SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aumenta vertiginosamente el uso de escáneres por TC en las salas de emergencia de los hospitales

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -
Aumenta vertiginosamente el uso de escáneres por TC en las salas de emergencia de los hospitales

Los autores del estudio exaltan los beneficios, pero anotan que hay preocupaciones sobre el aumento de la exposición a radiación ionizante en dosis elevadas

LUNES, 29 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente señala que el uso de escáneres por TC como herramienta de diagnóstico está aumentando vertiginosamente en las salas de emergencia por todo EE. UU.

El equipo del estudio halló que en el período de trece años hasta 2007, el uso de escáneres por TC en las salas de emergencia aumentó cerca de seis veces.

Agregaron que la tendencia ha elevado las preocupaciones acerca de los riesgos potenciales que implica una exposición más frecuente a la radiación ionizante emitida por los escáneres por TC.

La radiación ionizante puede causar cáncer y los expertos federales advierten que una forma de protección es evitar las radiografías innecesarias. De hecho, según señaló el estudio, los escáneres por TC representan la mayor fuente de exposición médicamente relacionada con la radiación ionizante en los EE. UU.

Sin embargo, el Dr. David B. Larson, autor del estudio y director de mejoramiento de la calidad del departamento de radiología del Centro Médico del Hospital Infantil de Cincinnati en esa ciudad, aseguró que no le sorprendía que el uso de TC haya aumentado en las salas de emergencia del país, teniendo en cuenta que se trata de "una herramienta extremadamente valiosa".

"Sin embargo, es notable que su uso haya aumentado de forma sostenida a un índice tan elevado", dijo. "Se comporta como si aún estuviera en la etapas de desarrollo iniciales".

Larson y su equipo informan sobre sus observaciones en la edición del 29 de noviembre de Radiology. También se espera que hablen sobre los hallazgos el lunes en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte (Radiological Society of North America, RSNA) en Chicago.

Por supuesto, los escáneres por TC no son una tecnología nueva ya que se introdujeron inicialmente en los ambientes hospitalarios a mediados de los setenta.

El análisis actual se centró en los datos recolectados por la Encuesta Nacional de Atención Médica Ambulatoria, realizada entre 1995 y 2007.

Al revisar estadísticas sobre más de 30,000 visitas a las salas de emergencia por año durante el período de 13 años de la encuesta, Larson y sus colegas hallaron que los exámenes por TC habían aumentado vertiginosamente de apenas 2.7 millones en 1995 a 16.2 millones en 2007.

En 1995, de hecho, apenas 2.8 por ciento de las visitas a la sala de emergencia tuvieron un escáner por TC, frente a 13.9 por ciento en 2007. Esto implica, según los autores, un aumento de 16 por ciento en el uso por año.

Si la tendencia continúa, dijeron que, para 2011, una de cada cinco visitas a las salas de emergencia incluirá un escáner por TC.

Los autores también observaron que el entusiasmo por el diagnostico por escáneres por TC ha cambiado. Mientras que en el pasado, ese tipo de escáneres se usaba principalmente para pacientes que se quejaban de dolores de cabeza, Larson y sus asociados hallaron que, para 2007, más pacientes fueron escaneados luego de quejarse de dolor abdominal. El dolor de cabeza y el de pecho fueron las siguientes razones principales para un escáner por TC.

Ese hallazgo particular es digno de mención, teniendo en cuenta que los escáneres abdominales generalmente implican exposición a niveles elevados de radiación, comparados con los escáneres por TC dirigidos al diagnóstico del dolor de cabeza. El estudio informó que, aunque se ha producido un aumento de diez veces en las visitas a la sala de emergencia con escáneres por TC desde 1995, la dosis estimada de radiación en la población relacionada con estas visitas a la sala de emergencia había aumentado de 2259 Sv en 1995 a 50,937 Sv en 2007, un sonoro aumento de 23 veces. Los investigadores advirtieron que esto sugiere que los exámenes por TC en dosis más elevadas están aumentando mucho más rápidamente que los exámenes en dosis más bajas.

Aún así, Larson recalcó los beneficios que un escáner por TC puede proporcionarle tanto a médicos como a pacientes.

"Ofrece imágenes del organismo con detalles exquisitos en cuestión de segundos y la tecnología continúa mejorando", dijo.

"Sin embargo", agregó Larson, "el rápido crecimiento recalca la necesidad de estrategias más sofisticadas para asegurar que se utiliza de manera apropiada".

Con ese fin, sugirió que el uso de escáneres por TC debería discutirse caso por caso. "Con frecuencia, esta edición no es tan inequívoca", dijo, "y, sin duda, podría ser más fácil simplemente someterse al escáner, ahora que la TC es tan ampliamente disponible. Para asegurarse de que la TC se use de manera apropiada, necesitamos desarrollar mejores métodos para ajustar la evidencia a la situación de cada paciente. Esto será un reto, pero no es insalvable".

El Dr. Robert Zimmerman, vicepresidente ejecutivo de radiología del Centro Médico Weill Cornell de la ciudad de Nueva York, expresó poca sorpresa sobre las tendencias aparentes de uso.

"Realmente, es bien sabido que ha habido un aumento explosivo en la cantidad de escáneres por TC realizados en las salas de emergencia", anotó. "Debido a que rápidamente quedó claro que para el trauma encefálico, los escáneres por TC eran superiores que cualquier otra cosa que pudiéramos hacer. Empezamos a usarlo sin pararnos a mirar atrás".

Zimmerman anotó que el escáner abdominal en particular comenzó a hacerse más popular a principios de este siglo, pues los escáneres eran más rápidos y más fáciles de usar. Además, concuerda con Larson en que la tecnología es, principalmente, un beneficio para la medicina, pero que se debe aprovechar con precaución.

"Ciertamente, es algo positivo que ahora haya maneras de escanear rápidamente a las personas para hallar patologías que antes no se hubieran podido detectar", dijo. "Mejora los resultados médicos. Pero necesitamos controlar su utilización y reducir la cantidad de radiación relacionada con estos escáneres para asegurar que sean seguros y que la gente tenga la certeza de que son seguros".

"Cada situación es diferente", concluyó. "Además, los pacientes necesitan tener en cuenta que si se han sometido a escáneres en el pasado o saber si están repitiendo algo que ya se ha hecho. Los pacientes necesitan traer eso a colación y hablarlo con el médico que los atiende. Ciertamente, de todos modos, cuando sea apropiado, es necesario usar este tipo de atención".

Más información

Para más información sobre los escáneres por TC, visite RadiologyInfo.org.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?