SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El aumento de peso reduce la calidad de vida de los estadounidenses

Por Ellin Holohan, Reportera de Healthday -

Un estudio muestra que los 'días de salud por año' perdidos debido al sobrepeso se han duplicado desde 1993

MARTES, 3 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- Mientras el peso promedio de los estadounidenses aumenta, su calidad de vida se reduce, según una investigación reciente.

El estudio nacional encontró que el número de días de salud por año que los estadounidenses pierden debido a la obesidad se ha más que duplicado durante las últimas dos décadas, de 7.5 en 1993 a 17 en 2008.

Los investigadores calcularon la cantidad de tiempo de salud perdido, además de anotar tendencias a una mayor obesidad en todo el país, en todos los grupos raciales y étnicos, tanto entre hombres como entre mujeres, y en todos los estados.

Aunque los hallazgos respaldan una tendencia general, algunos grupos fueron afectados con mayor gravedad. La obesidad ha provocado que las mujeres negras pierdan la mayor cantidad de tiempo que pasan con buena salud (más de 24 días de salud menos al año). Esa cifra es 31 por ciento más alta que para los hombres negros, que perdieron la segunda mayor cantidad de tiempo de salud debido a ser obesos y 50 por ciento superior a la de los blancos.

La mayoría de días de salud perdidos de las mujeres se debieron a enfermedad, mientras que la mayor parte de la pérdida de los hombres se debió a muerte precoz, según encontró el estudio.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., 39 por ciento de las mujeres negras, y 31 por ciento de los hombres negros, son ahora obesos. Los hispanos, con un índice de obesidad de 29 por ciento, tienden a ser ligeramente más obesos que los blancos, con un 24 por ciento, según los CDC. Pero la cantidad de tiempo de salud perdido fue casi igual para ambos grupos en el estudio.

Los hallazgos respaldan la idea de que la obesidad podría devastar los avances recientes en salud pública, señaló una investigadora.

"Los avances que se han hecho sobre la carga en nuestro sistema de salud mediante las reducciones en el tabaquismo podrían ser erosionados por el avance de la obesidad si no contamos con muchas intervenciones", advirtió la Dra. Erica I. Lubetkin, coautora del estudio, que aparece en la edición de septiembre de la revista American Journal of Preventive Medicine.

En el informe, los investigadores evaluaron datos de unos 3.5 millones de estadounidenses a quienes los CDC dieron seguimiento de 1993 a 2008, mostrando que la obesidad casi se duplicó, al pasar de 14 a 27 por ciento de la población adulta en ese periodo.

Entonces, los autores del estudio usaron datos de autoinformes sobre la salud y la actividad diaria para calcular el número de días por año que los estadounidenses perdían debido a la mala salud, y añadieron esto a los datos de los CDC. Combinaron los datos para calcular, por primera vez, una estimación única del total de tiempo de salud perdido debido a la obesidad, aseguró Lubetkin, profesora médica asociada del departamento de salud comunitaria y medicina social del City College de Nueva York.

Entre las enfermedades asociadas con la obesidad se encuentran la enfermedad cardiaca, la diabetes, varios cánceres, la osteoartritis, la hipertensión y la depresión, señaló Lubetkin.

Connie Diekman, directora de nutrición universitaria de la Universidad de Washington en San Luis, dijo que el estudio aclara que la tendencia tendrá un efecto profundo sobre la sociedad y el sistema de atención de salud, si nada cambia.

Más personas trabajarán menos años y necesitarán más respaldo social, plantea Diekman, y los centros públicos tendrán que ser rediseñados para acomodar a gente más gorda con más problemas de salud que no podrán caminar ni subir escaleras con facilidad.

"Ha habido cierta tendencia a decir que no es problema mío, sino de otro, o de tal raza, mientras que este estudio apunta a que el impacto será para todos, porque cruza toda barrera", advirtió Diekman.

"Hace mucho sabemos que ciertos segmentos de la población sufren más obesidad que otros, y sabemos que el impacto es que provoca más problemas de salud", apuntó Diekman, y dijo que la obesidad afecta la capacidad de llevar una vida normal. Todo el mundo sentirá la carga económica, advirtió.

Lubetkin señaló que se necesitan intervenciones inmensas, similares a las usadas para luchar contra el tabaco.

"Sacar la comida chatarra de las escuelas, tener más receso y gimnasio, disuadir del uso de televisión y computadoras" sería un buen punto de inicio, aseguró. Un mayor énfasis en la consejería, junto con obligar a las aseguradoras a cubrir la prevención, también ayudaría de forma significativa, planteó.

Diekman considera que la mayoría de estadounidenses aún no saben cómo llevar una dieta sana.

"[La nutrición] antes era parte de la educación básica", recordó. "Tantas escuelas la dejaron de lado, junto con la actividad física, para enfatizar las ciencias y las matemáticas, cosas que son importantes, pero si no estamos sanos y no podemos utilizar dichas habilidades por largo tiempo, ¿de qué sirve?".

Más información

Para más información sobre cómo luchar contra la obesidad, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?