SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ahora los piojos son resistentes a los medicamentos comunes en 25 estados

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -

Pero los fármacos recetados siguen siendo efectivos

MARTES, 18 de agosto de 2015 (HealthDay News) -- Es muy probable que los piojos resistentes a los medicamentos lleguen pronto a su escuela local, advierten investigadores de EE. UU.

Al menos 25 estados tienen poblaciones de piojos que no responden a los tratamientos comunes de venta libre, revela un nuevo análisis.

La permetrina, parte de la clase de insecticidas piretroides, ha sigo durante largo tiempo el arma de referencia contra los piojos, los mosquitos, los chinches y otros insectos.

Pero la exposición continua a la permetrina ha hecho que una gran parte de esos temidos insectos desarrollen mutaciones genéticas que hacen que esos fármacos resulten inútiles.

"Es una historia de resistencia muy clásica", dijo el autor líder del estudio, Kyong Yoon, profesor asistente del programa de ciencias biológicas y ciencias ambientales de la Universidad del Sur de Illinois, en Edwardsville.

"Los productos de permetrina se introdujeron a los consumidores de EE. UU. a principios de los 90", dijo Yoon. "Pero el primer problema registrado se reportó en Israel en 1995, probablemente porque lo habían usado incluso antes. Entonces, en 2000, hallamos mutaciones genéticas que provocaban resistencia en los piojos de aquí".

Los piojos, que no pueden saltar ni volar, se transmiten mediante el contacto físico directo. Infestan rápidamente el cuello y la cabeza, alimentándose de sangre y fijando sus huevos en la base de los tallos del pelo.

"Pican, pero no transmiten enfermedades", dijo Yoon. "No es algo que mate, aunque sea frustrante e incómodo".

Entre 6 y 12 millones de niños de EE. UU. se infestan con piojos cada año, "y los padres gastan unos 350 millones de dólares al año en tratamientos con permetrina de venta libre y recetados", apuntó Yoon. Las infestaciones de piojos ocurren en los vecindarios ricos y pobres.

Para este estudio, Yoon y sus compañeros de investigación desarrollaron herramientas de diagnóstico molecular para estudiar a los piojos estadounidenses. Siguen llegando resultados de los estados evaluados hasta ahora.

"Encontramos una resistencia del 100 por ciento en 104 poblaciones de piojos de 109 que evaluamos", señaló Yoon. "Eso es realmente alarmante".

En 25 estados (incluyendo a Arizona, California, las Carolinas, Connecticut, Florida, Georgia, Illinois, Maine, Massachusetts, Texas y Virginia) los piojos tienen lo que Yoon denomina "mutaciones resistentes a la supresión", un triple revés de mutaciones genéticas que los hacen inmunes a los tratamientos con permetrina de venta libre.

Los piojos de cuatro estados (Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York y Oregón) han desarrollado resistencia parcial, hallaron los investigadores.

Los piojos de Michigan aún no tienen resistencia. El motivo no está claro.

Yoon presentó los hallazgos de su equipo el martes en Boston en una reunión de la Sociedad Química Americana (American Chemical Society). Los datos y conclusiones presentados en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.

La buena noticia es que los medicamentos recetados que no contienen permetrina siguen siendo efectivos contra los piojos. Contienen agentes potentes como el alcohol bencílico, la ivermectina, el malatión y el espinosad. El champú de lindano es otra alternativa para los casos difíciles de tratar.

"Los medicamentos recetados son más costosos. Pero si intenta ahorrar tiempo y dinero y tratarlo usted mismo, probablemente empeore en lugar de mejorar", advirtió Yoon.

Philip Tierno, profesor de microbiología y patología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, en la ciudad de Nueva York, se mostró poco sorprendido ante los hallazgos.

Con los años, los pesticidas poderosos se han sacado del mercado, explicó Tierno. El DDT se retiró en los 70 debido a preocupaciones medioambientales, dijo, y los organofosfatos, que eran neurotóxicos, se restringieron tras el 11/9 porque el gobierno temía que los terroristas los usaran. "Solo los expertos en control de plagas tenían acceso", comentó.

"Eso significó que los piojos y otros insectos, como los chinches, se exponían constantemente a los que nos quedaba: la permetrina. Así se hicieron resistentes", dijo Tierno.

Pero que no cunda el pánico. "Existe el recurso de los medicamentos recetados", apuntó. "Simplemente vaya al médico antes de ir a la farmacia".

Más información

Para más información sobre los piojos, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?