SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nutrición durante tu embarazo

Por Equipo de MiDieta -
Nutrición durante tu embarazo

Existe una relación entre el bajo peso al nacer y la nutrición materna. Si inicias tu embarazo con un peso muy bajo existe la posibilidad de que tanto tú como tu hijo se desnutran.

Esto es importante pues se ha observado que las hijas de madres mal alimentadas, van a tener bajo peso y mala salud, por consiguiente, en un futuro serán madres desnutridas. Afortunadamente esta situación puede cambiar si la madre tiene una ganancia satisfactoria de peso durante su embarazo, mejorando de ese modo el estado de salud de sus hijas, las cuales tienen más probabilidades de tener hijos saludables.

¿Cuál debe ser la ganancia de peso ideal durante el embarazo?

Para que tu embarazo se lleve a buen término se recomienda una ganancia de peso de entre 12 y 16 kilos (26 y 35 libras aproximadamente).

Hace algunos años la situación era muy diferente pues se consideraba que la ganancia de peso de la mujer embarazada debía ser menor para permitir un mejor trabajo de parto y esto se lograba con bebés más pequeños. Pero los estudios realizados posteriormente, revelaron que la ganancia de peso de la madre era fundamental para tener hijos saludables.

En el caso de mujeres obesas la ganancia debe ser menor a la de las mujeres que iniciaron su embarazo con peso normal, recomendándose ganancias de 7 a 11 kilos aproximadamente, es decir de 15.4 a 24 libras.

Necesidades de alimentación durante el embarazo

Cuando estás embarazada aumentan las necesidades de nutrientes y energía debido a que requieres más sangre para alimentar al bebé que se forma en tu vientre, por lo que aumentan tus depósitos de grasa en el abdomen, piernas y espalda.

Tus necesidades van a depender de muchas cosas entre ellas tu peso antes del embarazo y tu nivel de actividad física. Del mismo modo las necesidades de vitaminas se ven aumentadas, principalmente la vitamina D, el acido fólico, el hierro y el calcio ya que estos nutrientes son necesarios para el desarrollo del niño en tu vientre.

Suplementos dietéticos durante el embarazo

Los suplementos pueden ser en forma de energía (calorías), proteínas o de vitaminas y minerales.

Estudios han observado que el añadir a la dieta de la madre un suplemento con calorías no solo mejoraba el peso del niño sino disminuía la mortalidad al nacer, no se conocen que otros beneficios podrían proporcionar estos suplementos a la madre y al niño.

Por el contrario, una investigación reportó que la reducción de calorías en mujeres obesas embarazadas no es beneficiosa.

La suplementación con vitaminas en mujeres con un deficiente estado nutricional sí ha producido beneficios como menor mortalidad y la reducción del bajo peso al nacer.

¿Qué alimentos debes comer durante tu embarazo?

La leche es un alimento indispensable para la embarazada pues proporciona calcio, proteínas y calorías necesarias para el crecimiento del niño. Un consumo de 3 a 4 tazas diarias de leche te aporta entre 800 y 1200 miligramos de calcio, la cantidad recomendada para cubrir tus necesidades y las de tu hijo. Además de la leche otros alimentos ricos en calcio son: el yogurt, el queso, postres a base de leche, la leche de soya, el fríjol de soya, los vegetales de hojas verdes, naranja y los mariscos como ostiones, mejillones y el salmón.

Otras recomendaciones son las siguientes:

  • Si tienes intolerancia a la lactosa no debes preocuparte pues existen en el mercado preparados sin lactosa o puedes sustituirla por el yogur que es más tolerable.
  • Come panes y cereales de granos integrales por su contenido de fibra y no olvides tomar unos 8 vasos de líquidos entre agua, jugos de fruta y caldos, pues es frecuente el estreñimiento en esta etapa de la vida.
  • Elige alrededor de cinco porciones de vegetales y frutas frescas de color amarillo y verde por su contenido de vitaminas y minerales, principalmente de hierro y acido fólico.
  • Los frijoles, chícharos secos, habas y lentejas son ricos en hierro pero trata de consumirlos con una fuente de vitamina c, como los jugos de frutas, limón o naranja, para que se absorban mejor.
  • Puedes elegir todo tipo de carnes de aves y pescado, la carne de res y cerdo cómela con moderación.
  • Las grasas y dulces son fuente concentrada de energía y aumentan las calorías. Si tienes sobrepeso evítalas.
  • Por último es recomendable que realices 2 refrigerios o meriendas para aumentar tus calorías en la dieta y mantener tus niveles de energía y de azúcar en la sangre en rangos adecuados.

En MiDieta te podemos diseñar un plan de menús para que sigas durante tu embarazo y así controles tu aumento de peso sin sacrificar el crecimiento de tu bebé. Luego te ayudamos a comer lo suficiente para darle pecho y cuando dejes de hacerlo te ayudamos a bajar de peso para recuperar tu figura. Además, ¡cuentas con la ayuda de tu dietista personal todo el tiempo!

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?