SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

A veces, los 'delitos' menores se vinculan con la demencia

Por Amy Norton, Reportero de Healthday -
A veces, los 'delitos' menores se vinculan con la demencia

Los robos y las infracciones de tráfico podrían ser las primeras señales del declive mental, señalan unos investigadores

JUEVES, 8 de enero de 2015 (HealthDay News) -- Algunos adultos mayores con demencia podrían cometer sin querer delitos como robar o violación de la propiedad, y en unos cuantos, esto puede ser la primera señal de declive mental, halla un estudio reciente.

La conducta, encontraron los investigadores, se observa con la mayor frecuencia en las personas con un subtipo de demencia frontotemporal. La demencia frontotemporal conforma entre el 10 y el 15 por ciento de todos los casos de demencia, según la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association).

Por otro lado, los adultos mayores con Alzheimer (el tipo más común de demencia) parecen ser mucho menos propensos a mostrar "conductas criminales", dijeron los investigadores.

Aún así, casi el 8 por ciento de los pacientes de Alzheimer del estudio habían cometido algún tipo de delito de forma no intencionada. El más frecuente eran las infracciones de tráfico, pero hubo algunos incidentes de violencia hacia los demás, informaron los investigadores en la edición en línea del 5 de enero de la revista JAMA Neurology.

Pero independientemente de la conducta específica, se debe considerar como consecuencia de una enfermedad del cerebro, y no como un delito, señalaron los expertos.

"No etiquetaría de 'conducta delictiva' a lo que en realidad es una manifestación de una enfermedad cerebral", comentó el Dr. Mark Lachs, especialista en geriatría que ha estudiado la conducta agresiva en los pacientes de demencia de los hogares de ancianos.

"No es sorprendente que algunos pacientes de demencia desarrollen conductas desinhibidas que puedan verse como delictivas", dijo Lachs, profesor de medicina del Colegio Médico Weill Cornell, en la ciudad de Nueva York.

Y es importante que las familias sepan que puede ocurrir, aconsejó Lachs.

Los hallazgos se basan en los expedientes de casi 2,400 pacientes atendidos en el Centro de la Memoria y el Envejecimiento de la Universidad de California, en San Francisco. Incluyeron a 545 personas con Alzheimer y a 171 con la variante conductual de la demencia frontotemporal, en que las personas pierden el control normal de los impulsos.

El Dr. Aaron Pinkhasov, presidente de salud conductual del Hospital de la Universidad de Winthrop en Mineola, Nueva York, explicó que ese tipo de demencia afecta a una región del cerebro (el lóbulo frontal) que "básicamente filtra nuestros pensamientos e impulsos antes de que los saquemos al mundo".

Así que no es sorprendente que de los pacientes del estudio, los que tenían demencia frontotemporal presentaran la tasa más alta (del 37 por ciento) de "conducta delictiva", aseveró. El robo, las infracciones de tráfico, la violación de la propiedad y las insinuaciones sexuales inadecuadas estuvieron entre los incidentes más comunes en los expedientes médicos de los pacientes.

Por otro lado, el 8 por ciento de los pacientes de Alzheimer habían mostrado esa conducta. Lo más común es que se tratara de infracciones de tráfico, pero hubo once casos de violencia y unos pocos casos de robo. Entre éstos se hallaba una mujer mayor que "robó" un pastel de un supermercado local debido a la confusión, y se llamó a la policía.

El Dr. Georges Naasan, uno de los investigadores del estudio, dijo que los problemas legales pueden resultar complejos, sobre todo para las personas con demencia frontotemporal.

Un motivo es que con frecuencia parecen tener una "cognición intacta", apuntó Naasan, neurólogo y profesor clínico del Centro de la Memoria y el Envejecimiento.

Su equipo halló que los actos delictivos eran el primer síntoma de demencia en el 14 por ciento de los pacientes del estudio con demencia frontotemporal.

"Nuestro sistema judicial actual podría percibir que son 'responsables' de sus actos", dijo Naasan.

Las familias deben estar alertas si un pariente mayor de repente presenta cambios conductuales o de personalidad, dijo. La demencia quizá no sea la causa, añadió Naasan, pero por lo menos "hay que probar" con una evaluación médica.

En contraste con la demencia frontotemporal, el Alzheimer tiende a afectar áreas de la parte trasera del cerebro, lo que significa que las habilidades de memoria, espaciales y visuales son las más afectadas, explicó Naasan.

Pinkhasov comentó que cuando los pacientes de Alzheimer desarrollan problemas conductuales o agresividad, por lo general ocurre cuando la enfermedad está en una etapa más avanzada.

Naasan dijo que eso significa que es posible prevenir los "delitos" involuntarios.

"Quizá haya llegado el momento de dejar de conducir incluso antes de que ocurra una infracción de tráfico, si se sospecha que el juicio del paciente ya no es bueno, y que la conducta es impulsiva", aconsejó Naasan.

Para evitar robos, violación de la propiedad u otras conductas inadecuadas, quizá haya que acompañar a los pacientes siempre que salgan de casa, añadió.

"La cuestión es que esas conductas se podrían evitar con la concienciación, la educación y el conocimiento adecuados sobre la enfermedad", planteó.

Más información

La Asociación del Alzheimer ofrece más información sobre las distintas formas de demencia.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?