Editar mi perfil

Cerrar

El gobierno toma las riendas de las bolsas de seguros de salud

Por Karen Pallarito, Reportero de Healthday -

Más de la mitad de los estados del país han decidido no crear independientemente una de las partes más complejas, pero vitales, de la masiva ley de reforma en salud de 2010, que fue propugnada por el Presidente Barack Obama.

Hay 26 estados que están permitiendo al gobierno federal tomar la iniciativa en la creación de las bolsas de seguro de salud, donde muchos estadounidenses pueden comprar cobertura, comenzando con un periodo de inscripción abierta en este octubre. La mayoría de los estados que dejan las tareas de las bolsas al gobierno federal están encabezados por gobernadores republicanos, entre ellos estados con una gran población, como Florida y Texas.

Apenas 17 estados y el Distrito de Columbia planifican crear y administrar sus propias bolsas, y los siete estados restantes lo harán en conjunto con el gobierno federal, según el conteo más reciente de la Henry J. Kaiser Family Foundation.

Colorado, uno de los primeros estados en aprobar la legislación de las bolsas de seguro de salud, espera cubrir a 300,000 residentes sin seguro a través de su bolsa estatal, llamada Connect for Health Colorado.

"Creo que tenemos una sensación fuerte de contar con ciertas oportunidades y desafíos que comprendemos mejor, así que tiene sentido que creemos un sistema que realmente funcione para todos los implicados en Colorado", aseguró Dede de Percin, directora ejecutiva de la Consumer Health Initiative (Iniciativa de Salud del Consumidor) de Colorado, en Denver.

Algunos estados habían pospuesto la creación de las bolsas mientras esperaban la decisión de la Corte Suprema de EE. UU. en junio pasado sobre la constitucionalidad de la ley de reforma de la salud, además de los resultados de la elección presidencial de noviembre.

Paul LePage, el gobernador republicano de Maine, estuvo entre los primeros que, después de la reelección del Presidente Obama, decidió no implementar la bolsa estatal.

Maine tiene un estimado de 133,000 personas sin seguro, una cifra que podría incrementarse hasta en 44,000 personas más, según Joseph Ditre, director ejecutivo de Consumers for Affordable Health Care (Consumidores por una Atención de Salud Asequible), en Augusta.

"Esperamos que la [bolsa administrada federalmente] permita una campaña de alcance e inscripción potente", dijo Ditre. Aún así, añadió que la decisión de Maine de prescindir de una bolsa administrada por el estado significa que el estado no tendrá un rol activo en la negociación con los planes de seguro para mantener los precios bajos y mejorar la calidad, por lo menos no de inmediato.

La Casa Blanca afirma que las bolsas estarán listas para el 1 de octubre

Las bolsas estatales de seguro de salud son uno de los pilares principales de la Ley de Atención Asequible, también conocida como "Obamacare", al expandir el acceso a la cobertura de seguro de salud. Se espera que unos 25 millones de personas obtengan cobertura de salud a través de las bolsas para 2022, reduciendo sustancialmente los 48.8 millones de personas que carecen de seguro en el país.

Las bolsas tienen el objetivo de servir como "mercados" virtuales, donde los consumidores y las pequeñas empresas pueden acceder a descripciones y datos en línea sobre los planes de salud, y sobre la satisfacción de los consumidores. Todas las bolsas deben contar con una línea gratuita donde las personas puedan llamar para que respondan a sus dudas sobre la cobertura, y "navegadores" capacitados para ayudarles con el proceso de inscripción.

Alrededor de 18 millones de personas con ingresos de hasta el 400 por ciento del nivel federal de pobreza (45,960 dólares para un individuo y 94,200 dólares para una familia de cuatro) podrían calificar para ayuda con las primas a través de las bolsas, según el sitio web de Families USA.

Para animar a una mayor participación estatal en las bolsas, el gobierno federal había propuesto asociarse con los estados para llevar el trabajo a cabo, pero esa opción no tuvo un atractivo generalizado. Apenas cuatro estados adicionales (Iowa, Michigan, New Hampshire y Virginia Occidental) solicitaron asociarse antes de la fecha límite del 15 de febrero.

El 7 de marzo, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EE. UU. aprobó condicionalmente esas cuatro asociaciones. Anteriormente, el HHS había aprobado condicionalmente asociaciones con tres estados: Arkansas, Delaware e Illinois.

Nueva Jersey es uno de los estados que rechazó una asociación estatal y federal, y optó por una bolsa federalmente administrada. En una carta a la Secretaria de los HHS Kathleen Sebelius, el gobernador republicano Chris Christie dijo que su estado estaba comprometido con el cumplimiento de la Ley de Atención Asequible, "pero solo en la forma que sea más eficiente y efectiva para los residentes de Nueva Jersey y las empresas que cubrirán los costos de este nuevo programa". Concluyó que "la administración federal de la bolsa es la opción más responsable" para el estado.

A pesar de la tarea pendiente, la administración de Obama insiste en que las bolsas estarán en funcionamiento para el 1 de octubre.

"Independientemente de dónde vida un consumidor calificado, podrá acceder a la cobertura a través del mercado", aseguró Sebelius en un comentario reciente en un blog.

La bolsa estatal versus la federal

Los consumidores que deseen comprar cobertura en ese mercado quizás no sepan si se trata de un esfuerzo estatal o federal.

"Creo que a todos les parecerá que es una bolsa estatal. Es probable que no puedan saberlo", aseguró Sonya Schwartz, directora de proyecto de State Refor(u)m, una red en línea para la implementación de la reforma en salud desarrollada por la Academia Nacional de Políticas Estatales de Salud en Washington, D.C.

Pero habrá distinciones claras. Algunas bolsas estatales han adoptado un modelo de "comprador activo", lo que quiere decir que limitarán las opciones del consumidor a los planes de salud que ofrezcan el mejor valor. Al contrario, las bolsas federales incluirán todos los planes de salud calificados de un estado.

"Además, creo que los consumidores probablemente tengan más probabilidades de que se atiendan sus quejas o problemas en las bolsas estatales", planteó Schwartz. En los estados con bolsas federales, explicó, "las personas tendrán que acudir a las autoridades estatales, quienes en realidad no necesariamente sabrán cómo ayudarles".

Las bolsas estatales podrían también ofrecer una ventaja en cuanto a hacer llegar la información a las personas que necesiten seguro de salud. "Todo el mundo tendrá que participar para llegar a esas personas y educarlas", aseguró de Percin.

Más información

La Henry J. Kaiser Family Foundation ofrece un mapa con las decisiones sobre las bolsas estatales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo