SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

A veces es normal que los bebés se pongan azules temporalmente, afirman unos médicos

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
A veces es normal que los bebés se pongan azules temporalmente, afirman unos médicos

La Academia Americana de Pediatría refina una directriz sobre lo que se conoce como un 'evento breve sin explicación resuelto'

LUNES, 25 de abril de 2016 (HealthDay News) -- Muchos padres han experimentado un momento que les ha paralizado el corazón: descubren que su bebé se ha puesto azul, respira de forma irregular o no responde a un empujoncito para que se despierte. Pero segundos después, el bebé ha vuelto a la normalidad.

Por suerte, esos eventos son menos graves de lo que se podría pensar. Pero también son más comunes, concluyó un panel de expertos de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP).

El panel de la AAP creó un nuevo término para esos eventos, con el fin de reflejar que en realidad raras veces se asocian con un problema médico subyacente grave.

El nuevo término, "evento breve sin explicación resuelto" (o BRUE, por su sigla en inglés), reemplaza el término anterior, "eventos aparentemente letales" (ALTE), dijo el Dr. Joel Tieder, autor principal de la nueva directriz de práctica clínica de la AAP. Tieder es profesor asociado de medicina del Hospital Pediátrico de Seattle.

Un BRUE es transitorio, y no tiene causas claras, según la nueva directriz.

Los episodios de BRUE suceden en bebés menores de un año de edad cuando ocurre una o más de las siguientes condiciones:

  • ponerse azul o pálido,
  • la respiración se vuelve irregular, disminuye o se detiene,
  • un cambio marcado en el tono muscular,
  • falta de respuesta.

El episodio debe durar menos de un minuto, y entonces resolverse solo, según el panel.

"Es probable que esto le suceda a los bebés regularmente y no lo sepamos", planteó el Dr. Ian Holzman, jefe de medicina de recién nacidos del Hospital Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. "Creo que esto es el punto esencial. No es algo que sea una enfermedad. Es algo que sucede, y no hay que volverse loco".

Tieder explicó que el término ALTE se aplicó a esos eventos en los 80, cuando los médicos creían que quizá fuera un precursor del síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Pero el ALTE no contaba con una definición sólida, y condujo a que muchos niños fueran hospitalizados y recibieran unas pruebas innecesarias, señaló Tieder. Los pediatras les sacaban sangre, les ponían cables de ECG y ordenaban escáneres llenos de radiación, pero con frecuencia no encontraban que el niño tuviera nada malo.

"Esas pruebas con frecuencia no conducían a un diagnóstico, y cuando sí lo hacían no era algo que no fuera tratable", dijo Tieder. "De verdad teníamos que preguntarnos si estábamos haciendo más mal que bien a esas familias".

Además, desde ese entonces la investigación ha determinado que esos eventos no se relacionan con el SMSL, añadió Tieder, y anotó que ese hallazgo ofrece mucha tranquilidad a los padres.

El término BRUE se aplicará a los casos según unos criterios más definidos que los del ALTE, dijo.

Los pediatras pueden diagnosticar un evento como un BRUE solo tras realizar un examen físico y tomar un historial médico, otro cambio marcado respecto a la forma en que se aplicaba el término ALTE, explicó Tieder. Con frecuencia, los médicos diagnosticaban un ALTE basándose exclusivamente en lo que el padre o el cuidador les decía.

La verdad es que esos eventos simplemente les suceden a los bebés, concluyó el panel de la AAP.

Tieder apuntó a un estudio clave que siguió a unos mil niños durante un par de semana con monitores en casa. "Cuando se observan a esos niños, incluso los sanos, esos tipos de eventos fueron bastante comunes", dijo. Pero, añadió, no siempre se ven en el ámbito de la atención sanitaria.

Los episodios de BRUE se relacionan con cosas que ocurren a los bebés de forma regular. "Los bebés no llegan con un manual, y hacen cosas que los padres no anticiparían", dijo Tieder.

Por ejemplo, dejar de respirar durante periodos breves, o que la boca o los pies se pongan azules ocasionalmente, es parte normal de la fisiología del bebé, aseguró. A veces los bebés duermen de forma tan profunda que parece que están inconscientes.

Holzman no anticipa ninguna controversia respecto al nuevo término BRUE, aunque quizá haya un breve periodo de "disputas tormentosas sobre lo que se debe hacer para los niños que ahora tienen BRUE".

En panel de expertos de la AAP desaconseja someter a los niños con BRUE de "bajo riesgo" a hospitalizaciones o pruebas.

Los bebés con BRUE de "alto riesgo" son los que:

  • nacieron prematuros,
  • tienen menos de 2 meses de edad,
  • tienen episodios de BRUE repetidos,
  • han tenido un evento que duró más de un minuto o que requirió RCP de parte de un profesional médico entrenado,
  • han tenido un hallazgo preocupante en el examen físico o el historial médico.

Esos niños de "alto riesgo" deben recibir una revisión más exhaustiva para asegurarse de que no pase nada malo, dijo Tieder.

Aunque el nuevo término busca tranquilizar a los padres, un médico debe de cualquier forma examinar a un bebé tras un aparente episodio BRUE, aconsejaron Tieder y Holzman.

"Lo importante es que el bebé por lo demás parece estar bien, pero creo que sigue ameritando que otra persona se asegure de que el bebé esté sano", explicó Holzman.

La nueva directriz clínica de la AAP aparece en línea el 25 de abril y se publicará en la edición impresa de mayo de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre las afecciones comunes en los recién nacidos, visite la Academia Americana de Pediatría.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad