SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Recupera los años perdidos

Por Equipo de MiDieta™ -
Recupera los años perdidos

¿Te preguntas por qué has intentado dejar el cigarrillo tantas veces y siempre regresas a lo mismo? La respuesta es la siguiente: El principal responsable de que las personas tengan tanta dificultad para dejar de fumar es la nicotina.

La nicotina es una droga que está presente en el tabaco. Con el tiempo, el cuerpo depende de ésta y produce síntomas desagradables cuando intentas dejarla.

El cigarrillo produce mal olor en tu boca, mancha de color amarillo tus dientes y manos, afecta tu sentido del olfato y del gusto. Sin embargo, la mayor desventaja de fumar es el daño que este hábito produce en tu cuerpo. Según estudios realizados en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) el hábito de fumar le roba de 13 a 14 años de vida a una persona, debido al riesgo de padecer enfermedades del corazón y cáncer. Recupera estos años eliminando, de una vez por todas, este peligroso hábito.

En primer lugar, debes conocer cómo se beneficiará tu salud cuando lo dejes. En tan sólo tres semanas, empezará a mejorar tu circulación sanguínea y en los próximos nueve meses recuperarás la función normal de tus pulmones. Un año después de haber dejado este dañino hábito, habrás reducido a la mitad tu riesgo a sufrir enfermedades del corazón. Diez años después, se habrá disminuido significativamente tu riesgo de desarrollar cáncer.

Pensar en dejar de fumar probablemente te hace sentir ansioso(a); sin embargo, organizarte hará que el proceso sea más fácil. La CDC da las siguientes recomendaciones para personas que quieren dejar este hábito:

  • Únete a un grupo de apoyo: Esto te ayudará a sobrellevar los cambios que habrás en tu vida durante los próximos días. Entenderás mejor las razones por las cuales fumas y aprenderás a manejar el estrés.
  • Mantente ocupado(a):  Busca actividades en las cuales no sea permitido fumar. Por ejemplo, mira una película en el cine, lee un libro en la biblioteca, busca alguna obra de teatro que siempre has querido ver.
  • Mantén tus manos y boca ocupadas: Funcionan muy bien los chicles sin azúcar y los snacks saludables , como tallitos de apio o pepinillos. Evita los dulces y las golosinas, ya que esto podría afectar tu peso.
  • Aléjate de las tentaciones: Después de cada comida, lávate los dientes y ve a dar una caminata. Si estabas acostumbrado(a) a fumar en el carro, distráete escuchando una nueva lista de canciones relajantes.
  • Aprende a manejar el  estrés :  Dejar de fumar puede producir mucha ansiedad, por lo que debes buscar formas para relajarte. Si estás en casa y sientes necesidad de fumar, toma un baño o enciende una vela aromática o de incienso. Si estás fuera de casa, toma unos minutos para respirar profundo, relájate y mantén tu mente positiva. Piensa en que cada día que no fumas tu cuerpo está recuperando sus funciones normales y te estás alejando del riesgo de sufrir sus consecuencias.
  • Conoce los síntomas:  Según las recomendaciones de la CDC, es importante que reconozcas los síntomas que tendrás durante los primeros días, como la ansiedad y sensación de hambre. Asegúrate de buscar las opciones más saludables para sobrellevar estos síntomas.

Consulta con tu médico las opciones de tratamiento que tienes y recuerda que debes mantener el enfoque en que vas a mejorar tu salud. Si recaes, intenta de nuevo y tendrás éxito.

Literatura Revisada: Quit Smoking: Online Guide to Quitting (2008). Centers for Disease Control. Revisado en enero, 2009 desde:  www.smokefree.gov/ ;  Guide to Quitting Smoking (2009). American Cancer Society. Revisado en enero, 2009 desde:  www.cancer.org

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?