SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El índice de partos de adolescentes alcanzó un punto bajo sin precedentes en 2009, según anuncian los CDC

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
El índice de partos de adolescentes alcanzó un punto bajo sin precedentes en 2009, según anuncian los CDC

Un experto sugiere que probablemente se deba al incremento en el uso de los anticonceptivos y a formas 'alternativas' de actividad sexual

MARTES, 21 de diciembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los partos de adolescentes en los EE. UU. alcanzaron un nivel bajo sin precedentes en 2009. Funcionarios estadounidenses informaron el martes que estos partos cayeron seis por ciento frente al año anterior al nivel más bajo observado en casi siete décadas.

El índice de partos entre el grupo de edad de 15 a 19 años se redujo durante 16 de los últimos 18 años en 39.1 nacimientos por mil adolescentes en 2009, según un informe recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

"Uno de los aspectos más destacados de la reducción continuada de los partos de adolescentes a niveles bajos sin precedentes", señaló Brady Hamilton, coautor del informe y estadista del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC.

La reducción en los embarazos de adolescentes se debe en gran parte a una disminución en las relaciones sexuales vaginales, aseguró el Dr. Lawrence B. Friedman, profesor de pediatría y director de la división de medicina adolescente de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami.

"Eso no significa que haya reducciones en la actividad sexual, simplemente otras maneras de intimar que los adolescentes están descubriendo o redescubriendo", dijo. "También se ha incrementado el uso de métodos anticonceptivos efectivos".

Los nacimientos totales se redujeron por segundo año consecutivo al pasar de 4,247,694 en 2008 a 4,131,019 en 2009. La información preliminar de este año indica que la tendencia continúa.

Los CDC se muestran reacios a sugerir causas para sus hallazgos, aunque Hamilton aseguró que la mala situación económica podría ser en parte responsable de la reducción en los índices de nacimientos. También el hecho de que más mujeres están esperando más tiempo para tener hijos se refleja en la reducción en los índices de nacimientos, dijo.

Factores como la educación y la ocupación elegida explican algunos de los retrasos en los partos, según Hamilton. "Además, la tecnología le ha permitido a las mujeres dar a luz años después en su vida", dijo.

Otro experto está de acuerdo con el análisis de Hamilton.

"Ahora la gente tiene hijos a una edad tardía", aseguró el Dr. Leo Twiggs, presidente de ginecoobstetricia de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami. "Además, el índice de nacimientos también se está reduciendo debido a la depresión económica".

El informe, del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC, se basa en datos sobre más del 99 por ciento de los registros de nacimientos de los cincuenta estados y el Distrito de Columbia, aseguró Hamilton.

Ente otros puntos destacados del informe se encuentran los siguientes:

  • El índice de fertilidad se redujo por segundo año consecutivo y pasó de 68.6 nacimientos por mil mujeres en 2008 a 66.7 en 2009.
  • La proporción de nacimientos entre mujeres solteras aumentó a 41 por ciento de todos los nacimientos de 40.6 por ciento en 2008, pero la cantidad total de nacimientos entre mujeres solteras cayó por primera vez desde 1997.
  • El índice de nacimientos para las mujeres al principio de la veintena cayó en siete por ciento el año pasado, la reducción más marcada desde 1973. La reducción también se notó entre mujeres al final de la veintena y en la treintena.
  • El índice de nacimientos para las mujeres al principio de la cuarentena aumentó.
  • Los nacimientos prematuros se redujeron por tercer año consecutivo a menos de 12.2 por ciento.
  • Los partos por cesárea aumentaron a un índice sin precedentes de 32.9 por ciento en 2009, cuando fueron de 32.3 el año anterior.
  • La tasa de nacimientos con bajo peso permaneció casi igual en menos de 8.2 por ciento en 2009, una cifra ligeramente inferior al índice récord de 8.3 en 2006.

Joyce A. Martin, epidemióloga del Centro Nacional de Estadísticas de Salud y coautora del informe, aseguró que la reducción en los nacimientos prematuros resulta alentadora.

"Se trata del tercer año consecutivo en el que vemos una reducción, y es bastante sustancial", aseguró Martin.

Sin embargo, el aumento en los partos por cesárea es "decepcionante", dijo, y anotó que los datos no distinguen entre la primera cesárea y las subsiguientes.

"Son tantas las mujeres que se someten a cesárea, así que una vez que se somete a una, es muy probable que su siguiente parto también sea a través de este procedimiento", dijo. "No está claro a partir de estos datos si se ha producido una moderación, estabilización o reducción en la primera cesárea, cosa que resultaría bastante alentadora, pero no contamos con esa información".

Las razones para el aumento en los partos por cesárea incluyen la comodidad, pues muchas mujeres solicitan las cesáreas, aseguró el Dr. Salih Y. Yasin, vicepresidente de ginecoobstetricia de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami.

Además, muchos partos normales, que antes se hacían por la vagina, ahora se hacen por cesárea.

"Ahora, a menos que las condiciones sean ideales, muchos de esos bebés nacen por cesárea", dijo. Además, las mujeres mayores y las que se someten a fertilización in vitro tienen menor tolerancia al parto vaginal y, por consiguiente, tienen más probabilidades de someterse a un parto por cesárea.

También está el asunto de la responsabilidad legal, dijo, "por lo que los hospitales se han alejado de permitirles a las mujeres tener partos vaginales".

Más información

Para más información sobre los índices de nacimientos, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?