SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

A la mayor parte de las personas que sobreviven a sobredosis de analgésicos se los siguen recetando, según un estudio

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
A la mayor parte de las personas que sobreviven a sobredosis de analgésicos se los siguen recetando, según un estudio

Con frecuencia, los médicos que emiten las recetas ni siquiera saben que sus pacientes han sufrido una sobredosis, señalan unos investigadores

LUNES, 28 de diciembre de 2015 (HealthDay News) -- Mientras las sobredosis por analgésicos narcóticos recetados alcanzan máximos históricos en Estados Unidos, un informe reciente encuentra que los médicos siguen recetando los fármacos a la mayoría de personas que sobreviven a ese tipo de eventos.

El nuevo estudio encontró que esto sucedía en más de un 90 por ciento de los casos, y que los pacientes que siguieron tomando medicamentos como OxyContin, Vicodin y Percocet tras una sobredosis tenían el doble de probabilidades de volver a sufrir una sobredosis en un periodo de dos años.

"El 70 por ciento de los pacientes que sufrieron una sobredosis obtenían los medicamentos del mismo médico que recetó el narcótico antes de la sobredosis", anotó el investigador líder, el Dr. Marc Larochelle, profesor asistente de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

En muchos casos, los médicos que siguieron recetando los narcóticos ni siquiera sabían que sus pacientes habían sufrido una sobredosis. "Esto señala a un problema en el sistema sanitario, pero no creo que necesariamente indique que los médicos sean malos médicos", planteó.

Dijo que el problema es que los expedientes del departamento de emergencias raras veces llegan al médico de un paciente. Esto se debe a que el expediente de una sobredosis no se envía de forma automática al médico que recetó el fármaco, comentó Larochelle.

Y los pacientes, en particular los que son adictos a esos medicamentos, con frecuencia no informan al médico que han acabado en emergencias por una sobredosis.

Para el estudio, Larochelle y sus colaboradores usaron una gran base de datos de reclamaciones de seguro para recolectar información sobre casi 3,000 personas que sufrieron una sobredosis de narcóticos en un periodo de 12 años. El informe aparece en la edición del 28 de diciembre de la revista Annals of Internal Medicine.

Entonces, ¿cuál es la solución? Larochelle cree que, en primer lugar, los médicos que emiten recetas deben controlar la frecuencia con que lo hacen.

"Hay una correlación directa: mientras más narcóticos se administren a la población, más sobredosis habrá", advirtió.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., las sobredosis de medicamentos y drogas han alcanzado niveles epidémicos, al igual que las tasas de fallecimientos relacionados con las sobredosis.

Un informe de los CDC publicado a principios de mes encontró que las muertes por sobredosis de medicamentos y drogas alcanzaron máximos históricos en 2014, fomentado en gran parte por el abuso de los analgésicos narcóticos y de la heroína, una droga a la que los adictos con frecuencia recurren cuando ya no les emiten más recetas.

En 2014, más de 47,000 estadounidenses murieron de sobredosis de medicamentos y drogas, un aumento del 14 por ciento respecto a 2013. Desde 2000, casi medio millón de personas han muerto de sobredosis, según los CDC.

La oxicodona, que incluye el medicamento de marca OxyContin, y la hidrocodona, que se halla en el medicamento de marca Vicodin, siguen estando entre los analgésicos narcóticos más comúnmente recetados, y son responsables de más muertes por sobredosis que todos los demás narcóticos, encontraron los investigadores.

Ahora "cuando recetan analgésicos narcóticos, los médicos intentan encontrar un equilibrio entre el riesgo y los posibles beneficios", comentó Larochelle.

¿Necesitan los pacientes tomar estos analgésicos de alta potencia a largo plazo?

Larochelle dijo que es dudoso. Dijo que aunque los medicamentos son efectivos para controlar el dolor postquirúrgico y gestionar el dolor de los pacientes de cáncer, no han resultado efectivos para controlar el dolor crónico no relacionado con el cáncer, como por ejemplo el dolor lumbar.

Además, Larochelle dijo que no existe una herramienta que pueda predecir qué pacientes se harán adictos a estos medicamentos. "Idealmente, podríamos identificar a esos pacientes", dijo.

También cree que una mejor comunicación entre el departamento de emergencias y los médicos que recetaron esos medicamentos es clave. Por ejemplo, las compañías de seguro quizá podrían proveer la información sobre las sobredosis a los médicos, lo que podría ayudarles a detectar a los pacientes que estén teniendo problemas con los fármacos, planteó Larochelle.

El Dr. Scott Krakower es jefe asistente de la unidad de psiquiatría del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York. Comentó que "los analgésicos narcóticos pueden ser altamente adictivos, y los pacientes podrían buscarlos a pesar de haber sufrido una sobredosis, ignorando así los riesgos que estos agentes conllevan".

Pero dijo que la comunidad médica opta cada vez más por unos controles más estrictos de estos agentes. Por ejemplo, en los estados con programas de monitorización de las recetas, los médicos pueden revisar la base de datos para ver si sus pacientes han sufrido una sobredosis o si están recibiendo recetas de varios médicos, apuntó Krakower.

Los médicos también deben evitar las recetas de grandes cantidades de narcóticos, y comprender los riesgos que conlleva indicar múltiples fármacos, como narcóticos y benzodiacepinas. Las benzodiacepinas, como Valium, Xanax y Klonopin, se usan para tratar la ansiedad, los ataques de pánico, la depresión y el insomnio. No se mezclan bien con los analgésicos narcóticos, y pueden provocar dificultades en la respiración que pueden resultar letales.

Krakower dijo que los médicos deben comunicarse mejor con los pacientes que han sufrido sobredosis, para evitar que tengan problemas de nuevo.

"En el futuro, los médicos deben intentar asegurarse de que facilitan una remisión adecuada entre unos y otros, sobre todo del departamento de emergencias o de los centros de pacientes internos a los proveedores ambulatorios", comentó.

Más información

Para más información sobre las sobredosis de medicamentos recetados, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?