SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El dinero encabeza la lista de los desencadenantes de estrés de los estadounidenses

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -
El dinero encabeza la lista de los desencadenantes de estrés de los estadounidenses

Las mujeres, los padres y los adultos más jóvenes son los más preocupados, halla una encuesta

El dinero sigue siendo la principal causa de estrés de los estadounidenses, halla una encuesta reciente.

En general, el estrés está en un nivel mínimo en siete años en Estados Unidos, y los niveles promedio de estrés están en declive, encontró la encuesta de la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association).

Pero las preocupaciones por el dinero siguen carcomiendo a la psique estadounidense, a pesar de la recuperación económica en curso, señala la asociación en su informe, publicado el 4 de febrero con el título de Stress in America: Paying With Our Health (algo así como "Estrés en EE. UU.: Pagando con nuestra salud").

Las preocupaciones financieras fueron una fuente significativa de estrés para el 64 por ciento de los adultos en 2014, quedándose por detrás de tres otras fuentes importantes de estrés: el trabajo (el 60 por ciento), las responsabilidades familiares (el 47 por ciento) y los problemas de salud (el 46 por ciento).

Casi tres de cada cuatro adultos reportaron sentirse estresados por el dinero al menos en algunos momentos, y alrededor de uno de cada cuatro adultos dijo que había experimentado un estrés extremo por el dinero en el mes anterior, según el informe.

"El dinero es un componente muy importante para establecer una vida segura", señaló Norman Anderson, director ejecutivo y vicepresidente ejecutivo de la Asociación Americana de Psicología. "Cuando las personas tienen dificultades financieras, tiene sentido que su nivel de estrés suba".

La buena noticia es que, en promedio, los niveles de estrés de los estadounidenses tienden a la baja. El nivel promedio reportado de estrés es de 4.9 en una escala de diez puntos, un descenso en comparación con 6.2 en 2007, halló el informe.

A pesar de esto, la asociación encontró que los estadounidenses viven con niveles de estrés más elevados de lo que los psicólogos consideran como saludable, y el 22 por ciento afirman que no están haciendo lo suficiente por gestionar su estrés.

El estrés financiero afecta en particular a las mujeres, a los padres y a los adultos más jóvenes, encontró la encuesta.

Por ejemplo, tres de cada cuatro padres y adultos menores de 50 años dijeron que el dinero es una fuente de estrés entre moderada y muy significativa.

Las mujeres son más propensas que los hombres a reportar el dinero como una fuente significativa de estrés, con un 68 frente a un 61 por ciento.

También parece estar surgiendo una diferencia entre los niveles de estrés de las personas que viven en hogares con unos ingresos más bajos y las que viven en hogares con unos ingresos más altos, halló el informe.

En 2007, no hubo diferencia en los niveles de estrés promedio reportados entre los que ganaban más y los que ganaban menos de 50,000 dólares.

Pero para 2014, había surgido una diferencia. Los que vivían en hogares con unos ingresos más bajos reportaron unos niveles de estrés en general más altos que los que vivían en hogares con mayores ingresos: 5.2 frente a 4.7 en la escala de 10 puntos.

Katherine Nordal, directora ejecutiva de práctica profesional de la asociación, anotó que la inflación y el estancamiento de los sueldos siguen empeorando las preocupaciones de las personas por el dinero, a pesar de las recientes mejoras económicas.

"Muchas personas se sienten muy presionadas, tan solo respecto a atender sus necesidades diarias", comentó Nordal. "Seguimos teniendo un desequilibrio muy grande respecto a que la mejora económica llegue y ayude de verdad a la mayoría de la población".

El estrés financiero puede afectar a las personas de formas muy directas e íntimas, halló la encuesta. Uno de cada cinco adultos dijo que había prescindido de ir al médico a buscar tratamiento, o que había pensado en hacerlo, debido a los problemas financieros. Casi una tercera parte de los adultos con parejas reportan que el dinero es una importante fuente de conflicto entre ellos.

Para combatir el estrés por el dinero, la asociación recomienda buscar el respaldo emocional de familiares y amigos. Encontró que las personas sin alguien en que apoyarse tendían a sufrir más por el estrés.

Por ejemplo, el 43 por ciento de las personas sin respaldo emocional dijeron que su estrés había aumentado en el año anterior, frente al 26 por ciento de las que contaban con ese respaldo.

Pero sincerarse sobre las dificultades presupuestarias puede resultar difícil. "Comenzar a hablar sobre el dinero puede ser difícil, porque casi uno de cada cinco estadounidenses cree que se trata de un tema tabú, y más de una tercera parte reportan que hablar con los familiares sobre las finanzas les hace sentirse incómodos", señaló Nordal.

Anderson recomendó comenzar a tener conversaciones con personas de confianza sobre el dinero, ayudar a los jóvenes a desarrollar unas conductas financieras saludables a principios de la vida y construir una red social de apoyo que ayude a todos sus miembros en las épocas difíciles.

"Si los demás pueden contar con usted, es más probable que usted pueda contar con ellos", señaló.

Algunas personas toman otras medidas para reducir el estrés. Al menos dos de cada cinco encuestados reportaron escuchar música, hacer ejercicio o ver la tele como formas de reducir el estrés.

La encuesta de 3,068 adultos fue llevada a cabo por Harris Poll para la Asociación Americana de Psicología en agosto de 2014.

Más información

Para leer el informe Stress in America completo, visite la Asociación Americana de Psicología.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?