Publicidad

Editar mi perfil

¿Somos adictos a las vitaminas?

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -

Según un importante estudio reciente, el uso de complementos es casi siempre por decisión personal, y no por recomendación de un médico.

Millones de estadounidenses toman multivitamínicos y otros complementos, pero falta evidencia científica convincente sobre sus reales beneficios para la salud, señalan los expertos. Ahora, un nuevo estudio publicado el 4 de febrero en la revista JAMA Internal Medicine investiga qué lleva a las personas a consumir complementos nutricionales.

"La mayoría de personas usaban complementos porque creían que mejorarían su salud, pero en realidad no sabemos si es verdad", señaló la autora líder del estudio Regan Bailey, epidemióloga nutricional de la Oficina de Complementos Dietéticos de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. "Además, la mayor parte del uso de complementos en EE. UU. se basa en una elección personal, no en una recomendación de un profesional de la atención de salud", añadió.

Casi la mitad de los adultos de EE. UU. usan complementos dietéticos, anotó Bailey, que constituyen un negocio de 30 mil millones de dólares al año. "Las personas tienen creencias firmes sobre estos productos, y no sé de dónde sacan la información", apuntó. "No son los médicos. La mayor parte de los datos científicos disponibles no respaldan el rol de los complementos dietéticos para mejorar la salud ni para prevenir la enfermedad".

Otra experta señaló que los complementos pueden resultar caros. "Un multivitamínico podría costar 20 dólares al mes. ¿Por qué no gastar ese dinero en más productos agrícolas frescos?", planteó Marian Neuhouser, del programa de prevención del cáncer del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle. "Si alguien hace una dieta sana con bastantes frutas, verduras y granos integrales, o sea una variedad amplia de alimentos, seguro recibe toda la nutrición que necesita".

Para examinar por qué los estadounidenses toman multivitamínicos, el equipo de Bailey recolectó datos sobre casi 12,000 adultos. Hallaron que el 45 % de los que tomaban un multivitamínico lo hacían porque creían que mejoraría su salud, y el 33 % lo hacía porque creía que conservaría su salud. Apenas el 23 % dijo que su decisión se basaba en la recomendación del médico.

Cuando recomiendan complementos, los médicos son más propensos a recomendar el calcio para la salud ósea (el 24 %) o para mejorar la salud en general (el 18 %), o el aceite de pescado para la salud cardiaca (el 12 %), o para complementar la dieta (el 11 %), señaló Bailey. El experto aclara que es difícil decir si las vitaminas en realidad mejoran la salud, ya que los adultos que usan complementos dietéticos “tienden a reportar unos estilos de vida más sanos. Reportan una mejor salud en general, más ejercicio, un consumo moderado de alcohol y es más probable que [nunca hayan fumado] o que sean ex fumadores".

Existe un rol claro para algunos complementos dietéticos, como el ácido fólico para la reducción del riesgo de los defectos congénitos. El calcio y la vitamina D tienen un importante rol en la salud de los huesos, señaló Bailey.

Duffy MacKay, vocero de la industria de los complementos, dijo que tomar un multivitamínico y otros complementos es parte de un estilo de vida saludable. "Las personas que toman un multivitamínico en combinación con una dieta sana, que hacen ejercicio con regularidad y que practican la gestión del estrés son personas que viven unas vidas largas y prósperas", aseguró MacKay, vicepresidente de asuntos científicos y regulatorios del Consejo para una Nutrición Responsable (Council for Responsible Nutrition).

Dos estudios recientes publicados por la revista Journal of the American Medical Association,  resaltan el debate en curso sobre el valor de los multivitamínicos. Uno halló que no ayudan a evitar las enfermedades cardiacas, los ataques cardiacos ni los accidentes cerebrovasculares. Pero el otro estudio, del 17 de octubre, halló que los hombres que toman multivitamínicos todos los días durante varios años podrían reducir su riesgo de cáncer en un pequeño porcentaje.

Samantha Heller, coordinadora de nutrición clínica del Centro de Atención del Cáncer del Hospital Griffin en Derby, Connecticut, opina que aunque los complementos de vitaminas y minerales podrían resultar beneficiosos en ciertos casos, no pueden sustituir el consumo de una variedad de alimentos saludables todos los días. "Me gustaría que una parte de los 30 mil millones de dólares que se gastan en complementos dietéticos se gastaran en alimentos saludables y membresías en los gimnasios", planteó Heller.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo