SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Slow food: La comida lenta está de moda

Por Carola Sixto, Editora DrTango, Inc. -
Slow food: La comida lenta está de moda

La abuela tenía razón. ¿O acaso a ti no te decían tu abuela o tu madre que comieras más despacio? “¡Si nadie te apura!”, era una de las frases que más escuchaban los niños de las generaciones anteriores.
Con los años, los chicos que comían rápido se convirtieron en adultos, que también comen rápido, y así seguiría la historia por los siglos de los siglos, si no fuera porque en los últimos años han aparecido voces que pregonan los beneficios de comer lentamente.

Más rápido, más calorías
En 2006, la Universidad de Rhode Island realizó una investigación que comprobó incluso que “comer lentamente inhibe el apetito”.  “Esto empezó en 1972 como una hipótesis de que comer despacio podía darle al cuerpo el tiempo para el desarrollo de la saciedad y nosotros podríamos comer menos”, explicó Kathleen Melanson, Profesora auxiliar de Nutrición y Ciencias de los Alimentos de la Universidad de Rhode Island. “Hasta ahora habíamos oído esto en todos lados y se había convertido de dominio público. Pero ningún estudio lo había comprobado”.
Para la investigación, un grupo de 30 mujeres comieron en dos oportunidades un gran plato de pastas, con la consigna de que debían comer todo lo que quisieran. Cuando les dijeron que comieran rápido, consumieron 646 calorías en 9 minutos, pero cuando les sugirieron que hicieran pausas entre bocado y bocado, comieron 579 calorías en 29 minutos.
Como conclusión, la profesora Melanson expresó que “los signos de saciedad necesitan claramente desarrollarse”. También, encontró que las mujeres que habían comido más lento, confesaban haber disfrutado más de la comida, así como, luego de una hora de terminar de comer, expresaron sentir una agradable sensación de saciedad.
Además de tomarse más tiempo para comer, otro factor contribuyó con los resultados: al comer más despacio, las mujeres tomaron más agua, lo que habría contribuido con la sensación de saciedad.

Tiempo para disfrutar
Aunque su objetivo no está focalizado específicamente en el hecho de “comer lento”, la asociación “Slow Food” ya lleva más de 20 años trabajando para difundir su filosofía.
Con más de 100,000 miembros en todo el mundo, fue fundada en 1989 “para constrarrestar el Fast food y  el Fast life, impedir la desaparición de las tradiciones gastronómicas locales y combatir la falta de interés general por la nutrición, los orígenes, los sabores  las consecuencias de nuestras opciones alimentarias”, tal como explican en su Portal de Internet.
Entre sus principales propuestas, se destaca su incentivo a comprar a los productores locales de alimentos orgánicos, como alternativa más sana y ecológica, ya que no utilizan fertilizantes artificiales y tampoco gastan combustible en transportar sus productos, al estar cerca de cada ciudad. “La comida lenta es buena, limpia y equitativa. Nosotros creemos que la comida que comemos debe tener rico sabor; debe ser producida de un modo higiénico que no dañe el medio ambiente, el bienestar de los animales o nuestra salud; y que los productores de alimentos deben recibir una compensación justa por su trabajo”, es la filosofía de esta asociación.

La próxima vez que te sientes a la mesa, presta mucha atención a tu forma de comer. Si notas que lo estás haciendo apurado, respira profundo, toma un vaso de agua e intenta hacerlo más despacio. Eso no sólo le hará bien a tu sistema digestivo, sino que te ayudará a comer lo necesario.


Fuente: www.uri.eduy www.slowfood.com

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?