SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una manzana al día y... ¡adiós a tu doctor!

Por Ana C. López, Licenciada en Nutrición, Equipo de MiDieta™ -
Una manzana al día y... ¡adiós a tu doctor!

Quizás hayas escuchado el famoso adagio “una manzana al día mantiene al doctor fuera de tu vida”, pero, ¿qué tanto tiene de cierto? La manzana, al igual que el resto de las frutas, es rica en vitaminas, minerales y fibra. Sin embargo, no sólo estos nutrientes parecen ser responsables de sus efectos positivos para la salud. Existen otros compuestos, conocidos como fitoquímicos,que juegan un importante papel como potentes antioxidantes, entre otras funciones. Es por esta riqueza de sustancias que muchas veces obtenemos un mayor beneficio al consumir una fruta entera que al tomar sólo un suplemento con las vitaminas que posee. Al parecer, los efectos beneficiosos para la salud surgen de la interacción entre los diferentes componentes de los alimentos.

Una sana tentación

En 2004, investigadores de la Universidad de Cornell analizaron diversos estudios para analizar los efectos del consumo de manzana para la salud.Entre las conclusiones, se destaca que las manzanas poseen una alta actividad antioxidante, lo cual ayuda a prevenir el deterioro celular y puede jugar un papel importante en la prevención de enfermedades crónicas y en el retraso del envejecimiento. Asimismo, en diferentes pruebas de laboratorio se constató el papel de ciertas sustancias de la manzana para inhibir la proliferación de células cancerígenas, lo cual podría jugar un rol importante en la prevención de algunos tipos de cáncer. Finalmente, en diversos estudios en ratas se vio que el consumo de manzanas contribuyó a disminuir los niveles de colesterol total y LDL (“colesterol malo”) en la sangre, así como a reducir la oxidación de lípidos (grasas), lo cual se relaciona con enfermedades como la aterosclerosis.

Asimismo, se analizó el impacto del almacenamiento y del procesamiento en las propiedades de las manzanas. Como resultado, se vio que la forma de almacenar las manzanas no influye significativamente en sus características nutricionales, pero el procesamiento (como en el caso de los jugos) puede causar la pérdida de ciertas sustancias.

Muchas de las vitaminas, fitoquímicos y la fibra se encuentran en la cáscara, por lo que al pelar las manzanas estás dejando de aprovechar gran parte de su riqueza nutricional. Por eso, te recomendamos consumir la manzana entera, con cáscara, siempre que puedas.  Disfruta de esta deliciosa fruta como parte de tu desayuno, como un refrescante refrigerio o como un postre para cerrar tus comidas con “broche de oro”.

Literatura revisada:

Boyer, Jeanelle; R. Hai Liu (2004). “Apple phytochemicals and their health benefits.” Journal of Nutrition. Revisado en agosto, 2008 desde  http://www.nutritionj.com/content/pdf/1475-2891-3-5.pdf. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?