SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Afectan unos medicamentos para el colesterol a la agresividad?

Por Dennis Thompson, Reportera de HealthDay -
¿Afectan unos medicamentos para el colesterol a la agresividad?

Un estudio encuentra que es posible, pero se sugiere que se realice más investigación

MIÉRCOLES, 1 de julio de 2015 (HealthDay News) -- Las estatinas, unos fármacos para reducir el colesterol, podrían influir sobre las conductas agresivas de una persona, aumentando o reduciendo su irritabilidad y sus tendencias violentas, sugiere un ensayo clínico reciente.

Los hombres que toman estatinas por lo general se hacen menos agresivos, mientras que las mujeres que toman estatinas se vuelven más agresivas, según los hallazgos, publicados en la edición del 1 de julio de la revista PLOS ONE.

"Los profesionales clínicos deben estar conscientes sobre este hecho, y no estaría mal que los pacientes también lo supieran", dijo la autora líder, la Dra. Beatrice Golomb, investigadora principal de la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en San Diego. "Si un individuo desarrolla un cambio conductual, en mi opinión siempre se debe considerar a los medicamentos como una posibilidad".

Pero los efectos parecen ser mínimos, y se deben verificar en estudios de seguimiento, dijo un experto externo, Robert Geffner, presidente fundador del Instituto de Violencia, Abuso y Traumas de la Universidad Internacional Alliant, en San Diego.

"Si estoy interpretando bien el estudio, parece que, para comenzar, tratan con niveles realmente bajos de agresividad", dijo Geffner, profesor de psicología de la universidad. "Es interesante, pero no estoy seguro de qué tan significativo sea".

Para el estudio, los investigadores asignaron al azar a más de mil hombres adultos y mujeres postmenopáusicas a tomar una estatina o un placebo durante seis meses.

El ensayo buscaba clarificar la más bien confusa imagen que ha surgido del rol que el colesterol bajo en la sangre y las estatinas podrían tener en la conducta violenta, comentó Golomb.

Investigaciones anteriores han mostrado que los niveles bajos de colesterol en sangre pueden aumentar la conducta agresiva de la persona, aumentando o reduciendo la tasa de muerte violenta, crimen violento y suicidio, añadió.

Aunque las estatinas reducen los niveles de colesterol en sangre, en teoría los fármacos deberían reducir las tendencias agresivas al bajar los niveles de testosterona y mejorar la capacidad de las células de generar energía, continuó Golomb. Pero las estatinas pueden alterar los niveles de serotonina de una persona, provocando problemas del sueño y aumentando la conducta agresiva, anotaron los investigadores.

La agresividad conductual de los participantes se midió al registrar todo acto agresivo que realizaran contra otras personas, objetos o ellos mismos en la semana anterior. Los investigadores buscaban un cambio en la agresividad entre el inicio y el final del estudio.

Encontraron que las estatinas típicamente tendían a aumentar la agresividad en las mujeres postmenopáusicas, con un efecto significativo en las mayores de 45 años. El aumento pareció más fuerte en las mujeres que comenzaron con unos niveles más bajos de agresividad, según el estudio.

El análisis de los participantes de sexo masculino resultó más complejo. Tres de los hombres asignados a tomar estatinas experimentaron aumentos muy grandes en la agresividad. Cuando se les incluyó en la revisión, las estatinas no tuvieron, en promedio, ningún efecto en ninguna dirección sobre la conducta agresiva.

Pero cuando los tres participantes que presentaron valores atípicos se excluyeron del grupo, los investigadores observaron un declive significativo en la conducta agresiva de los hombres que usaron estatinas.

El efecto de las estatinas sobre los niveles hormonales parece influir sobre la conducta, señaló Golomb. Los que experimentaron una reducción en los niveles de testosterona debido a las estatinas también experimentaron una reducción en la agresividad. Los que durmieron peor, posiblemente debido al efecto de las estatinas sobre los niveles de serotonina, experimentaron un aumento en la agresividad.

El hallazgo sobre el sueño ayudó a explicar a los hombres con valores atípicos, dado que los dos hombres con los mayores aumentos en la agresividad también contrajeron problemas de sueño mucho peores, anotó Golomb.

Geffner dijo que es bien sabido que "las hormonas y los neurotransmisores sin duda influyen" sobre la forma en que el cerebro funciona.

Pero cuestionó si excluir a los tres hombres con valores atípicos fue adecuado en el análisis, dado que esto podría ser evidencia de que las estatinas aumentan la conducta agresiva.

Geffner también anotó que el estudio comenzó con 2,400 personas, pero que se excluyeron casi 1,400 porque no cumplieron con los criterios del estudio o se negaron a participar.

"En este momento, simplemente tengo muchas preguntas al respecto", planteó. "Creo que hay cosas interesantes para hacerles un seguimiento, pero tengo muchas preguntas".

Más información

Para más información sobre las estatinas, visite la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?