Comentarios

Nueva forma de frenar el autismo

Publicado - Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday

0 Comentarios | Tamaño del texto:
Pero el hallazgo del estudio es preliminar y no prueba que el nutriente prevenga el trastorno Crédito: HD

MARTES, 12 de febrero (HealthDay News) -- Un estudio reciente sugiere que las mujeres que comienzan a tomar complementos de ácido fólico antes o a principios del embarazo podrían reducir el riesgo de su hijo de desarrollar autismo.

"El estudio no prueba que los complementos de ácido fólico puedan prevenir el autismo infantil. Pero sí provee una indicación de que el ácido fólico podría resultar preventivo", señaló el autor líder del estudio, el Dr. Pal Suren, de la división de epidemiología del Instituto Noruego de Salud Pública, en Oslo.

"Los hallazgos también proveyeron un motivo para que haya más investigaciones sobre las causas posibles, además de investigaciones sobre si el ácido fólico se asocia con una reducción en el riesgo de otros trastornos cerebrales en los niños", apuntó.

Ya se sabe que tomar complementos de ácido fólico durante el embarazo previene defectos de nacimientos como la espina bífida, que afecta a la espina dorsal, y la anencefalia, que hace que falte una parte del cerebro.

Alycia Halladay, directora principal de ciencias ambientales y clínicas de Autism Speaks, dijo que "los padres siempre se preguntan qué pueden hacer para reducir el riesgo [de autismo], y esto [el ácido fólico] es un artículo muy barato que las madres pueden tomar tanto antes como muy a principio del embarazo".

En cuanto a por qué el ácido fólico podría resultar beneficioso, Halladay especuló que quizás el nutriente reduzca un riesgo genético de autismo o fomente otros procesos durante el embarazo que resultan protectores.

Otro experto, el Dr. Roberto Tuchman, director del Programa de Autismo y Desarrollo Neural del Centro Dan Marino del Hospital Pediátrico de Miami, dijo que "este estudio sugiere que en algunos niños, los trastornos del espectro autista podrían ser prevenibles. Como profesional clínico que trabaja con los trastornos del espectro autista, es emocionante que podamos observar factores potencialmente prevenibles en el autismo. Es realmente alentador".

Aún así, Tuchman advirtió que los hallazgos del estudio son muy preliminares, y que no es posible decir qué trastornos del espectro autista podría prevenir el ácido fólico, si es que previene alguno.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 13 de febrero de la revista Journal of the American Medical Association.

Para ver si el ácido fólico podría proteger a los niños del autismo, el equipo de Suren recolectó datos sobre más de 85,000 niños nacidos en Noruega de 2002 a 2008.

Durante un seguimiento promedio de seis años, 270 niños fueron diagnosticados con trastornos del espectro autista, 114 con autismo, 56 con síndrome de Asperger y 100 con un trastorno autista no especificado.

Entre las madres que tomaron complementos de ácido fólico, el 0.10 por ciento de los niños fueron diagnosticados con autismo, en comparación con el 0.21 por ciento de los niños cuyas madres no tomaron ácido fólico. Eso equivale a una reducción del 39 por ciento en el riesgo del trastorno del desarrollo neural, señaló Suren.

Las mujeres que tomaron los complementos eran más propensas a tener un mejor nivel educativo y a haber planificado su embarazo. También eran más propensas a ser delgadas y a no fumar. La mayoría eran madres primerizas, añadieron los investigadores.

El grupo de Suren no halló una conexión entre el ácido fólico y el síndrome de Asperger ni un trastorno autista no especificado. "En cuanto al síndrome de Asperger, el número de niños fue demasiado bajo para obtener suficiente potencia estadística en los análisis", explicó Suren.

El efecto protector del ácido fólico parece funcionar incluso si no se toma hasta principios del embarazo. No se observó una protección a partir del ácido fólico si se tomaba a mediados del embarazo, anotaron los investigadores.

"Los resultados respaldan las recomendaciones actuales de tomar complementos de ácido fólico durante el embarazo, y enfatizan la importancia de comenzar pronto, preferiblemente antes de la concepción", señaló Suren.

Halladay dijo que el hallazgo del estudio confirma los resultados de otro estudio que mostró que el ácido fólico podría reducir el riesgo de autismo. "Los beneficios de la atención prenatal, lo que incluye tomar vitaminas, han sido bien documentados para cosas como los defectos congénitos e incluso los retrasos en el habla", apuntó.

No se sabe si complementar con ácido fólico haría una diferencia en el creciente número de niños diagnosticados con un trastorno del espectro autista. Se estima que uno de cada 88 niños de EE. UU. ha sido diagnosticado con alguna forma de trastorno del espectro autista, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

En Estados Unidos y otros países, muchos alimentos, como los panes y la pasta, se fortifican con ácido fólico para ayudar a prevenir los defectos congénitos. Pero todavía no está claro cuánto ácido fólico podría proteger del autismo, así que una mujer debe discutir sus opciones con el médico, aconsejó Halladay.

Más información

Para más información sobre el autismo, visite el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Compartir e Imprimir:

Comparte tu opinión

Ingresar o Ingresar con Facebook
En favor
En contra
Por favor, escribe un comentario!
Este comentario ha sido reportado
Publicado
Responder
Reportar

Comentarios

Mostrando 0 - 0 de 0

Siguiente Anterior
Cerrar

Publicidad

http://s3.hdstatic.net/gridfs/holadoctor/