SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cocinar en casa podría ayudar a mantener a raya a la diabetes tipo 2

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Cocinar en casa podría ayudar a mantener a raya a la diabetes tipo 2

Un estudio descubre que estaba asociado con beber menos bebidas azucaradas y tener un menor peso

DOMINGO, 8 de noviembre de 2015 (HealthDay News) -- Nada puede compararse al sabor y a la comodidad de una comida hecha en casa, y unos investigadores de la Universidad de Harvard dicen que también podría prevenir la diabetes tipo 2.

Los investigadores hallaron que para cada almuerzo preparado en casa en una semana, el riesgo de diabetes tipo 2 se redujo en un 2 por ciento. Para cada cena preparada en casa, el riesgo se redujo en un 4 por ciento.

¿Cómo podría ser útil comer en casa? Comer más comidas hechas en casa podría ayudar a reducir el aumento de peso, lo que a su vez puede contribuir a reducir el riesgo de contraer diabetes tipo 2, explicaron los investigadores.

"Hay una tendencia en aumento de comer alimentos preparados fuera de casa en muchos países. Aquí en Estados Unidos, la ingesta de energía a partir de comidas preparadas fuera de casa ha aumentado desde menos de un 10 por ciento a mediados de los años 60 hasta más de un 30 por ciento entre 2005 y 2008, y el tiempo promedio que se pasa cocinando se ha reducido en un tercio", dijo el autor del estudio, Geng Zong, investigador de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

Al mismo tiempo, dijo, la prevalencia de la obesidad y la diabetes tipo 2 ha seguido aumentando.

Aunque el presente estudio descubrió un vínculo entre comer en casa y un riesgo más bajo de diabetes tipo 2, no fue diseñado para demostrar una relación de causa y efecto.

Los hallazgos del estudio fueron presentados el domingo en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) en Orlando, Florida. Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Para el estudio, el equipo de Zong recolectó datos de casi 58,000 mujeres que participaron en el Estudio de salud de las enfermeras, y de más de 41,000 hombres del Estudio de seguimiento de profesionales de la salud. Al principio de estos estudios, ninguno de los participantes tenía diabetes, enfermedades cardiacas ni cáncer.

Los que comían entre 11 y 14 almuerzos o cenas hechos en casa a la semana tenían un riesgo aproximadamente un 13 por ciento más bajo de contraer diabetes tipo 2, en comparación con los que comían menos de 6 almuerzos o cenas que se habían preparado en casa a la semana, según el estudio. Los investigadores no tenían suficiente información sobre los desayunos como para incluirlos en el análisis.

"Intentamos analizar las diferencias en la dieta de estas personas y hallamos, entre otras diferencias, que hubo una ingesta ligeramente más baja de bebidas azucaradas cuando las personas comían más alimentos preparados en casa, lo que es otro vínculo entre las comidas caseras y la diabetes en este estudio", dijo Zong.

Los investigadores también indicaron que las personas que comían en casa con mayor frecuencia estaban ligeramente más delgadas.

Los nuevos datos de una encuesta nacional también mostraron que cocinar la cena en casa se asociaba con una ingesta más baja de grasa y azúcar, dijo Zong.

"Necesitamos más estudios que demuestren si preparar las comidas en casa podrían prevenir el riesgo de diabetes y de obesidad, y cómo podrían hacerlo", dijo.

"Lo más importante de todo es que, aunque las comidas preparadas en casa tengan una mejor calidad dietética, eso no significa que las personas puedan comer en cantidades ilimitadas", dijo Zong.

"Mantener un equilibrio entre la ingesta de alimentos y la actividad física sigue siendo esencial para mantener el peso corporal y la salud", dijo.

El Dr. Joel Zonszein, director del Centro Clínico de la Diabetes del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York, no se mostró sorprendido de que comer más alimentos preparados en casa se asocie con un riesgo más bajo de diabetes tipo 2 y de aumentar menos de peso.

"Todos sabemos que comer fuera, o la comida rápida, pueden asociarse con más diabetes tipo 2 y obesidad", dijo. Zonszein añadió que quizá no solamente sea lo que se come en casa, sino que el entorno podría ser más saludable.

Los investigadores no muestran que ninguna comida específica hecha en casa sea más saludable que las demás, indicó Zonszein.

"Es posible que la comida preparada en casa en un entorno menos estresante podría ser incluso un factor más significativo que el tipo de comida", dijo.

"Estoy a favor de menos trabajo, la 'comida lenta', la relajación y la conversación en la mesa y el vino para tener una vida más saludable", añadió.

Más información

Para más información sobre la diabetes tipo 2, visite la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?