SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Consejos para afrontar el horario de verano

Por HealthDay -
Consejos para afrontar el horario de verano

Modificar los hábitos de sueño, comida, bebida y de uso de internet puede ayudar, aconsejan expertos

VIERNES, 8 de marzo (HealthDay News) -- La pérdida de una hora de sueño que conlleva cambiar el horario de verano en la noche del sábado puede resultar incómoda si no toma unas medidas sencillas para prepararse, señalan los expertos.

Para ayudarle a adaptarse, el Dr. Praveen Rudraraju, director del Centro de Medicina del Sueño del Hospital de Northern Westcheseter en Mount Kisco, Nueva York, ofrece los siguientes consejos:

  • En las dos semanas antes del cambio de horario, levántese entre cinco y diez minutos antes cada dos o tres días.
  • Haga entre 30 y 40 minutos de ejercicio cuando todavía haya mucha luz (antes de las 5 p.m.) todos los días.
  • Coma al menos de tres a cinco horas antes de acostarse.
  • No beba bebidas con cafeína después del mediodía.
  • Limite la ingesta de alcohol a una copa con la cena, y no tome alcohol después de cenar.
  • No haga ningún trabajo en la computadora una hora antes de acostarse. Mejor relájese leyendo, escuchando música tranquila o viendo la tele.
  • Permanezca fuera del dormitorio hasta la hora de acostarse. Si es posible, no trabaje en su dormitorio.

El dormitorio solo debe usarse para dormir y para las relaciones sexuales, aconsejó Rudraraju en un comunicado de prensa del hospital.

El Dr. Lewis Kass, especialista en sueño infantil del Hospital de Northern Westchester, también aconsejó a los padres que están preocupados sobre cómo afectará el cambio horario los hábitos de sueño de sus hijos.

Dado que después del cambio al horario de verano hay luz durante más tiempo, quizás para muchos niños sea difícil dormirse a su hora normal. Esto puede resultar en somnolencia diurna, explicó.

Pero una mayor duración de la luz diurna tiene menos que ver con los problemas de sueño de los niños que el uso de los dispositivos electrónicos portátiles después de que el sol se pone, según Kass. Idealmente, los niños deben dejar de usar los dispositivos al atardecer, pero quizás sea más realista apagarlos a las 8 o las 9 p.m., señaló.

"No exagere el significado del cambio horario. Si la hora de dormir es las 8:30, que siga siendo las 8:30. Durante unos días, quizás tarde un poco más en quedarse dormido, o un niño podría sentirse un poco más somnoliento en las mañanas, pero se ajustará siempre y cuando se mantenga el horario de acostarse y levantarse", aseguró Kass en un comunicado de prensa del hospital.

Más información

La Academia Americana de Medicina del Sueño (American Academy of Sleep Medicine) ofrece más información sobre cómo hacer el cambio al horario de verano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?