SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nuez de la India: un peligroso “milagro” para estar delgado

Por Gabriela Garcia -
Nuez de la India: un peligroso “milagro” para estar delgado


Se las promociona como semillas adelgazantes, que actúan de modo natural purificando el organismo. Y aseguran que se pueden bajar entre 9 y 22 libras (4 a 10 kg) en los 52 días que dura el “tratamiento”. 

La nuez de la India es la semilla de un fruto asiático llamado Aleurites moluccanus, del que se obtiene un aceite usado para fabricar barnices. El fruto es esférico y en su interior contiene varias semillas similares en tamaño a las del zapallo. 

En España, el Ministerio de Sanidad ha prohibido su venta, comercializada bajo el nombre de “Magicnuez”, y también lo han hecho las autoridades sanitarias de Chile. Se ofrecen principalmente por Internet, y prometen múltiples beneficios, ya que se evita la absorción de las grasas, ayudando así a perder peso, curar y purificar el organismo. Pero sus componentes tóxicos tienen un poderoso efecto laxante que altera el proceso digestivo e impide la normal absorción de nutrientes. 

También serían efectivas para eliminar la celulitis, bajar el colesterol “malo” o LDL, dar sensación de saciedad, actuar como laxante natural y diurético y tonificar los músculos evitando la flaccidez. Y son una solución para dejar de fumar, tratar las hemorroides, mejorar el cutis, fortalecer el cabello y hasta detener su caída. 

El envase trae entre 12 y 13 semillas, que se deben partir en 8 trozos iguales. Cada noche antes de acostarse, se hierve ¼ de semilla en un vaso de agua, se deja enfriar y se bebe el líquido con la semilla. Al llegar al peso ideal, se baja la dosis a 1/8 de semilla al día.

Las recomendaciones son tomar dos litros de agua y consumir una banana o tomate por día para contrarrestar la pérdida de potasio. Y bajar la ingesta de grasas, fritos, alcohol y dulces, además de hacer más ejercicio. Según advierten antes de venderlas, los efectos secundarios pueden ser: diarrea, gases, náuseas, problemas gástricos e intestinales, hipotensión y deshidratación. Y hay evidencia de que también producen cefaleas y dolores musculares.

Maite Rodríguez, de la Escuela de Química y Farmacia de la Universidad Andrés Bello, en Chile, advierte que el uso irracional de este producto puede causar deshidratación, flacidez muscular y pérdida de minerales, “vitales para mantener la fisiología de nuestro organismo”. Con la diarrea hay una gran pérdida de potasio, por eso recomiendan comer bananas y otros vegetales ricos en este mineral mientras se toman estas semillas. 

La ingeniera agrónoma Amanda Di Fabio, del Centro de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Mendoza, en Argentina, explica que no hay muchos estudios sobre el tema. Su efecto adelgazante se da por ser un potente laxante y tiene muchísimos efectos secundarios, y coincide con Rodríguez en que el más preocupante es la diarrea que puede implicar una fuerte deshidratación y una eventual descompensación.

La pérdida de potasio estimula los músculos -entre ellos los del corazón- y puede provocar arritmias o latido irregular. Esto hasta podría causar un infarto en personas de cualquier edad, aunque los mayores o quienes tienen alguna disfunción cardíaca presentan mayores riesgos.

Tantas ventajas en una semilla tan pequeña son aún difíciles de comprobar. Por eso por el momento, la mejor y más saludable receta para bajar de peso es la de siempre: dieta sana y ejercicio.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?