SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Algunas personas simplemente no pueden evitar ser amables

Por HealthDay -
Algunas personas simplemente no pueden evitar ser amables

La amabilidad podría ser parte de la estructura genética, afirman investigadores

MIÉRCOLES, 11 de abril (HealthDay News) -- Ser amable podría hallarse en los genes.

Eso dice un nuevo estudio que halló que los genes son por lo menos parte del motivo de que algunas personas sean amables y generosas.

Investigadores de la Universidad de Buffalo y de la Universidad de California en Irvine evaluaron la conducta de personas con distintas versiones de genes receptores de dos hormonas (la oxitocina y la vasopresina) que se cree que hacen que las personas sean más amables.

"El estudio halló que esos genes, en combinación con las percepciones de las personas sobre el mundo como un lugar más o menos amenazador, predicen la generosidad", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Buffalo el autor principal Micheal Poulin, profesor asistente de psicología de la universidad. "Específicamente, los participantes del estudio que hallaban que el mundo era amenazante eran menos propensos a ayudar a los demás, a menos que tuvieran versiones de los genes receptores que generalmente se asocian con la amabilidad".

Poulin explicó que las versiones más "amables" de los genes receptores "le permiten vencer los sentimientos de que el mundo es un lugar amenazante, y ayudar a los demás a pesar de esos temores".

El estudio aparece en línea como un avance de la publicación impresa en una próxima edición de la revista Psychological Science.

"El hecho de que los genes predijeran la conducta solo en combinación con las experiencias y sentimientos de las personas sobre el mundo no es tan sorprendente, porque la mayoría de conexiones entre el ADN y la conducta social son complejas", aseguró Poulin.

"Así que si uno de sus vecinos parece [ser] una persona realmente generosa, amable y cívica, mientras que otro parece ser más egoísta, tacaño y no tan interesado en ayudar, su ADN podría ayudar a explicar por qué uno es más amable que el otro", anotó.

"No afirmamos haber encontrado el gen de la amabilidad", añadió Poulin. "Pero hemos hallado un gen que contribuye. Lo que hallo tan interesante es el hecho de que solo hace una contribución ante la presencia de ciertos sentimientos que las personas tienen sobre el mundo que las rodea".

Más información

La Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association) explica la forma en que los padres pueden enseñar a sus hijos a ser amables.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?