SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Alertan sobre el peligro de abusar de los antiácidos

Por HolaDoctor -
Alertan sobre el peligro de abusar de los antiácidos
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

La ingesta prolongada de antiácidos y otros fármacos protectores del estómago podría ser altamente perjudicial para la salud según un estudio realizado por la organización Kaiser Permanente, proveedora de servicios de salud en EE.UU., su uso por dos años o más puede provocar déficit de la vitamina B12, que a su vez causaría enfermedades neurológicas y demencia.

Para llegar a estas conclusiones, la organización Kaiser Permanente evaluó, entre 1997 y 2011 los registros médicos electrónicos (incluidos los diagnósticos, órdenes de farmacia y pruebas de laboratorio) de 25,956 pacientes con diagnóstico de déficit de vitamina B12 y los comparó con 184,199 personas sin este trastorno durante el mismo período de tiempo.

También se controló su exposición a fármacos antiulcerosos: inhibidores de la bomba de protones y antagonistas de los receptores H2 de la histamina, más conocidos por sus nombres comerciales como omeprazol o exomeprazol y ranitidina o famotidina.

Los resultados publicados en la revista Journal of the American Medical Association, revelan que las personas que tomaron diariamente un medicamento del grupo de omeprazol durante dos o más años tenían un 65% más de probabilidades de tener niveles bajos de vitamina B12 que quienes no habían ingerido estos fármacos durante un periodo tan prolongado.

Las dosis de más de 1.5 comprimidos diarios se relacionó con un riesgo un 95% superior a este déficit vitamínico en comparación a una ingesta diaria inferior a 0.7 píldoras. Por otro lado, la investigación concluyó que quienes se medicaron con ranitidina o famotidina presentaban un riesgo 25% mayor de déficit de B12.

A juicio de los investigadores, estos resultados no recomiendan prohibir los antiácidos para las personas con indicaciones claras para el tratamiento, pero los médicos deberían vigilar adecuadamente cuando recetan estos fármacos y prescribir la dosis más baja posible.

¿Qué son los antiácidos?

El estómago produce ácido normalmente para ayudar con la digestión de los alimentos y para matar las bacterias. Este ácido es corrosivo por lo que el cuerpo produce un moco barrera natural que protege al estómago. En algunas personas esta barrera se produce en menor cantidad permitiendo que el ácido dañe el estómago, causando reflujo, indigestión o una úlcera.

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. refiere que los antiácidos ayudan a tratar la acidez gástrica (indigestión) y neutralizan el ácido gástrico que causa dicha acidez. La acidez es el término médico para el dolor quemante que se siente en el pecho, un síntoma causado por los ácidos estomacales y las enzimas que fluyen hacia atrás desde el estómago hacia el esófago.

Existen dos tipos de medicamentos de venta libre que tratan la acidez: Los bloqueadores de H2 que reducen la cantidad de ácido que produce su estómago disponibles en sus nombres comerciales como ranitidina y famotidina, y los Inhibidores de la bomba de protones que disminuyen la producción de ácido de su cuerpo de venta libre y sin receta como: omeprazol y lansoprazol.

La deficiencia de vitamina B12

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), uno de cada 31 adultos estadounidenses de 51 años de edad o más presenta bajos niveles de vitamina B12. La vitamina B12 es una de las que se necesita para producir nuevos glóbulos rojos y ayudar al buen funcionamiento del sistema nervioso. La vitamina B12 se encuentra de manera natural en carnes, pescados, huevos y productos lácteos.

La deficiencia de vitamina B12 ocurre de manera muy lenta y los síntomas aparecen tan gradualmente que pueden ser inadvertidos. Con el tiempo, la deficiencia de vitamina B12 puede causar anemia. Los síntomas de anemia pueden ser: sentirse débil, cansado y desmayarse; tener palpitaciones; verse pálido y tener dificultad para respirar. La deficiencia de vitamina B12 también puede provocar hormigueo en manos y pies, cambios en la capacidad de caminar, pérdida de la visión, problemas de memoria, ver cosas que no son reales, tristeza, cambios en la personalidad y otros daños irreversibles en el sistema neurológico y demencia.

Bajo la normativa de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act o ACA en inglés) la atención en salud mental pasará a estar cubierta por las compañías aseguradoras. Además, la prevención es uno de sus ejes fuertes y por eso hay una amplia gama de exámenes preventivos a los que podrás acceder de manera gratuita o a un costo moderado. Conoce más de estas opciones en el Centro de Seguros Médicos.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?