SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El ejercicio podría ayudar a aliviar los síntomas del TDAH en los adultos

Por Maureen Salamon, Reportera de HealthDay -
El ejercicio podría ayudar a aliviar los síntomas del TDAH en los adultos

La actividad no reemplaza a los tratamientos estándar, pero podría ser un añadido útil

MIÉRCOLES, 6 de julio de 2016 (HealthDay News) -- Una sesión de ejercicio moderado podría mejorar la motivación y la energía en los adultos con síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), sugiere un nuevo estudio de tamaño reducido.

La investigación incluyó a 32 hombres jóvenes que no habían sido diagnosticados con un TDAH, pero que reportaban niveles altos de los síntomas del trastorno. Cuando los voluntarios del estudio completaron una sesión de 20 minutos de ejercicio de ciclismo con las piernas, reportaron una reducción en los sentimientos de confusión, fatiga y depresión antes de realizar una tarea mental.

Aunque la actividad no pareció afectar los síntomas conductuales, como la atención o la hiperactividad, los autores del estudio dijeron que la investigación indica que el ejercicio podría ayudar a las personas que sufren del trastorno a funcionar mejor.

"Ahora hay evidencias de que es probable que los hombres jóvenes adultos con síntomas del TDAH que participan en una sola sesión de ejercicio de intensidad moderada se beneficien a nivel psicológico", apuntó el autor del estudio, Patrick O'Connor, profesor de quinesiología y codirector del Laboratorio de Psicología del Ejercicio de la Universidad de Georgia.

O'Connor dijo que es posible que el ejercicio provoque cambios en los neurotransmisores del cerebro que ayuden a mejorar los síntomas inmediatamente después de la actividad. Los neurotransmisores son sustancias químicas que pueden afectar a la conducta de las células del cerebro, según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU.

Se calcula que un 6 por ciento de los adultos de Estados Unidos que no tenían TDAH en la niñez se ven afectados por la afección, señalaron los autores del estudio. Los síntomas del TDAH incluyen falta de atención, impulsividad y una inquietud o movimiento excesivos. El TDAH también puede conducir a una baja motivación y energía, a un mal rendimiento en el trabajo y a faltar al trabajo.

Los participantes del estudio tenían entre 18 y 33 años. Todos reportaban síntomas consistentes con el TDAH en los adultos.

Un día, los investigadores pidieron a los voluntarios que usaran una bicicleta a una intensidad moderada durante 20 minutos. Otro día, los investigadores pidieron a los voluntarios que se sentaran y descansaran durante 20 minutos, como una condición para la comparación.

Se pidió a los participantes que realizaran una tarea mental que requería de concentración antes y después de ambos escenarios. Durante esa tarea, los investigadores midieron factores como el movimiento de las piernas (una señal de hiperactividad), el estado de ánimo, la atención y la motivación de realizar la tarea reportada por los propios participantes.

Los movimientos de las piernas y el rendimiento en general no cambiaron tras el ejercicio. Pero el ejercicio pareció ayudar a los hombres a sentirse mejor sobre la realización de la tarea. También se sintieron menos cansados y confusos, y más enérgicos tras el ejercicio, en comparación con después del descanso.

Aunque todavía es una especulación decir que el ejercicio aumenta el nivel de sustancias en el cerebro que reducen los síntomas del TDAH, "sin duda es útil, y no necesitamos comprender el mecanismo para considerarlo como un mecanismo de afrontamiento que quizá las personas con el trastorno deban usar", comentó Russell Barkley, profesor clínico de psiquiatría de la Universidad Médica de Carolina del Sur, en Charleston.

Barkley, que no participó en la nueva investigación, anotó que el grupo evaluado "no era del todo comparable" con los adultos que han recibido un diagnóstico clínico del TDAH. Pero dado que ya se ha mostrado que el ejercicio ayuda con los síntomas del TDAH en la niñez, sospecha que con el TDAH en la adultez sucedería lo mismo.

Barkley y O'Connor también anotaron que el ejercicio no conlleva el riesgo de efectos secundarios que plantean los fármacos para el TDAH. Pero Barkley advirtió que el ejercicio tampoco puede reemplazar a los medicamentos para el TDAH. También señaló que la terapia cognitivo conductual puede ayudar a las personas con un TDAH.

Aún así, añadió Barkley, "el ejercicio es algo que uno puede hacer además de [los tratamientos estándar para el TDAH], y en realidad no cuesta nada".

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Medicine and Science in Sports and Exercise.

Más información

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. provee más información sobre el TDAH.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?