SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los deportes de verano, un riesgo para los hombros

Por HealthDay/HolaDoctor -
Los deportes de verano, un riesgo para los hombros
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

El golf, la natación y el vóleibol pueden ser particularmente difíciles para la espalda superior y los hombros.

Millones de estadounidenses disfrutan de los deportes de verano, pero nadie disfruta de tener que ir a la sala de emergencias cuando su forma preferida de ejercicio conduce a un grave dolor de hombros.

Pero unos médicos especializados en la salud de las articulaciones y en la medicina del deporte tienen algunas sugerencias sobre cómo puede tomar medidas para evitar ese tipo de lesión.

"Deportes como la natación, el golf y el vóleibol requieren un movimiento repetitivo por encima de la cabeza. Con frecuencia los músculos del manguito rotador son objeto de lesiones, y se pueden irritar o fatigar con el uso excesivo", comentó la Dra. Vani Sabesan, cirujana ortopédica y vocera de la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons, AAOS).

Es importante practicar técnicas seguras en cada deporte para protegerse de las lesiones, y tomar periodos de descanso de vez en cuando, apuntó Sabesan en un comunicado de prensa de la academia.

La AAOS y la Sociedad Americana de Ortopedia para Medicina Deportiva (American Orthopaedic Society of Sports Medicine) ofrecen los siguientes consejos para prevenir las lesiones de hombros en el golf, la natación y el vóleibol:

  • Golf: Antes de una ronda, realice ejercicios sencillos de estiramiento y enfóquese en los hombros, la espalda y las piernas. Tire un cubo de bolas en el campo de práctica antes de ir al campo, para ayudarle a calentarse.
  • Natación: Un programa general de ejercicio que fortalezca los músculos que rodean al hombro y a la espalda superior es la mejor forma de prevenir las lesiones de hombros al nadar. Antes de tirarse a la piscina, haga un calentamiento con saltos en tijera, la bicicleta estacionaria o correr/caminar en el sitio durante cinco a diez minutos. Luego, estire lenta y suavemente los hombros y los brazos, y sostenga cada estiramiento durante 30 segundos.
  • Vóleibol: El ejercicio regular que fortalece los músculos y tendones de los hombros ayuda a estabilizar las articulaciones de los hombros, y previenen lesiones cuando se juga al vóleibol. Si sufre dolor, inflamación, una reducción en el rango de movimiento la fuerza, deje de jugar y solicite una evaluación a un especialista en medicina del deporte.

En 2012, más de 15 millones de visitas a los consultorios médicos de EE. UU. se relacionaron con problemas de los hombros, como dolor, incomodidad, espasmos, rigidez y movimiento limitado, señaló la AAOS.

Y según la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor, entre las personas tratadas en las salas de emergencias y los consultorios médicos de EE. UU. en 2015, más de 131,000 fueron atendidas por lesiones relacionadas con el golf, más de 265,000 fueron atendidas por lesiones relacionadas con la natación, y un estimado de 183,000 fueron atendidas por lesiones relacionadas con el vóleibol.

Más información

La Sociedad Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre los problemas de los hombros.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?