SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Alerta de Interpol por píldora para bajar de peso

Por -
Alerta de Interpol por píldora para bajar de peso
CRÉDITO: CAPTURA DE PANTALLA

Interpol lanzó una alerta mundial para prevenir la venta y consumo de unas pastillas para bajar de peso que contienen DNP. Ya han causado varias muertes y contienen una sustancia amarilla que promete acelerar el metabolismo. Se trata del 2,4-Dinitrofenol, un peligroso químico usado como insecticida y para fabricar explosivos.

A comienzos de abril, la joven inglesa Eloise Parry (imagen abajo) murió tras haber tomado ocho pastillas para adelgazar. Su madre Fiona explicó que tras consumirlas, su hija empezó a sentir que se quemaba por dentro y que su metabolismo se aceleraba de un modo incontrolable. El 12 de abril ingresó en el hospital, donde no pudieron salvarle la vida. 

A raíz del incidente, el 4 de mayo Interpol emitió una alerta global para evitar el consumo de píldoras para bajar de peso que contengan el compuesto 2,3-Dinitrofenol, más conocido como DNP. La agencia advierte que esta sustancia es una amenaza inminente para los consumidores, ya que su uso específico es como pesticida y en el pasado, para elaborar explosivos. 

No es la primera vez que hay víctimas por el consumo de esta sustancia. En 2012, Sean Cleathero, un fisicoculturista de 28 años, murió tras haber consumido DNP líquido. Era padre de un hijo pequeño y entrenaba en el gimnasio Apollo Fitness, en Buckinghamshire, Inglaterra. Por consejo de los dueños del gimnasio, decidió consumir dinitrofenol con la intención de bajar de peso. Pero la sustancia le provocó la muerte en apenas 8 horas.

Hay varios distribuidores que la ofrecen por Internet y tiene bastante demanda en el mundo del fisicoculturismo. Por eso han tratado de enmascararla ofreciéndola con otros nombres, por ejemplo cúrcuma, ya que tiene la misma tonalidad. 

Según Interpol, la Agencia Anti Doping Mundial (WADA por sus siglas en inglés), analizó muestras del producto adquirido on line en Australia y venía etiquetado como “Cápsulas de cúrcuma para la salud y la belleza. Extra fuerte”.

Interpol advierte que no solo se ofrece como un polvo amarillo suelto o encapsulado sino que también viene en forma de crema. Y además del peligro intrínseco que implica el consumo del DNP, existe el riesgo de la fabricación ilegal. El producto se elabora en laboratorios clandestinos sin regulaciones ni control alguno, tal vez por personas sin los conocimientos suficientes. Esto podría aumentar la posibilidad de que los usuarios incurran en sobredosis que resulten letales, tal como ocurrió con el caso de la joven inglesa. 

El DNP no es ilegal en Inglaterra ya que se usa como pesticida, por eso se vende sin restricciones por Internet, aunque los fabricantes incluyen una cláusula donde se responsabiliza a los clientes por la forma de uso.

Qué es el DNP

El DNP se comenzó a usar a escala industrial en una fábrica de municiones en Francia, durante la primera Guerra Mundial. Los operarios que estaban expuestos a ella se sentían fatigados, tenían alta temperatura corporal, bajaban mucho de peso y algunos de ellos morían. Un estudio de la Universidad de Stanford realizado en 1934 demostró que el DNP estimula el metabolismo en un 50 %, e incide en los depósitos de grasa y carbohidratos promoviendo la pérdida de peso. Pero aclara que su uso prolongado puede ser sumamente peligroso. 

Las propiedades del DNP fueron aprovechadas en EE.UU. para producir sustancias para bajar de peso, pero al tiempo se empezaron a recibir denuncias de efectos adversos como lesiones en la piel, cataratas y hasta muertes. Por eso fue declarado no apto para el consumo humano y se dejó de consumir para tales fines.

En los años ’60, el DNP era usado por los soldados rusos para mantener la temperatura corporal en el duro clima que sufren en algunas zonas del país, y se observó que bajaban mucho de peso. Esta cualidad fue aprovechada en los años ’80 por el médico ruso Nicholas Bachynsky, quien hizo una gran fortuna al promoverlo en EE.UU. Y aunque su uso no estaba autorizado, continuó utilizándolo en tratamientos para bajar de peso que lo llevaron a la cárcel acusado por fraude. 

Al salir en libertad se alió con Dan Duchaine, el llamado “gurú de los esteroides” y en los años ’90 volvieron a comercializar el producto en el mundo del fisicoculturismo, realzando sus propiedades para bajar de peso. En la actualidad el DNP sigue prohibido para el consumo humano, y a pesar de sus consecuencias letales, hay quien lo sigue utilizando para evitar hacer dieta y ejercicio, que es la forma más sana y segura de lograr un peso adecuado.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?