SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

No te dejes tentar en las fiestas

Por Carola Sixto -
No te dejes tentar en las fiestas

5 trucos para salvar la dieta

Tim Morehouse, el atleta olímpico que obtuvo una medalla de plata en Beijing 2008 en esgrima, no necesita de su sable para combatir la tentación cada vez que asiste a una fiesta de caridad o una gala. La dieta es una parte fundamental de su entrenamiento. Por eso, su regla Nº1 es comer antes de asistir a cualquier evento. Si no lo hace, está seguro que terminará comiendo comida hipercalórica y poco saludable. “Mi regla Nº 2 es tener siempre una copa con soda. La gente sólo se queda tranquila cuando te ve beber, así que si no quieres beber alcohol, lo mejor es tener siempre una copa en la mano. Si no llegas a comer antes de la fiesta, mi sugerencia es mantenerme alejado de los panes y las salsas. Otra opción es llevar siempre una barra hipocalórica en el bolsillo”, sugirió el atleta. 

Aprende a decir “no, gracias”

Sin duda, resulta un poco incómodo decir que “no” cada vez que alguien te ofrece deliciosas tentaciones en bandeja, con bocaditos y tragos. Para Donna M. DeCunzon-Taddeo, presidente de Voodoo Tiki Tequila Corp., este es un paso esencial para preservar la dieta. “Es importante ser asertivo y no sentirse obligado a decir cada vez que te ofrecen algo. Si la persona insiste, entonces puedes decir "tal vez más tarde". El alcohol es otra de las tentaciones en las fiestas. En este caso, no es necesario decir siempre que no. Opta por una cerveza baja en calorías. Si prefieres el vino, escoge spritzers (mitad de vino, mitad de soda)”. 

5 trucos para salvar la dieta

Algunas personas creen que no es posible ir a una fiesta sin comer de más. Sin embargo, cuando empiezan a aplicar algunos trucos sencillos, advierten que antes de darse cuenta, ¡la fiesta llegó a su fin sin sumar calorías extra!

La dietista Jodi Greebel, presidente de Citrition, te da los siguientes consejos: 

1) Evita ir a la fiesta hambriento. Antes de partir, come un bocadillo dietético, como una fruta o un yogar reducido en calorías.

2) Masca una menta o una goma de mascar. Es más difícil tentarse si tienes una menta refrescante en tu boca. Además, es una buena idea de mantener tu boca, ¡ocupada!

3) Sírvete en un plato pequeño. En lugar de llenar tu enorme plato para cenar, escoge el pequeño plato de ensalada. Te servirá para medir cuánto estás comiendo.

4) Elige menos variedad. Cuantas más opciones tengas, más comerás. En lugar de probar un bocado de cada cosa, sírvete poca cantidad de un par de platillos. Terminarás ingiriendo muchas menos calorías que si probaras todo.

5) Mantente ocupado. Cuanto más ocupado estés en la fiesta, socializando con el resto de los invitados o ayudando al anfitrión en la cocina, menos será lo que comas.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?