SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Con frecuencia, no se diagnostica una afección de las arterias estrechadas, según un estudio

Con frecuencia, no se diagnostica una afección de las arterias estrechadas, según un estudio

Un trastorno del tejido fibroso aumenta los riesgos de hipertensión, ACV y aneurisma

JUEVES, 19 de enero (HealthDay News) -- Millones de estadounidenses sufren de un trastorno de las arterias sin diagnosticar que puede llevar a hipertensión, accidente cerebrovascular (ACV) y aneurismas, revela un estudio reciente.

El trastorno es la displasia fibromuscular, una acumulación de tejidos fibrosos en las arterias que provoca que éstas se estrechen. La afección puede ocurrir en cualquier arteria, pero ocurre con mayor frecuencia en las del riñón o del cuello. Afecta a cerca del cuatro por ciento de los estadounidenses.

Si no se trata, la displasia fibromuscular puede llevar a un desgarramiento potencialmente letal de la arteria.

La mayoría de pacientes de la afección son mujeres, y los síntomas más comunes son hipertensión y dolor de cabeza, según una presentación realizada esta semana en el Simposio Internacional de Terapia Endovascular en Miami Beach, Florida.

Los datos de 339 pacientes de un registro inscritos en siete centros de EE. UU. mostraron que el 91 por ciento eran mujeres y que más de 95 tenían uno o más síntomas. Los síntomas más comunes fueron la hipertensión (66 por ciento), dolores de cabeza (53 por ciento), zumbidos rítmicos en los oídos (30 por ciento), mareo (28 por ciento), un sonido sibilante en los oídos (24 por ciento) y dolor de cuello (22 por ciento).

El 19 por ciento de los pacientes habían sufrido un desgarre en la arteria, con mayor frecuencia en la arteria carótida (del cuello), y 17 por ciento habían sufrido de un aneurisma (un bulto en una arteria), con mayor frecuencia en la arteria renal (del riñón), reportaron los autores del estudio en un comunicado de prensa del simposio.

En un subgrupo de 309 pacientes, la displasia fibromuscular ocurrió en las arterias renales de 69 por ciento de los pacientes y en las arterias del cuello de 62 por ciento de los pacientes. Muchos pacientes tienen displasia fibromuscular tanto en las arterias renales como en las del cuello.

Con frecuencia, el trastorno no se diagnostica, ya que los médicos no lo buscan. La afección muchas veces se halla accidentalmente cuando los pacientes se someten a imágenes médicas para otros trastornos. Se puede diagnosticar mediante ultrasonido, angiografía, angiografía por TC y angiografía por resonancia magnética, apuntaron los autores del estudio.

"Es importante diagnosticar la enfermedad, dado que 20 por ciento de las personas que sufren de displasia fibromuscular tienen un aneurisma en alguna parte del cuerpo que podría tener escapes o reventar, una afección potencialmente letal", advirtió en el comunicado de prensa el Dr. Jeffrey Olin, director de medicina vascular de la Escuela de Medicina Mount Sinai en la ciudad de Nueva York.

"Los médicos deben buscar la displasia fibromuscular, sobre todo en pacientes menores de 35 años que tienen hipertensión o dolores de cabeza tipo migraña", añadió.

Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de EE. UU. ofrece más información sobre la displasia fibromuscular.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?