SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Con frecuencia se pone a dormir a los bebés en posiciones no seguras

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -
Con frecuencia se pone a dormir a los bebés en posiciones no seguras

Aproximadamente 3,500 bebés de EE. UU. todavía fallecen del síndrome de muerte súbita del lactante cada año, según los CDC

LUNES, 15 de agosto de 2016 (HealthDay News) -- A pesar de que se han realizado advertencias durante décadas con la campaña "Back to Sleep" (A dormir boca arriba), muchos padres siguen poniendo a los bebés a dormir de maneras que aumentan el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), según un nuevo estudio.

Cada año, en Estados Unidos, cerca de 3,500 bebés mueren de forma súbita, sin una razón clara, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. La mayoría de esas muertes se etiquetan como SMSL, un fenómeno que los investigadores todavía no comprenden completamente.

Una cosa que está clara es que el ambiente en el que duerme el bebé es clave. Desde los años 90, los médicos y los expertos en salud pública han animado a los padres a que pongan a sus bebés boca arriba al dormir, a sacar la ropa de cama blanda fuera de la cuna, y a tomar otras medidas "para dormir con seguridad".

El nuevo estudio, publicado el 15 de agosto en la revista Pediatrics, sugiere que el mensaje no está llegando.

"Lo que hemos descubierto es preocupante", dijo el investigador principal, el Dr. Ian Paul, profesor de pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Pensilvania, en Hershey, Pensilvania.

A diferencia de estudios anteriores que habían dependido de encuestas a los padres, este usó cámaras de video para registrar lo que los padres realmente hacían en casa. (Se grabaron los videos con el conocimiento de los padres).

Resultó que casi todos los padres ponían a los bebés a dormir con cosas en la cuna que pueden aumentar las probabilidades de SMSL, incluyendo almohadas, ropa de cama suelta y "protectores acolchados".

Y se colocó a entre un 14 por ciento y un tercio de los bebés apoyados sobre su vientre o de lado al dormir, en lugar de ponerlos boca arriba.

Paul dijo que podría haber varias explicaciones.

"Una podría ser la falta de conocimiento de los padres", dijo. "Otra podría ser que los padres piensen que esto [el SMSL] no les va a pasar a ellos. Y también está el hecho de que los padres de los bebés pequeños están exhaustos".

Los padres solo quieren que su bebé esté cómodo, y para que todos puedan dormir algo, muchos los ponen en posiciones peligrosas, como puede ser en la cama con ellos.

La Dra. Deborah Campbell, directora de neonatología del Hospital Pediátrico del Centro Médico Montefiore en la ciudad de Nueva York, dijo que "creo que este estudio llega a la realidad de lo que es ser padre de un bebé pequeño".

Campbell, que no participó en el estudio, dijo que a todo el mundo le gustaría que los padres siguieran las recomendaciones de salud pública para prevenir el SMSL. Pero la vida real es complicada, añadió.

Además, dijo Campbell, el mensaje de salud pública puede quedar diluido por los mensajes de las tiendas. "Entras en cualquier tienda de bebés y se ven estos productos, como los protectores acolchados", dijo.

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) aconseja que no se usen productos como los protectores acolchados y los cojines posicionadores para bebés, porque no hay evidencias de que protejan a los bebés, y quizá los pongan en riesgo de asfixia.

Paul se mostró de acuerdo en que el mercadeo de la tiendas es un problema. "Hay una gran cantidad de mensajes confusos", dijo.

El estudio incluyó a 160 familias que se mostraron de acuerdo con que se colocara un equipo de video en la habitación donde dormía su bebé. Se hicieron grabaciones 3 noches, cuando los bebés tenían 1 mes, 3 meses y 6 meses de edad.

En general, encontró el estudio, se puso a dormir al 21 por ciento de los bebés de 1 mes en una superficie que no se considera segura, como la cama de los padres, un asiento de coche o un balanceador para bebés. Y el 91 por ciento durmieron con objetos no seguros, como almohadas, peluches, protectores acolchados y cojines posicionadores.

Y aunque se puso a dormir boca arriba al 86 por ciento, eso cambió a medida que pasó el tiempo: a los 6 meses de edad, se colocó a un tercio de los bebés apoyados sobre la barriga o de lado, revelaron los videos.

Además, era habitual que se moviera a los bebés (especialmente a los de 1 mes de edad) durante la noche. Y casi siempre terminaban en la cama de los padres o en otra posición arriesgada.

Eso, según Paul, es un indicador de que se han impuesto el cansancio de los padres y el deseo de hacer que sus bebés se sientan cómodos.

Campbell se mostró de acuerdo y también señaló que ya que las cesáreas son tan habituales, a muchas madres de bebés de 1 mes de edad les resulta físicamente difícil levantarse por la noche.

Cualquiera que sean las razones para los hallazgos del estudio, dijo Paul, está "claro" que los mensajes sobre la seguridad para dormir no están funcionando lo suficientemente bien.

Paul y Campbell dijeron que los pediatras y los padres deberían seguir hablando sobre el tema durante los chequeos de rutina y a lo largo de toda la infancia, y no solamente cuando son recién nacidos.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. tienen consejos para los padres sobre un sueño seguro.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?