Editar mi perfil

40 millones de personas conducen borrachas o drogadas

Por HolaDoctor y agencias -

Dos de cada diez personas manejan borrachas en estados como Wisconsin y Dakota del Norte. En Rhode Island y Vermont, es más alta la incidencia de conductores drogados, según un informe reciente.

Se estima que tres de cada diez víctimas de accidentes de tránsito mueren a causa de un conductor que había abusado de drogas ilegales.

A pesar de los esfuerzos masivos por controlar la conducción bajo la influencia del alcohol, unos 30 millones de estadounidenses conducen borrachos, y otros 10 millones conducen drogados cada año, según informan funcionarios federales.

De hecho, en algunos estados la cantidad de conductores borrachos y drogados supera el 20 por ciento, según un informe emitido el jueves por la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental (SAMHSA).

"Es un porcentaje bastante alto de personas que operan un vehículo motorizado bajo la influencia de algo", lamentó Peter Delany, director del Centro de Estadísticas y Calidad de la Salud Conductual de la SAMHSA.

Añadió que ha habido un ligero declive en el número de las personas que conducen borrachas o drogadas. "Pero aunque hemos progresado, aún falta mucho", afirmó. "La realidad es que cualquier cifra es preocupante".

Otros funcionarios de la SAMHSA anotaron que miles de personas resultan muertas y heridas cada año por conductores borrachos y drogados, aunque el sector del entretenimiento muestra la conducción bajo alcohol y drogas como "diversión inocente" en algunas películas como Due Date.

Según la encuesta, un promedio de 13.2 por ciento de las personas mayores de 16 años condujo bajo la influencia del alcohol y 4.3 por ciento bajo la influencia de una droga ilegal en el año anterior.

Las cifras de conductores borrachos y drogados variaron por estado, encontró la encuesta. Entre los estados con los niveles más altos de conducción bajo la influencia del alcohol están Wisconsin (23.7 por ciento) y Dakota del Norte (22.4 por ciento). Los índices más altos de conducción bajo la influencia de drogas se observaron en Rhode Island (7.8 por ciento) y Vermont (6.6 por ciento).

Los estados con los índices más bajos de borrachos conduciendo incluyen a Utah (7.4 por ciento) y Misisipí (8.7 por ciento). En cuanto a la conducción con drogas, Iowa (2.9 por ciento) y Nueva Jersey (3.2 por ciento) tuvieron los niveles más bajos, encontraron los autores.

Además, los niveles de conducción bajo la influencia del alcohol y las drogas variaron según el grupo de edad, y los conductores más jóvenes son mucho más propensos a conducir mientras están afectados. Los conductores de 16 a 25 años tenían un índice mucho más alto de conducción con alcohol, frente a los que tenían de 26 años en adelante, con 19.5 frente a 11.8 por ciento. Las personas de 16 a 25 años también tenían un índice mucho más alto de conducción con drogas en comparación con los que tenían de 26 años en adelante, con 11.4 frente a 2.8 por ciento.

"Los padres y líderes comunitarios tienen que pensar sobre lo que pueden hacer para ayudar a las personas jóvenes a tomar buenas decisiones y no malas sobre el alcohol y las drogas y la conducción", planteó Delany.

La buena noticia es que ha habido un ligero descenso en el índice de conducción bajo la influencia de alcohol y drogas en los últimos años.

Datos de 2002 a 2005 muestran que el índice anual de conducción bajo la influencia del alcohol descendió de 14.6 a 13.2 por ciento, en comparación con los datos de 2006 a 2009. En los mismos periodos, el índice anual de conducción bajo la influencia de drogas descendió de 4.8 a 4.3 por ciento, según el informe.

En total, doce estados experimentaron una reducción en la conducción con alcohol, y siete han observado niveles más bajos de conducción con drogas.

Delany señaló que no está claro por qué se han producido las reducciones en las personas que conducen bajo la influencia del alcohol o las drogas. "Sospecho que tenemos algo de impacto en la transmisión del mensaje de que no es seguro, y espero que gran parte del trabajo policial ayuda", apuntó.

Sin embargo, una de cada tres muertes por accidentes vehiculares (33 por ciento) se debió a la conducción mientras se estaba alterado por una droga ilegal, según el Sistema de reporte de accidentes letales de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE. UU.

Esas cifras se basan en datos de las Encuestas Nacionales sobre Uso de Drogas y Salud, que utilizan reportes de más de 423,000 personas a partir de los 16 años.

Anna Duerr, vocera del grupo de defensoría Mothers Against Drunk Drivers, dijo que su organización se complacía de ver un declive en las cifras de conductores borrachos y drogados. "Sin embargo, el problema está lejos de ser resuelto", afirmó. "En todo el país en 2009, 10,839 personas murieron en accidentes por conducción bajo la influencia del alcohol".

En un esfuerzo por evitar que los conductores borrachos estén en la carretera, MADD hace un llamado a los estados para que aprueben leyes que requieran un seguro en la ignición de todos los culpables condenados por conducción bajo la influencia del alcohol, apuntó Duerr.

El dispositivo, que evalúa el alcohol en el aliento de un conductor antes de permitir que el coche arranque, requiere que el conductor sople en un sensor de manos unido al arranque. El coche se enciende sólo si el análisis encuentra que el contenido de alcohol en el aliento del conductor es inferior al límite legal.

Señaló que de los estados donde según el informe ha habido declives significativos en los índices de conductores borrachos, cuatro han aprobado leyes de seguros en el arranque para todos los convictos entre 2005 y 2009. Además, el informe muestra que Wisconsin, que es actualmente el único estado donde un nivel de alcohol en sangre de .08 no es una ofensa criminal, tuvo los mayores índices de conductores borrachos, señaló Duerr.

"MADD sigue comprometido con educar al público sobre los peligros de conducir bajo la influencia del alcohol, y del consumo de alcohol en menores, al mismo tiempo que provee respaldo gratuito a las víctimas y supervivientes de accidentes causados por conducir borrachos", afirmó.

Más información


Para más información sobre la conducción bajo la influencia del alcohol, visite MADD.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo