SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Comer más granos integrales podría aumentar la esperanza de vida

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -
Comer más granos integrales podría aumentar la esperanza de vida

Pero el estudio halló que se necesitaría comer mucho para obtener el mayor beneficio

MARTES, 24 de marzo de 2015 (HealthDay News) -- Como una buena noticia más para los que comen cereal de salvado y quínoa, un nuevo estudio sugiere que las personas mayores que comen muchos granos integrales podrían vivir más tiempo que los que apenas los comen.

Incluso las personas obesas y sedentarias parecen obtener beneficios, añadieron los investigadores.

Las personas deberían "comer más granos integrales y reducir la ingesta de carbohidratos refinados", dijo el coautor del estudio, el Dr. Lu Qi, profesor asociado de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.

Qi añadió que comer más granos integrales quizá podría ayudar a perder peso a las personas. "No hay evidencias de que [una dieta rica en] granos integrales aumente la ingesta de calorías, y quizá incluso la reduzca", dijo.

El hallazgo tiene limitaciones (casi todos los participantes eran blancos, por ejemplo) y no demuestra directamente que comer una gran cantidad de granos integrales provocara que las personas vivieran más tiempo.

En el estudio, los investigadores examinaron la fibra integral, la semilla entera del grano que se usa en los productos de granos como el pan y los cereales.

Los investigadores dieron seguimiento a casi 370,000 personas en Estados Unidos desde la mitad de los años 90, cuando realizaron unas encuestas, hasta el año 2009. Todos eran miembros de la AARP y tenían entre 50 y 71 años de edad. El estudio excluyó a decenas de miles de personas con afecciones como el cáncer, enfermedades cardiacas o accidentes cerebrovasculares, lo que significa que los resultados no aplican a todas las personas mayores en general.

Tras ajustar sus estadísticas de tal manera que no quedaran desvirtuadas por las cifras altas o bajas de cierto tipo de personas, los investigadores hallaron que las que comieron más fibra tenían un 17 por ciento menos de probabilidades de fallecer durante el periodo de estudio que las que menos comieron. Pero el riesgo de mortalidad durante el estudio fue bajo en general: aproximadamente el 12 por ciento (un poco más de 46,000) de las personas fallecieron durante el periodo de estudio.

Los que comieron más fibra tenían más probabilidades de tener un nivel educativo alto, menos probabilidades de ser obesos y menos probabilidades de fumar que los que menos comían, según el estudio. También comían mucha menos carne roja, en promedio. Pero el beneficio de la esperanza de vida se mantuvo igual cuando los investigadores ajustaron las estadísticas para eliminar el impacto de factores como la obesidad y la salud deteriorada.

Los investigadores también hallaron señales de que los granos integrales redujeron el riesgo de una muerte prematura por enfermedad cardiaca y la diabetes. Por otra parte, un mayor consumo de la fibra del cereal dentro de los granos integrales se tradujo en una menor cantidad de muertes y de casos de cáncer y diabetes.

¿Qué cantidad de granos integrales necesitaría una persona para conseguir este beneficio? Una gran cantidad. Los investigadores definieron a los que comían muchos granos integrales (los que tuvieron la esperanza de vida más larga) como los que comían 34 gramos de granos integrales por cada 1,000 calorías que consumían al día. Para una persona con una dieta de 2,500 calorías, eso son 85 gramos: el equivalente a cinco rebanadas de pan integral o 5 tazas de cereales de desayuno de granos integrales.

Los que se definieron como los que menos granos integrales comían consumían unos 4 gramos por cada 1,000 calorías al día, o 10 gramos por persona en una dieta de 2,500 calorías. Eso es una cantidad menor de gramos de los que caben en media taza de avena (16 gramos).

Un experto indicó que pasar a comer granos integrales podría cambiar mucho las cosas.

"Los datos de la encuesta nacional indican que la ingesta actual de fibra dietética es de solamente 16 gramos, de modo que aumentar la ingesta de fibra dietética hasta la recomendación de más de 30 gramos al día podría tener un impacto significativo en la salud pública", dijo el Dr. Yunsheng Ma, profesor asociado de la división de medicina preventiva y conductual de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts, en Worcester, Massachusetts.

"Los alimentos ricos en fibra son predominantemente alimentos protectores con una gran densidad de micronutrientes, como la fruta, la verdura, los granos integrales, los frutos secos, las semillas y las legumbres", añadió Ma. "No se ha estableciendo un límite máximo para la ingesta de fibra dietética al día".

Ma, que conoce la investigación, escribió un estudio publicado con anterioridad este año que asoció el consumo de fibra y tener un peso, una presión sanguínea y un nivel azúcar en sangre más bajos.

¿Por qué los granos integrales podrían ser tan buenos para la salud de una persona? Qi, el coautor del estudio, dijo que quizá reduzcan tres cosas: la ingesta general de comida, los niveles del colesterol "malo" y la inflamación.

El estudio aparece en la edición del 24 de marzo de la revista BMC Medicine.

Más información

Para más información sobre los granos integrales, visite la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?