SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Comerías insectos? Crece oferta en EE.UU.

Por -
¿Comerías insectos? Crece oferta en EE.UU.
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Un número creciente de emprendedores están poniendo en marcha empresas dedicadas a la cría de grillos, gusanos y otros insectos comestibles, y tratarán de convencer a más gente de que los consuma.

Muchos expertos y ecologistas opinan que los insectos son la comida del futuro, y hasta la Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas (FAO) ha comenzado a recomendarlos como alternativa para paliar el hambre en el mundo.

A pesar de que argumentan que son una excelente fuente de proteínas, que se pueden producir con menos tierra y menos agua, es difícil vencer la barrera del rechazo que causa la idea de comer insectos. Sin embargo, ya hay por lo menos 2 mil millones de personas en todo el mundo que se alimentan de insectos como parte de su dieta, según un informe de la FAO de 2013.

Podría ser el fin de la popular frase: “Mesero, hay una mosca en mi sopa". Los insectos son vistos “como algo que arruina la comida", dijo Daniella Martin, el Girl Meets Bug y autora del libro "La Aventura Mundial de Comer Insectos” donde plantea que es la última esperanza de salvar el planeta.

Marche un plato de insectos

En San Francisco, Mónica Martínez saca de una caja cientos de gusanos vivos, cada uno de aproximadamente 2 pulgadas de largo, y los pone en un recipiente de plástico. Utiliza palillos para sacar a los que están muertos antes de verterlos en una bandeja y deslizarla en un horno para cocinarlos, según mostró ella misma a CBC News.

Martínez comenzó con Don Bugito, un emprendimiento para atraer a los consumidores con delicias inspiradas en aperitivos populares de México, pero con el agregado de insectos; sus especialidades son los aperitivos picantes con grillos.

"La idea es ofrecer otro tipo de proteína en el mercado de alimentos", dijo Martínez, pero "el mayor desafío que tenemos es tratar de conseguir que más gente pruebe nuestros productos" agregó.

Y hay más oferta que apunta en este sentido. Al otro lado de la bahía de San Francisco, en el interior de una cocina en Berkeley, Megan Miller y sus asistentes preparan naranja y jengibre para amasar galletas y les agregan harina de grillos.

Miller vende bajo la marca Bitty Foods, galletas a varias tiendas de comestibles, y dice que muchos de sus clientes son mamás que buscan una merienda saludable para sus hijos.

"Nuestras cookies tienen el doble de la proteína y la mitad del azúcar que una regular", dijo Miller a CBC News. Cree que los insectos tienen un problema de aceptación, por eso para ella es mejor que la gente primero los incorpore en forma de polvo o harina, y después recién podrán dar el salto de comerlos enteros.

Y hay otro puñado de granjas, como Cricket Farms que están criando grillos para el consumo humano y tratando de satisfacer la demanda de rápido crecimiento en el país, dijo su CEO, Kevin Bachhuber, quien puso en marcha su establecimiento en Youngstown, Ohio, en el año 2014, después de haberse preparado en Tailandia.

La compañía produce cerca de 8,000 kilos de grillos al mes, pero él tiene la esperanza de aumentar la capacidad a 25,000 libras por mes para abastecer los pedidos en alza de restaurantes y fabricantes de alimentos saludables.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?