SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

A muchos propietarios de mascotas les gusta que su perro o su gato duerman con ellos en la cama

A muchos propietarios de mascotas les gusta que su perro o su gato duerman con ellos en la cama

En un estudio, más personas dijeron que la presencia de su mascota les ayudaba a conciliar el sueño en vez de impedirlo

MARTES, 15 de diciembre de 2015 (HealthDay News) -- A la hora de ir a dormir, ¿su amigo de cuatro patas también se sube a la cama? Un nuevo estudio descubre que para muchos estadounidenses que tienen mascotas, eso no es algo malo.

Según un estudio de la Clínica Mayo en el que se realizó una encuesta a 150 personas, "hubo más que respondieron que percibían que sus mascotas no alteraban su sueño o que incluso lo beneficiaba, en lugar de dificultarlo", y "algunos encuestados dijeron que se sentían más seguros, más contentos y más relajados cuando su mascota dormía cerca".

El estudio aparece en la edición de diciembre de la revista Mayo Clinic Proceedings.

La investigación fue dirigida por la Dra. Lois Krahn, del Centro de Medicina del Sueño a la Clínica Mayo en Scottsdale, Arizona. Su equipo afirmó que no se han realizado buenas investigaciones hasta la fecha sobre el impacto en el sueño del propietario que puede tener el hecho de que una mascota duerma a su lado.

Millones de estadounidenses siguen teniendo problemas de sueño, y "la cantidad de personas con mascotas y de mascotas por casa ha llegado a su nivel máximo de las últimas dos décadas", escribieron los investigadores.

En su investigación, el equipo de Krahn usó entrevistas y formularios a fin de descubrir de qué modo las mascotas en el dormitorio afectaban al sueño. 74 de las 150 personas adultas entrevistadas tenían al menos una mascota, y 31 tenían varias. Más de la mitad (el 56 por ciento) de los propietarios de mascotas permitían al animal (o animales) que durmiera con ellos en el dormitorio o en la cama.

Solamente 15 propietarios de mascotas (el 20 por ciento) pensaba que la presencia del animal "perturbaba" su sueño. Algunos dijeron que las mascotas deambulaban, roncaban, lloriqueaban o iban y venían del baño, por ejemplo. Una mujer de 51 años sin pareja se quejaba de que su loro "graznaba siempre a las 6 a.m.", según los investigadores.

Pero había muchos más que se sentían bien con el hecho de que su mascota durmiera cerca. El 41 por ciento de las personas que permitían a su mascota dormir con ellos dijeron que "no era un problema o que [era] beneficioso", para su sueño.

"Una mujer sin pareja de 64 años comentó que se sentía más contenta cuando su perro pequeño dormía debajo de las sábanas cerca de sus pies", escribió el grupo de Krahn. Además, reportaron que una mujer de 50 años de edad comentó que "no le importaba que su encantador gato durmiera sobre su pecho y otra describió a su gato como 'calmante'".

Algunas personas incluso dijeron que, en parte, la razón por la que adquirieron un perro o un gato fue para ayudarles a relajarse por la noche, y esto fue especialmente cierto en el caso de las personas sin pareja o las personas cuyas parejas a menudo viajaban o trabajaban de noche.

Los investigadores enfatizaron que tener una mascota en el dormitorio no siempre es una experiencia que ayude a calmarse, y las personas deberían priorizar su necesidad de descansar al dormir antes que la necesidad de tener una mascota cerca.

Pero cuando la combinación mascota-humano para dormir funciona, puede ser muy gratificante, según Krahn y sus colaboradores.

"El valor de estas experiencias... no se puede descartar, porque dormir depende de un estado de relajación física y mental", concluyeron los autores.

Más información

Hay más información sobre cómo dormir bien por la noche en la National Sleep Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?