SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Preocupa el peso de la ganadora de “The Biggest Loser”

Por Gabriela Garcia -
Preocupa el peso de la ganadora de “The Biggest Loser”


Rachel Frederickson, de 24 años, es la flamante ganadora de la temporada 15 del programa televisivo “The Biggest Loser”. Llegó al certamen pesando 260 libras (118 kg) y se subió al podio con 105 (47,6 kg), tras haber perdido el 60% de su volumen corporal.

En el último programa, fue muy comentada por las redes sociales la cara de sorpresa de sus entrenadores, Bob Harper y Jillian Michaels, y a esta última casi se le cae la mandíbula al notar el impactante cambio de su pupila. Lejos de sentir preocupación, la campeona dice sentirse increíblemente feliz, viva y transformada. Y valora esta oportunidad que tiene de volver a hacerse cargo de su vida. La joven comenzó a subir de peso después de terminar una relación sentimental con un muchacho por quien dejó de ser nadadora.

A la hora de revelar sus secretos, contó que la la planificación es fundamental. Prepara ella misma sus comidas y se asegura de tener todo lo que necesita para la semana, incluso algunos snacks, para no recurrir a soluciones de último momento que estén fuera de los alimentos permitidos. Hace 5 comidas al día y también entrena, y está pensando agregar alguna actividad nueva como spinning, yoga o Pilates, ya que si es divertido, el ejercicio es mucho mejor.

La joven está fascinada con poder salir a mirar vidrieras y comprar lo que quiera, que de hecho, será mucho más fácil después de haber ganado $ 250,000 dólares en efectivo en el programa.

Rachel fue la concursante que mayor porcentaje de masa corporal perdió en toda la historia del programa. Y si bien muchos están fascinados con sus logros, otros se muestran  consternados, aduciendo que fue un exceso, ya que la joven luce extremadamente delgada, y hasta parece tener 10 años más.

Según los parámetros de Weight Watchers, el peso para una joven de sus medidas (5’4” pies o 1,65 m) debe oscilar entre las 117 y las 146 libras (53 y 66 kg). Estar por debajo de estos valores puede implicar riegos para su salud. De todos modos, no se puede juzgar la buena o mala salud por la apariencia, y de hecho, muchos la defienden aduciendo que está “llena de músculos” tal como se puede apreciar en sus brazos, delgados pero bien definidos.

A raíz de los resultados, más de una vez se puso en tela de juicio los métodos de este plan para bajar de peso, ya que podría ser demasiado severo, exponiendo a los concursantes a sacrificios extremos, solo por el deseo de ganar. Sin embargo, la entrenadora Jillian defiende el programa diciendo que para algunos, es la última oportunidad que tienen para bajar de peso, y bien vale el esfuerzo.

La doctora Gaby Cora, experta en Salud y Bienestar y participante en varios programas de televisión, explicó a MiDieta que las personas tienen distintos niveles de compromiso cuando se trata de hacer cambios profundos en su estilo de vida. Y quienes deciden participar en un show televisivo para bajar de peso pueden tener más motivación, ya que hay millones de personas que lo están mirando. Esto puede dar un empujón adicional, además del premio en efectivo, que también puede llegar a ser un incentivo muy tentador.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?