SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aumenta la violencia en los centros de atención de salud de EE. UU.

Por Madonna Behen, Reportero de Healthday -
Aumenta la violencia en los centros de atención de salud de EE. UU.

Expertos señalan que la frustración con el sistema de atención de salud sobrecargado podría ser un motivo

JUEVES, 10 de junio (HealthDay News/DrTango) -- Cada vez ocurren más crímenes violentos en los hospitales, clínicas y otros centros de atención de salud de EE. UU., según una nueva alerta emitida por la Joint Commission, un grupo independiente de supervisión de la atención de salud.

Desde 2004, ha habido "aumentos significativos en los informes sobre asaltos, violaciones y homicidios, con el mayor número de informes en los últimos tres años", apuntó el grupo en su "Alerta del centinela de eventos" publicada la semana pasada, la más reciente en una serie de alertas sobre eventos adversos que ocurren en ámbitos de atención de salud.

Según el sistema voluntario de informes de la Joint Comission para estos eventos adversos, ha habido 256 asaltos, violaciones u homicidios de pacientes y visitantes en los centros de salud de EE. UU. desde 1995, y 110 de estos actos ocurrieron a partir de 2007. Y el informe también anotó que se cree que las cifras reales son significativamente más altas.

"Solo un porcentaje muy pequeño de los incidentes violentos son reportados, así que esto es apenas la punta del iceberg", advirtió Russell L. Colling, asesor de seguridad de atención de salud de Salida, Colorado, que aconsejó a la Joint Commission sobre el informe. "La realidad es que en el departamento de emergencias hay violencia todos los días".

Colling citó varios motivos para el aumento de los brotes de violencia en los ámbitos de atención de la salud, que incluyen un aumento en el abuso de drogas y alcohol y una falta de atención adecuada para los pacientes psiquiátricos.

"En los últimos diez o quince años, los recursos para el diagnóstico y tratamiento de los pacientes de salud mental básicamente han desaparecido, y eso significa que con frecuencia los hospitales tienen que ingresar a todos los que se sospecha son pacientes psiquiátricos", apuntó. "En el ambiente hospitalario actual, donde con frecuencia se observan tremendos retrasos en el tratamiento, esos pacientes tienden a alterarse más".

Colling aseguró que otro factor es que la mayoría de estadounidenses son propensos a expresar sus frustraciones sobre el fallido sistema de atención de salud.

"Los pacientes de hoy sienten que tienen más derechos", añadió. "Sienten que tienen el derecho a atención de salud inmediata, y no les gusta esperar en una cola".

"Si se juntan todos estos ingredientes, tenemos un ambiente más volátil y estresante en los hospitales que antes, y en realidad no es distinto de lo que ocurre en otras partes de la sociedad", observó.

El informe identifica una variedad de factores contribuyentes, que fueron citados con mayor frecuencia en los últimos cinco años. Éstos incluyen problemas en el área de desarrollo e implementación de políticas y procedimientos; factores relacionados con los recursos humanos como una mayor necesidad de educación para el personal; protocolos fallidos de observación del paciente; errores en la comunicación; y deficiencias en la seguridad general del ambiente.

La alerta también especifica trece pasos básicos que los centros de atención de salud deben tomar para prevenir la violencia, como evaluar el riesgo de violencia del centro examinando las instalaciones, revisar los índices de crímenes, y encuestar a los empleados sobre sus percepciones del riesgo; además de llevar a cabo una revisión exhaustiva de los antecedentes de los solicitantes de empleo. El informe también recomienda que los centros tomen precauciones adicionales de seguridad en el departamento de emergencias, sobre todo si se trata de un área con un índice alto de crimen o de actividad de bandas.

"El departamento de emergencias es, por mucho, el principal lugar donde es probable que haya violencia", aseguró Colling. "Pero una vez un paciente es admitido al hospital, ese riesgo de violencia podría llegar a otras áreas, como las unidades de cirugía y de cuidados intensivos".

Otra experta se mostró de acuerdo y agregó que los incidentes violentos reflejan el empeoramiento de los recursos de atención de salud.

"El sistema de atención de salud de este país está roto, con largas esperas en la sala de emergencias, falta de personal, y muchos otros problemas. Además, todos los implicados están bajo un estrés increíble, lo que significa que a los que consumimos [atención de] salud nos llevan al límite de nuestro aguante", lamentó Jane Lipscomb, profesora de la Facultad de enfermería de la Universidad de Maryland en Baltimore, que estudia la violencia en el lugar de trabajo en la atención de salud.

Aseguró que el número de actos de violencia contra los empleados de atención de salud también es mucho mayor que el reportado. "En términos de asaltos al personal, se dejan de reportar cinco veces más incidentes que los que se reportan", aseguró Lipscomb.

Comentó que está de acuerdo con las recomendaciones del informe, pero para que el plan de prevención de la violencia de un hospital sea eficaz "no puede ser ni redactado ni implementado desde arriba. De verdad es necesario que el personal de atención directa provea información sobre lo que sucede a diario en sus unidades".

Más información

Para más información sobre la violencia contra el personal de enfermería, visite la Emergency Nurses Association.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?