SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El abuso infantil podría acortar la vida de algunas mujeres

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -
El abuso infantil podría acortar la vida de algunas mujeres

El estrés extremo podría afectar al modo en que funcionan las células del cuerpo

MIÉRCOLES, 17 de agosto de 2016 (HealthDay News) -- Las mujeres que sufrieron abusos físicos o emocionales en la infancia con frecuencia fallecen a una edad más temprana que otras mujeres, según un estudio reciente.

Los investigadores hallaron que entre casi 6,300 estadounidenses de mediana edad, las mujeres supervivientes de abuso infantil tenían más probabilidades de fallecer a lo largo de los siguientes 20 años, frente a otras mujeres.

Y cuanto peor era el abuso, mayor parecía ser el impacto en la esperanza de vida de una mujer. Las que dijeron que habían sufrido varios abusos físicos tenían un 58 por ciento más de probabilidades de morir durante el periodo de estudio que las que no tenían antecedentes de abuso en la infancia.

Los expertos afirman que los hallazgos, publicados en línea el 17 de agosto en la revista JAMA Psychiatry, hacen hincapié en los efectos duraderos y extensivos del abuso infantil.

Las investigaciones previas ya habían mostrado que los supervivientes al abuso están riesgo de tener una salud física y mental peor en la adultez.

"Ahora sabemos que el abuso infantil también está asociado con la mortalidad en un momento posterior de la vida. Es triste", dijo Idan Shalev, profesor asistente en Universidad Estatal de Pensilvania, en University Park, Pensilvania. Shalev fue el coautor de un editorial publicado en el estudio.

Aunque el estudio encontró una asociación entre el abuso en la niñez y una esperanza de vida más corta para las mujeres, es importante anotar que no se diseñó para probar de forma definitiva que hubiera una relación causal.

Aun así, Shalev, que hace investigaciones sobre los efectos biológicos del estrés en los primeros años de vida, tenía al menos una teoría por la que el abuso podría sentar las bases de una muerte prematura.

La adversidad en la niñez temprana podría dejar una "huella" biológica que afecte al modo en que funcionan las células del cuerpo a lo largo de la vida, sugirió.

Edith Chen, investigadora principal del estudio, también apuntó a esa posibilidad.

"La idea es que el estrés que se produce durante los periodos sensibles (como en la niñez temprana) podría programar los sistemas biológicos de tal modo que ponga a [las personas] en riesgo de sufrir problemas de salud en un momento posterior de su vida", dijo Chen, profesora en la Universidad de Northwestern en Evanston, Illinois.

Este estudio no puede responder a las preguntas de "por qué", según Chen. Pero sí muestra que el abuso en la infancia está asociado con la mortalidad décadas después, dijo.

Los hallazgos se basan en casi 6,300 adultos estadounidenses. Los voluntarios del estudio tenían una edad promedio de 47 años cuando empezó el estudio en los años 90. A lo largo de los siguientes 20 años, fallecieron un poco menos de 1,100 participantes.

Con respecto a las mujeres, las que dijeron que "a veces" o "con frecuencia" sufrieron abusos emocionales cuando eran niñas tenían un 22 por ciento más de probabilidades de morir durante el periodo de estudio que las mujeres sin antecedentes de abuso infantil.

De forma parecida, las mujeres que había sufrido abusos físicos en la niñez tenían entre un 30 y un 58 por ciento más probabilidades de fallecer, en función de la gravedad del abuso, mostró el estudio.

El equipo de Chen buscó varias explicaciones posibles, incluyendo el nivel educativo y la raza de las participantes del estudio, y si fumaban, bebían mucho alcohol o tenían enfermedades cardiacas, cáncer o depresión mayor.

Ninguno de estos factores explicó completamente el vínculo entre el abuso infantil y la esperanza de vida más corta de las mujeres.

"Entonces, ¿qué es lo que sucede?", dijo Shalev. No hay respuestas definitivas, comentó, pero otras investigaciones han sugerido que el estrés severo sufrido en la niñez puede acabar "incrustado" en el cuerpo, a nivel molecular.

Es posible, según Shalev, que el abuso infantil provoque cambios duraderos en el modo en que se expresan los genes, lo que puede tener consecuencias para la salud a largo plazo.

Pero un hallazgo del estudio fue desconcertante: los hombres que habían sufrido abusos en la niñez no tenían una mortalidad más alta que otros hombres.

"No podemos decir por qué a partir de los datos", dijo Chen. "Pero especulamos con que podría estar relacionado con las diferencias en el modo en que los hombres y las mujeres afrontan el estrés, o las diferencias en [sus] respuestas biológicas al estrés".

Pero los hallazgos no significan que solamente las mujeres sufran consecuencias duraderas. Otros estudios han hallado que los hombres supervivientes tenían un riesgo más alto de sufrir problemas de salud en la adultez, según Shalev.

"Sabemos que tanto los hombres como las mujeres sufren efectos a largo plazo", dijo.

Eso no es cierto para todos supervivientes del abuso en la niñez, por supuesto, indicó Shalev. Y la cuestión no es "alarmar" a las personas con antecedentes de abuso, añadió.

En lugar de eso, dijo Shalev, deberían ser conscientes de los posibles riesgos a largo plazo, porque pueden hacer algo al respecto, como comer bien, hacer ejercicio e ir al médico para hacerse las pruebas de salud rutinarias.

"Un estilo de vida saludable puede ayudar a mitigar los efectos", afirmó Shalev.

Un estimado de 702,000 niños estadounidenses sufrieron alguna forma de abuso o negligencia en 2014, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"El maltrato infantil es un problema común", dijo Shalev. "Y sus efectos no 'desaparecen' sin más después de la niñez".

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. tiene más información sobre el abuso y la negligencia infantiles.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?