SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El clima frío podría aumentar el riesgo de ACV y de ataque cardiaco grave para algunas personas

El clima frío podría aumentar el riesgo de ACV y de ataque cardiaco grave para algunas personas

Pero se necesitan más estudios para determinar qué estrategias podrían reducir esos riesgos

LUNES, 31 de agosto de 2015 (HealthDay News) -- El inicio del clima frío supone claramente una decepción para los amantes de la playa, pero dos estudios recientes sugieren que quizá de verdad plantee un riesgo para la salud de algunas personas.

Una investigación, realizada en Taiwán, ha identificado un vínculo entre el clima frío y un riesgo más alto de accidente cerebrovascular (ACV) para los pacientes con fibrilación auricular, un problema habitual en el que el corazón late de forma irregular.

Los hallazgos se basan en comparaciones de los registros de temperatura diaria en 6 regiones de Taiwán entre 2000 y 2011 y la incidencia del ACV isquémico entre casi 290,000 pacientes. El ACV isquémico, el tipo más habitual, se produce cuando el flujo sanguíneo que va hacia el cerebro queda interrumpido.

"Nuestro estudio muestra una asociación clara entre la temperatura y el riesgo de ACV isquémico en pacientes con fibrilación auricular", dijo el Dr. Tze-Fan Chao en un comunicado de prensa de la Sociedad Europea de Cardiología (European Society of Cardiology). Chao trabaja como cardiólogo en el Hospital General de Veteranos de Taipéi y la Universidad Nacional Yang-Ming, en Taiwán.

La preocupación que hay es que el clima frío podría provocar la formación de coágulos sanguíneos en la aurícula izquierda del corazón, de tal modo que el riesgo de sufrir un ACV aumente para estos pacientes.

El análisis reveló el riesgo de ACV aumentó un 10 por ciento en primavera y casi un 20 por ciento en invierno, en comparación con el riesgo en verano.

Pero el estudio no demostró que el clima frío provoque que el riesgo de ACV aumente.

Un segundo estudio, realizado en Canadá, halló que el clima frío aumentó el riesgo de sufrir el tipo de ataque cardiaco más grave.

La investigación, dirigida por investigadores de la Universidad de Manitoba, en Winnipeg, halló que cada reducción de 20 grados Fahrenheit (6.6 grados Celsius) de la temperatura, el riesgo de sufrir un tipo de ataque cardiaco muy grave llamado infarto de miocardio con elevación del ST (IMEST) aumentaba en un 7 por ciento.

"Demostramos que hay una clara relación entre la temperatura diaria y el riesgo de IMEST", dijo en un comunicado de prensa de la universidad la autora del estudio, la Dra. Shuangbo Liu, residente de cardiología para adultos. Pero el estudio no demostró que el descenso en la temperatura provocara que el aumento del riesgo de ataque cardiaco.

Los ataques cardiacos IMEST, indicaron los autores del estudio, normalmente se producen a partir de la ruptura de la placa en las arterias coronarias. De entre todos los tipos de ataques cardiacos, suponen el riesgo más alto de muerte.

"La temperatura diaria puede predecir el riesgo de IMEST uno o dos días antes de que se produzca", comentó Liu. "Estos hallazgos crean una oportunidad para que los futuros estudios examinen si hay estrategias de tratamiento que puedan moderar los efectos del clima en el riesgo de los ataques cardiacos".

Liu y Chao presentaron sus respectivos hallazgos el sábado en la reunión anual de la Sociedad Europea de Cardiología, en Londres. Los estudios presentados en reuniones médicas por lo general se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre el riesgo de IMEST, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

Para más información sobre la fibrilación auricular, visite la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?