SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Científicos dilucidan las relaciones entre la diabetes y el cáncer

Por Serena Gordon, Reportera de Healthday -
Científicos dilucidan las relaciones entre la diabetes y el cáncer

¿Ayuda esta enfermedad de la glucemia a causar malignidad o simplemente comparten factores de riesgo?

MIÉRCOLES, 16 de junio (HealthDay News/DrTango) -- Los pacientes de diabetes podrían tener algo más en qué preocuparse, mayor riesgo de cáncer, según un nuevo informe conjunto producido por expertos reclutados conjuntamente por la Sociedad Estadounidense del Cáncer y la Asociación Estadounidense de Diabetes.

La diabetes, sobre todo la de tipo 2, se ha relacionado con ciertos tipos de cáncer, aunque los expertos no están seguros de si la enfermedad en sí conduce a mayor riesgo o si los factores de riesgo comunes, como la obesidad, podrían ser la causa.

Otras investigaciones han sugerido que algunos tratamientos para la diabetes, como ciertas insulinas, también podrían estar relacionados con el desarrollo de algunos tipos de cáncer. Sin embargo, la evidencia no es concluyente y es difícil determinar si la insulina es responsable por la relación o si otros factores de riesgo relacionados con la diabetes podrían ser la base de esa relación.

"Hay algunos estudios epidemiológicos que sugieren que los individuos obesos o los que tienen [niveles elevados de insulina] parecen tener mayor prevalencia de ciertas malignidades, aunque se trata de un asunto complejo porque la relación no es cierta para todos los tipos de cáncer", explicó el Dr. David Harlan, director del Centro de Excelencia de Diabetes del Centro Médico Conmemorativo de la Universidad de Massachusetts en Worcester, uno de los autores del informe común.

"Hay motivos para pensar que hay una relación, pero nada concreto", agregó.

En cuanto a la posible relación entre insulina y cáncer, Harlan señaló que debido a que se ha hallado una relación débil, definitivamente se trata de algo que hay que seguir explorando. Pero, dijo, eso no significa que alguien deba cambiar la manera en que gestiona su diabetes.

"Nuestra mayor preocupación es que los pacientes de diabetes puedan decidir no recibir tratamiento para la diabetes con insulina o con un tipo de insulina en particular por preocupación acerca de una malignidad. El riesgo de complicaciones de la diabetes es una preocupación mucho mayor", anotó Harlan. "Es como cuando alguien decide cruzar el país en automóvil por temor a volar. Aunque hay un riesgo ligero de morir por un accidente de aviación, estadísticamente, es mucho más arriesgado conducir".

El informe conjunto aparece en la edición de julio y agosto de CA: A Cancer Journal for Clinicians.

Los expertos hallaron evidencia de una relación entre la diabetes y un mayor riesgo de cáncer de hígado, páncreas, endometrio, colon y recto, mama y vejiga. De manera interesante, hallaron evidencia de que la diabetes se relaciona con un riesgo reducido de cáncer de próstata.

"Hay un consenso sólido de que existe una relación entre diabetes y cáncer, y hay algunos vínculos biológicos muy plausibles", comentó el Dr. Edward Giovannucci, autor líder del informe, profesor de nutrición y epidemiología de la Facultad de salud pública de la Harvard en Boston. Aseguró que la insulina y los factores de crecimiento parecidos a la insulina, pueden promover algunos tipos de cáncer y que muchos pacientes de diabetes tipo 2 tienen niveles elevados de insulina circulante, a veces durante años antes de que se diagnostique la diabetes.

Además, dijo, definitivamente hay una superposición en algunos factores de riesgo tanto para diabetes tipo 2 como cáncer, en particular la obesidad.

El panel también halló investigaciones que sugieren que un medicamento común usado para la diabetes tipo 2, la metformina, le ofrece a los usuarios algo de protección contra el cáncer. Giovannucci asegura que esto podría deberse a que el medicamento reduce la resistencia a la insulina y la necesidad de insulina adicional o que la metformina podría actuar sobre células en otras maneras directas o indirectas.

Giovannucci señala que la moraleja más importante de esta investigación está en los "efectos profundos que los cambios en el estilo de vida pueden tener sobre su riesgo de diabetes y sobre su riesgo de cáncer".

Señaló que no siempre es el mensaje más popular, pero para reducir el riesgo de cáncer, es importante reducir su peso corporal, hacer ejercicio, mejorar su dieta y evitar fumar.

Alice Bender, gerente de comunicaciones sobre nutrición de la Asociación Estadounidense de Investigación Oncológica (AICR), aseguró que no le sorprendían los hallazgos del informe conjunto. "Lo que estamos viendo es que hay muchas cosas comunes entre las enfermedades crónicas y sus factores de riesgo", dijo.

Bender estuvo de acuerdo con las sugerencias de Giovannucci y dijo que la AICR recomienda tres directrices para todos, mantener un peso corporal saludable, mantenerse físicamente activo durante al menos treinta minutos diarios y llevar una dieta principalmente compuesta por alimentos de origen vegetal saludable y variada.

"Al menos en cuanto al cáncer, sabemos que cada factor reduce de manera independiente el riesgo de ciertos tipos de cáncer, pero los tres en conjunto son aún más poderosos. Además, sospecho que es lo mismo para la prevención de la diabetes tipo 2", dijo.

Bender también recalcó la necesidad de moderar el consumo de alcohol, es decir, no más de una bebida al día para las mujeres, y no más de dos bebidas al día para los hombres.

Más información

Para más información sobre la prevención potencial de la dieta y el ejercicio, visite la Sociedad Estadounidense del Cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?