SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Dar un antídoto para la sobredosis a los que usan analgésicos potentes podría salvar vidas

Por Randy Dotinga, Reportero de HealthDay -
Dar un antídoto para la sobredosis a los que usan analgésicos potentes podría salvar vidas

Un hallazgo respalda las recetas de naloxona para los pacientes que toman opiáceos para el dolor crónico

LUNES, 27 de junio de 2016 (HealthDay News) -- Al poco tiempo de la muerte del músico Prince por una sobredosis de analgésicos, un nuevo estudio sugiere que algunos fallecimientos relacionados con los opiáceos podrían prevenirse si se recetara de forma rutinaria un antídoto a ciertos pacientes que toman esos medicamentos.

Los investigadores hallaron que los que recibieron las recetas del antídoto naloxona (Evzio) tenían menos probabilidades de regresar a la atención de emergencias por el uso del analgésico.

"El estudio debería animar a los médicos de atención primaria a recetar naloxona a los pacientes que estén en tratamiento crónico de opiáceos", dijo el Dr. Alexander Walley, especialista en adicciones y profesor asistente de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston. Walley no participó en el estudio.

Según un informe federal publicado a principios de este mes, se estima que 2 millones de personas en Estados Unidos eran adictas a los analgésicos de opiáceos recetados, como OxyContin y Vicodin, en 2012-2013. El uso inadecuado de los medicamentos aumentó exponencialmente en los últimos 10 años, según un estudio estadounidense, y las autoridades locales están observando unas cifras altas de muertes por sobredosis.

El nuevo estudio examinó el uso de naloxona, un medicamento que se usa para revertir los efectos de los analgésicos opiáceos.

El autor del estudio, el Dr. Phillip Coffin, director de Investigación sobre el Uso de Sustancias del Departamento de Salud Pública de San Francisco, dijo que "desde mediados de los 90, los programas han estado proporcionando naloxona directamente a las personas que usan drogas [ilegales], ya que son las personas con más probabilidades de estar presentes cuando se produce una sobredosis". Estos programas han tenido un impacto "notable" en las tasas de muerte por sobredosis y son rentables, añadió.

En el nuevo estudio, los investigadores examinaron lo que había ocurrido después de que se recetara naloxona a un 38 por ciento de casi 2,000 pacientes que tomaban analgésicos opiáceos en clínicas de San Francisco. Todos los pacientes tomaban el opiáceo para el dolor crónico, como, por ejemplo, para el dolor relacionado con el cáncer, dijo Coffin.

La idea era que estos pacientes tuvieran el antídoto a mano por si sufrían una sobredosis. Los "kits de rescate" requieren de un testigo que reaccione y administre el fármaco a la persona con la sobredosis, señaló Walley.

"La naloxona bloquea los efectos de los opiáceos y hará que una persona que esté en sobredosis pueda volver a respirar y se despierte", explicó. "No tiene efectos sobre las personas que no están usando los opiáceos y por tanto es muy segura".

Los investigadores hallaron que los que recibieron las recetas de naloxona tuvieron un 47 por ciento menos visitas a emergencias relacionadas con los opiáceos al mes durante los siguientes 6 meses, y un 63 por ciento menos en un año, en comparación con los pacientes que tomaban opiáceos que no recibieron la naloxona.

Pero solo aproximadamente el 12 por ciento de todos los pacientes acudieron a emergencias por problemas relacionados con los opiáceos durante el periodo de estudio. En general, los hallazgos sugirieron que las recetas de naloxona para 30 pacientes se traducirían en una visita menos a emergencias, señaló Coffin.

En un estudio relacionado, comentó Coffin, los investigadores hallaron que el antídoto salvó a un 5 por ciento de un grupo de pacientes seleccionados al azar.

En cuanto al costo, Coffin dijo que las compañías aseguradoras generalmente pagaban el antídoto sin dificultades. El precio de venta del medicamento está entre los 15 y los 30 dólares por dosis, dijo.

Pero si estos pacientes están en riesgo de sobredosis, ¿deberían no tomar opiáceos en absoluto?

Algunos pacientes requieren de un tratamiento con opiáceos para el dolor a pesar de estar en riesgo de sobredosis, explicó Coffin, y algunos están en riesgo de sobredosis porque hay "una línea muy fina" entre tomar suficiente y tomar demasiado.

Walley alabó el estudio y afirmó que no ve ningún inconveniente en ofrecer el antídoto de la sobredosis.

"Los amigos y los familiares de las personas que estén en riesgo de sobredosis también deberían incluirse en los esfuerzos por implementar la educación sobre la prevención de las sobredosis y los kits de rescate de naloxona", dijo Walley. Y el entrenamiento de emergencias para los primeros auxilios y la RCP deberían incluir la educación sobre cómo usar los kits de rescate, comentó.

Coffin dijo que tener el antídoto a mano es especialmente importante para ciertos pacientes que toman analgésicos.

"Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) [de EE. UU.] recomiendan ahora que se ofrezca la naloxona a los pacientes que siguen un tratamiento de opiáceos a largo plazo y que toman más de 50 miligramos de equivalentes a morfina al día, que tienen antecedentes de sobredosis o trastorno por uso de sustancias, o que también están tomando medicamentos como las benzodiacepinas [una clase de tranquilizantes]", dijo.

Coffin anima a que se tomen medidas más allá de estas recomendaciones: "Incluso para los pacientes que no tengan probabilidades de sobredosis, podría ser importante tener naloxona en casa por si se produce una exposición accidental o un desvío involuntario de los medicamentos", dijo.

El estudio aparece en la edición del 16 de agosto de la revista Annals of Internal Medicine.

Más información

Para más información sobre la adicción a los opiáceos, visite el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?