SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Frenan el edicto que prohibe la venta de gaseosas XL en Nueva York

Por Gabriela Garcia -
Frenan el edicto que prohibe la venta de gaseosas XL en Nueva York

El juez de la Corte Suprema de Nueva York, Milton Tingling declaró inválido el “edicto Bloomberg” que iba a entrar en vigencia esta semana para regular el expendio de bebidas azucaradas. La disposición prohíbe que restaurantes, carros ambulantes, delis, cines y estadios, vendan vasos de gaseosa o jugos azucarados que contengan más de 16 onzas de líquido. 

El juez Tingling considera que Michael Bloomberg excedió su autoridad al pretender poner en vigencia esa reglamentación, y se apoyó en algunas fisuras del edicto para proclamar que es “arbitrario y caprichoso” porque se aplica solo en algunos establecimientos y excluye a bebidas que no son gaseosas, pero contienen una mayor concentración de azúcar.

El alcalde, sin embargo, opina que el juez comete un error al trabar la implementación del edicto, ya que interfiere en la lucha contra la obesidad en la ciudad. Y también culpa a los fabricantes de gaseosas de impulsar toma de decisiones como la del juez Tingling. 

Bloomberg es un entusiasta luchador contra la obesidad, a la que considera como uno de los mayores problemas de la salud pública, que afecta especialmente a los más pobres. "Si vamos a luchar seriamente contra la obesidad, tenemos que ser honestos, aceptar las consecuencias, y tener el coraje de erradicarla de cuajo”, manifestó en una conferencia de prensa, luego de que se conociera la disposición de la Corte Suprema. 

El funcionario se siente con la responsabilidad de hacer algo para salvar a los demás. Y recalca que mientas muchos se lavan las manos con el problema de las bebidas azucaradas, “en la ciudad de Nueva York estamos haciendo algo al respecto”. Las estadísticas de salud indican que cerca de 70,000 personas mueren al año en el país a causa de la obesidad, y 5,000 de ellas son de la ciudad de Nueva York. 

Algunos locales gastronómicos han decidido que la propuesta es buena, y eliminaron los vasos gigantes para las bebidas azucaradas. Otros comenzaron a ofrecer jugos naturales exprimidos, lo que implicó inversión en más horas de personal, compra de nuevos vasos y cambios de menú. Pero los clientes están entusiasmados y piden cada vez más este tipo de bebidas.

Otros, sin embargo, opinan que nadie debería intervenir, y que quien quiere comprarse un vaso gigante de bebida azucarada, es libre de hacerlo porque en definitiva, es su vida. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?