SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Conocer la enfermedad de Lyme en perros ayuda a prevenirla en humanos

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Conocer la enfermedad de Lyme en perros ayuda a prevenirla en humanos

Investigadores de los CDC afirman que las pruebas sanguíneas en los caninos pueden indicar las áreas de alto riesgo para las personas

MIÉRCOLES, 10 de agosto (HealthDay News) -- Rastrear las infecciones por enfermedad de Lyme en los perros podría ayudar a los científicos a predecir posibles brotes en los humanos de la enfermedad transmitida por las garrapatas, informan investigadores del gobierno.

Dado que los perros también son susceptibles a la enfermedad de Lyme, pueden ser un buen indicador del riesgo de infección en los humanos, apuntaron científicos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Cuando las pruebas sanguíneas muestran que pocos perros de un área dada portan la bacteria, el riesgo para las personas es relativamente bajo, anotaron. Al contrario, cuando más perros resultan positivos para la enfermedad de Lyme, las personas podrían estar en mayor riesgo, señalaron.

"Las autoridades de salud pública podrían usar esto para evaluar los cambios en su región", aseguró el Dr. Gary P. Wormser, jefe de enfermedades infecciosas del Colegio Médico de Nueva York y del Centro Médico de Westchester en Valhalla. "Podría resultar útil para comprender las áreas de riesgo para los humanos".

El informe, hecho público el 10 de agosto, aparece en la edición de septiembre de la revista de los CDC Emerging Infectious Diseases.

Para el estudio, un equipo liderado por el Dr. Paul Mead, epidemiólogo médico de los CDC, usó datos de 46 estados sobre la prevalencia de la enfermedad de Lyme en humanos y perros.

Al comparar los datos, el equipo de Mead halló que cuando uno por ciento o menos de los perros daban positivos para la enfermedad de Lyme, el riesgo de que las personas se infectaran era bajo. Sin embargo, cuando más del cinco por ciento de los perros estaban infectados, el riesgo para las personas era alto.

Una tasa de cinco por ciento o más alta de resultados positivos de las pruebas sanguíneas de los perros "puede ser un marcador sensible aunque no específico de un mayor riesgo de enfermedad de Lyme en humanos", escribieron los investigadores en un comunicado de prensa de los CDC. "Dado que los perros no transmiten la infección directamente a los humanos [ni los humanos a los perros], esta asociación refleja susceptibilidades similares a la infección transmitida por garrapatas".

A veces, este nivel de infección canina "parece anticipar tasas en aumento de infección humana a nivel de condado. Al contrario, [una prevalencia de uno por ciento o menos] en los perros se asocia con poco o nada de riesgo local de infección en humanos", concluyó el grupo de Mead.

Las pruebas sanguíneas pueden detectar la exposición de un perro a la bacteria, incluso aunque no haya síntomas. "Los perros casi siempre parecen ser asintomáticos, pero también desarrollan enfermedad clínica", apuntó Wormser. Como resultado, pueden desarrollar problemas para caminar, y posiblemente complicaciones cardiacas o renales.

Como los humanos, los perros con la enfermedad pueden ser tratados con antibióticos. "También hay una vacuna para perros", dijo Wormser. Los síntomas pueden aliviarse sin tratamiento, pero la enfermedad de Lyme puede provocar una cojera recurrente.

En un comentario sobre el estudio, Phillip J. Baker, director ejecutivo de la American Lyme Disease Foundation, dijo que "hay que preguntarse si un perro es un buen animal centinela".

Su historial de viajes y el uso de repelente de garrapatas pueden afectar los cálculos de la prevalencia de enfermedad de Lyme en un área específica, explicó.

Para evitar ser mordido por la garrapata del venado que transmite la enfermedad de Lyme, Baker aconseja revisar a su perro (y a uno mismo) tras pasear por el bosque, el campo o la hierba alta. Muchos dueños de perros también usan repelente de garrapatas para sus mascotas, apuntó.

Las áreas en que se cría ganado o cabras podrían tener un menor riesgo de enfermedad de Lyme, según otro estudio de la misma edición de la revista.

Investigadores de la Charite Universitatsmedizin Berlin en Alemania hallaron que los pastos con ganado tienen menos garrapatas en general, y menos garrapatas que portan la enfermedad de Lyme. Los excursionistas que pasaban por esos pastos tenían entre 40 y 54 veces menos probabilidades de contraer enfermedad de Lyme que los que caminaban por prados o tierras no explotadas, dijeron.

Es posible que los animales que pastan reduzcan el hábitat de las garrapatas, o quizás las garrapatas se deshacen de la bacteria de la enfermedad de Lyme al alimentarse de los animales, plantearon los investigadores.

"La gestión extensiva del paisaje que usa rumiantes domésticos no solo sirve para mantener la herencia cultural y natural en Alemania, sino que también parece conferir un beneficio de salud para los excursionistas y otros que buscan recrearse", escribieron los investigadores en el comunicado de prensa de los CDC.

Más información

Para más información sobre la enfermedad de Lyme, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?