Publicidad

Editar mi perfil

Nueva moda: no cortar el cordón umbilical

Por -

Conocida como Lotus Birth o Nacimiento Lotus, asegura que mantener el cordón, junto con la placenta hasta que caiga por sí mismo, permite que el bebé reciba más nutrientes y previene infecciones.

Todo comenzó en 1974, pero cada vez más mujeres defienden la idea de seguir unidas a sus bebés después del nacimiento, hasta que la placenta se corte y caiga de manera natural.

Clair Lotus Day, residente en California, fue la primera mujer que tuvo un hijo y volvió a su casa con el cordón umbilical sin cortar. Su idea fue tomada en varios países y bautizada con el nombre de “Nacimiento Lotus”.

¿Cómo es posible en la práctica? Las madres salen del hospital con una bolsita o recipiente que contiene la placenta, deben cambiar la venda todos los días y rociarla con abundante sal. Ellas deben moverse permanentemente con el bebé, incluso ir al baño, y ubicarlos en algún lugar mientras estén allí. Al cabo de tres o cuatro días, el lazo natural se corta solo.

María Ceallaigh, de 47 años, de Austin, Texas, defiende el Nacimiento Lotus y es instructora de esa disciplina, ha ayudado a más de 100 mujeres a tener partos naturales. Hace pocos días cuando nació su bebé, le dijo a la partera que no corte el cordón. Ella declaró al New York Post que dejar al bebé conectado a su cordón umbilical no es sólo algo hermoso, sino que proporciona nutrientes esenciales y evita infecciones y enfermedades.

La placenta siempre ha sido un símbolo importante, sobre todo para algunas culturas: los maoríes de Nueva Zelanda la veneran y entierran en un lugar de encuentro; otras tribus deciden enterrarla en el lugar donde el bebé ha nacido, porque creen que se debe recuperar para su próxima vida.

Y hasta  hay mujeres que deciden ingerir su propia placenta. Holly Madison, la ex conejita Play Boy, quien dio a luz el 6 de marzo, dijo que seguirá el camino de la actriz January Jones: pidió un proceso especial para su placenta y la comerá para recuperarse más rápido del parto.

  • Cambio de enfoque

"Se han realizado investigaciones en los últimos años, que encontraron que cuando los médicos retrasan el pinzamiento del cordón durante tres minutos, el bebé recibe más altos niveles de hierro y se previene la anemia, pero más allá de ese período de tiempo, dejar el cordón conectado no sirve para nada, porque ya no llegan los nutrientes al bebé", dijo Hilda Hutcherson, de la Universidad de Columbia.

En ese sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) impulsa ahora el corte tardío del cordón. Sugieren tardar entre 30 segundos y 2 minutos después del nacimiento, argumentando que resulta beneficioso para el bebé, porque a través de la placenta recibe el oxígeno hasta que pueda respirar por sí solo.

Más para Leer

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo