SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aún se permite fumar en uno de cada cuatro grandes aeropuertos

Investigadores de los CDC afirman que los 'espacios para fumadores' no protegen a los que no fuman del humo

JUEVES, 18 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Según un nuevo estudio, millones de viajeros ajetreados todavía tienen que aguantar los humos tóxicos de los espacios cerrados para fumadores en uno de cada cuatro de los principales aeropuertos de EE.UU.

El análisis de las políticas de ambientes libres de humo en los grandes aeropuertos centrales entre 2002 y 2010 encontró que se permite fumar dentro de siete de los aeropuertos más grandes del país, incluidos tres de los cinco más concurridos: el Aeropuerto Hartsfield-Jackson de Atlanta, el Aeropuerto Internacional Dallas-Fort Worth y el Aeropuerto Internacional de Denver.

Otros aeropuertos importantes que permiten fumar en espacios interiores son: el Aeropuerto Internacional McCarran de Las Vegas, el Aeropuerto Internacional Douglas de Charlotte, el Aeropuerto Internacional Washington-Dulles y el Aeropuerto Internacional de Salt Lake City.

El estudio fue realizado por un equipo del Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud, parte de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Los investigadores encontraron que el 22 por ciento de los embarques de pasajeros de EE.UU., con alrededor de 151 millones de embarcaciones al año, se siguen produciendo en los aeropuertos que permiten fumar.

En lugar de adoptar políticas libres de humo, varios aeropuertos han instalados espacios cerrados y ventilados para fumadores. Sin embargo, la eliminación completa de la exposición al humo de segunda mano no se puede lograr mediante la separación de fumadores y no fumadores, y la limpieza del aire y la ventilación de los edificios, concluyó la Ministra de Salud de EE. UU. en 2006.

Sólo las políticas para ambientes 100 por ciento libres de humo protegen plenamente a los viajeros y trabajadores del aeropuerto contra el humo de segunda mano, según los investigadores.

El estudio fue publicado en la edición del 19 de noviembre de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

Los investigadores señalaron que no hay un nivel seguro de exposición al humo de segunda mano, que provoca graves problemas de salud y la muerte. Por ejemplo, se calcula que el humo de segunda mano causa 46,000 muertes por enfermedades cardiacas y 3,400 muertes por cáncer de pulmón en Estados Unidos cada año.

Más información

La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. tiene más información sobre el humo de segunda mano.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?