SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

A medida que aumenta la temperatura, también lo hace el riesgo de hipertermia de los adultos mayores

Los expertos ofrecen consejos para evitar afecciones de salud peligrosas relacionadas con el calor

DOMINGO, 25 de julio (HealthDay News/HolaDoctor) -- El calor extremo del verano puede poner a las personas mayores en riesgo de desarrollar una afección peligrosa que se caracteriza por una temperatura corporal alta conocida como hipertermia, advierten expertos del Instituto Nacional sobre Envejecimiento (NIA) de EE. UU.

Como resultado de la incapacidad del cuerpo para regular la temperatura después de la exposición a un tiempo muy cálido, los mayores podrían enfrentar varios problemas de salud, tales como fatiga y cansancio por calor, mareos repentinos (conocido como "síncope por calor"), calambres por calor y golpe de calor (cuando la temperatura corporal supera los 104º Fahrenheit o 40º Celsius), advierte la agencia.

Dicho esto, el NIA destaca algunas medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de las personas más vulnerables.

En un comunicado de prensa de la agencia, los expertos aconsejan que las personas mayores, especialmente los que tienen enfermedades cardiacas, pulmonares o renales crónicas, así como problemas de las glándulas sudoríparas y de circulación, deben permanecer en ambientes interiores en días muy calurosos y húmedos, así como en aquellas ocasiones en que tengan lugar advertencias de contaminación.

Si no tienen aire acondicionado en sus casas, el NIA sugiere que las personas mayores deben aprovechar los establecimientos locales que sí lo tengan, tales como centros de ancianos, centros comerciales, cines, iglesias y centros religiosos, organizaciones de servicio social y bibliotecas.

Beber muchos líquidos y evitar el alcohol y la cafeína también es crítico, así como usar ropa apropiada y evitar las multitudes.

A los hombres y las mujeres mayores que toman medicamentos con regularidad para tratar varias afecciones de salud se les aconseja que no dejen de tomar sus medicamentos sin antes consultar a su médico. Sin embargo, los pacientes de edad avanzada deben saber que los diuréticos, los sedantes, tranquilizantes y medicamentos para la presión arterial pueden elevar, en algunos casos, el riesgo de hipertermia.

Cualquier persona que sienta que tiene una afección relacionada con el calor debe ser llevada a la sombra o a un lugar con aire acondicionado, además se le debe animar a que se acueste y a refrescarse con una esponja empapada de agua fría o si es posible que se dé un baño o una ducha. Ante la sospecha de un golpe de calor, llame al 911 de inmediato.

El NIA también señala que a aquellos que lo necesitan se les puede ayudar con la aplicación de un paño húmedo y frío en las partes del cuerpo por donde circula la sangre cerca de la superficie de la piel, como la muñeca, el cuello, las axilas y la ingle.

Más información

Para más información sobre la hipertermia y las personas mayores, visite el Instituto Nacional sobre Envejecimiento de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?