SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Consejos para volver a la escuela con unos dientes sanos

Consejos para volver a la escuela con unos dientes sanos

La higiene dental, una buena dieta y las revisiones regulares garantizan unos dientes blancos, señala una experta

DOMINGO, 23 de agosto de 2015 (HealthDay News) -- El inicio del año escolar es por lo general una gran transición, a medida que las relajadas mañanas veraniegas son rápidamente cambiadas por carreras locas a la parada del autobús.

Pero una experta en odontología pediátrica advierte que los dientes de los niños no deben descuidarse en el proceso.

"En el ajetreo de la vuelta a la escuela, con frecuencia el cuidado de los dientes se descuida", dijo Gretchen Henson, directora del programa de educación avanzada en odontología pediátrica del departamento de medicina dental del Centro Médico Interconfesional de Brooklyn, en Nueva York, en un comunicado de prensa del hospital.

"El cuidado dental es esencial, pero durante las ocupadas mañanas escolares, a veces a los niños se les olvida cepillárselos. Los niños deben ir al dentista dos veces al año, pero unos cuidados adecuados en casa, unas dietas sanas y la prevención de los traumatismos pueden garantizar que los dientes de los niños permanezcan sanos al volver a la escuela", añadió Henson.

Hay algunas medidas que los niños y los padres pueden tomar para garantizar que sus dientes permanezcan sanos y libres de caries:

  • Cepillarse antes del desayuno. En la mayoría de las mañanas escolares hay poco tiempo que perder. Algunos niños desayunan de camino a la escuela. No es necesario esperar hasta después del desayuno para cepillarse. Esto ayudará a garantizar que los niños se cepillen los dientes antes de dirigirse a la escuela. "La meta es evitar que el pH de la boca baje a niveles no seguros, dado que las caries se forman en un ambiente ácido", comentó Henson. "Los estudios muestran que si nos cepillamos antes de comer, el pH de la boca no bajará lo suficiente como para que se formen caries".
  • No controle de forma excesiva. Algunos padres les dicen a sus hijos que no se cepillen los dientes hasta que les hayan cepillado el pelo. Permita a sus hijos cepillarse los dientes mientras les arregla el pelo, de forma que no se desperdicie el tiempo y los dientes estén limpios.
  • Tenga en cuenta la dieta. Las comidas escolares podrían contener alimentos procesados y azucarados. Los padres que empacan el almuerzo para sus hijos se deben enfocar en incluir artículos perecederos, como frutas y verduras, que ofrezcan a sus hijos alternativas saludables.
  • No se lo piense demasiado. Un poco de variedad no está mal, pero dar a los niños el mismo almuerzo todos los días no hace daño si conlleva que sea más saludable. Por ejemplo, frutas y verduras cortadas, y añadir humus y pan de pita es saludable y cómodo.
  • Tenga en cuenta la duración de los productos. Los alimentos empacados de larga duración, como las galletas saladas y los pretzels, contienen almidón. El almidón recubre los dientes y puede engendrar bacterias que causan caries. Dado que algunos niños quizá reciban esos refrigerios en la escuela, los padres deben evitar tenerlos en la despensa en casa. En vez de eso, elija frutas y verduras frescas, o frutas secas, como las pasas.
  • Opte por el agua. Con frecuencia, el jugo contiene más azúcar de la que los niños deben consumir en todo el día. Ese azúcar puede recubrir los dientes y fomentar las caries. El azúcar también puede conducir a un bajón en la tarde, lo que interfiere con el trabajo escolar. En lugar de jugo, dé frutas a los niños y enséñeles a beber agua.
  • La seguridad importa. Los niños que participan en deportes organizados deben usar protección bucal. Esto es más importante si juegan al fútbol, al béisbol y al básquetbol. Los niños siempre deben usar un casco cuando monten en bicicleta o patinete. También deben usarse cascos para montar en patines o hacer patinaje de línea.
  • Busque ayuda. Los niños que se caen en la cara deben visitar a un enfermero y al dentista. Los problemas pueden a veces desarrollarse poco a poco. Un problema menor podría en realidad afectar a la raíz del diente. Si un diente permanente se cae, se debe reemplazar en un plazo de 30 minutos. Nunca lave un diente que se haya caído, aunque parezca sucio. Podría matar la raíz.
  • No crea que siempre duele. Las caries de los niños no duelen hasta que se infectan. Algunos niños con caries quizá no se quejen de dolor de dientes.
  • Tenga cuidado con los frenos. El cuidado dental es incluso más importante con los frenos. Cepillar alrededor de los frenos puede ser difícil, y la placa se puede acumular, conduciendo a un daño permanente. Los adolescentes con frecuencia usan frenos, y los cambios hormonales que ocurren en la adolescencia pueden alterar a las bacterias de la boca.

Más información

La Asociación Dental Americana (American Dental Association) ofrece más información sobre la salud dental de los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?