aumenta los casos de problemas cardiacos

JUEVES, 7 de marzo (HealthDay News) -- Estudios nuevos sugieren que el estrés grave provocado por los efectos devastadores del huracán Katrina y la crisis del sistema financiero griego aumentó el riesgo de ataque cardiaco de las personas que han pasado por esos momentos de crisis.

Un hospital en Nueva Orleáns observó cómo el número de pacientes admitidos por ataque cardiaco se triplicó después del paso del Katrina por la región de la Costa del Golfo en 2005, según un estudio estadounidense. Este aumento se mantuvo hasta al menos 2011, y los investigadores no creen que pueda explicarse por otras razones que no sean el estrés relacionado con el paso del huracán en una ciudad afectada por la pérdida de seres queridos, propiedades, animales domésticos, trabajo y más cosas.

"En cuanto se produce un desastre de grandes proporciones en una ciudad, todo el mundo piensa en la reconstrucción. Eso es en lo que todos piensan. Pero también es importante prestar atención a la salud de la comunidad", afirmó el autor principal del estudio, el Dr. Anand Irimpen, profesor asociado de medicina en el Instituto Cardiovascular de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleáns.

Aunque los estudios no prueban que el estrés provocara la aparición de esos problemas cardiacos, sí sugieren la existencia de un vínculo, afirman los expertos.

"Se sabe que el estrés es un factor de riesgo tanto del desarrollo como de la progresión de la enfermedad cardiaca", comentó el Dr. Donald Edmondson, profesor asistente de medicina conductual en el Centro de Salud Cardiovascular Conductual del Centro Médico de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York.

"Se ha mostrado que los eventos muy estresantes aumentan la incidencia del ataque cardiaco en los días y semanas siguientes, pero pocos estudios han evaluado las consecuencias sobre la salud cardiovascular de tales eventos a largo plazo", aseguró Edmondson, que no participó en los estudios.

Estos sucesos catastróficos perjudiciales para el corazón no se limitan a los desastres naturales. Un estudio sobre los efectos en la salud de la crisis económica en Grecia informa sobre un aumento de los ataques cardiacos entre enero de 2008 y diciembre de 2011, en comparación con los cuatro años anteriores al derrumbe financiero del país.

La probabilidad de que se produjeran ataques cardiacos fue del 21 al 39 por ciento mayor desde que empezó la crisis, y los investigadores señalaron el aumento del desempleo como un estresor importante. Las mujeres tenían la tasa más alta de ataques cardiacos, y tienen una tasa de desempleo mayor que los hombres, y también las personas de más de 45 años.

El estudio fue presentado el jueves en la reunión anual del Colegio Americano de Médicos (American College of Physicians), en San Francisco.

El estudio del Katrina examinó las admisiones en el Hospital de la Universidad de Tulane y halló que los ataques cardiacos representaron el 2.4 por ciento de los pacientes en los seis años y medio posteriores al paso del huracán, mientras que los dos años anteriores era del 1 por ciento.

Además, los pacientes con ataques cardiacos después del paso del huracán tenían síntomas más graves y tenían más probabilidades de tener otros problemas como la depresión, la adicción y el desempleo.

"Podría ser que todo el entorno haya cambiado", comentó Irimpen, autor principal del estudio. "Hay pacientes que están más enfermos y que tienen más enfermedades relacionadas con las arterias coronarias y que toman más medicamentos".

¿Es posible que en Nueva Orleáns ahora simplemente haya más residentes pobres que quizá no se cuiden o que no dispongan de un buen seguro? Irimpen afirmó que en realidad la ciudad tiene una población más sana que antes. "Las personas que regresaron son las que podían afrontar la reconstrucción la ciudad", señaló.

Irimpen, que afirmó que el aumento de ataques cardiacos era mayor de lo que los investigadores esperaban, culpa al estrés como desencadenante.

¿Qué significan los hallazgos? Se fija la atención en las consecuencias inmediatas de los desastres, comentó Edmondson, pero estos también "vienen acompañados de periodos mucho más largos de lucha por el bienestar económico y psicológico, y el sistema cardiovascular paga un alto precio por ello".

En la actualidad, añadió, "rara vez tenemos en cuenta las consecuencias sobre la salud a largo plazo cuando hablamos de los costos de los desastres, pero quizá deberíamos hacerlo".

Otro estudio presentado en la reunión halló que los ataques cardiacos y muertes súbitas aumentaron en Japón tras el tsunami y el terremoto de 2011. Los investigadores atribuyen este hecho a las consecuencias psicológicas del desastre, y no a la destrucción del entorno.

Y en otro ejemplo de la respuesta cardiaca al estrés a largo plazo, los investigadores de Nueva Orleáns informaron en la reunión sobre problemas cardiacos que el cambio en el momento en que se producían los ataques cardiacos notado después del Katrina había vuelto a regresar a la normalidad.

Las tasas de ataque cardiaco alcanzaban picos en las mañanas de los días entre semana, el primer día laboral de la semana, pero durante cinco años después del huracán se producían más a menudo en las noches de los fines de semana. Sin embargo, recientemente los ataques cardiacos de los lunes empezaron a aumentar de nuevo, lo que sugiere que la ciudad podría estar volviendo a los patrones típicos de las semanas laborales.

Los autores de estos estudios afirman que los hallazgos podrían tener una influencia en las decisiones sobre el personal que trabaja en los hospitales tras los desastres globales. Sin embargo, los datos y las conclusiones presentados en reuniones normalmente son considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) tiene más información sobre el estrés y la salud cardiaca.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?