SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los médicos no detectan con frecuencia la hipertensión en los niños

Por Por Serena Gordon, Reportera de Healthday -
Los médicos no detectan con frecuencia la hipertensión en los niños

(HealthDay News/Dr. Tango) -- Los médicos sólo detectaron la hipertensión en uno de cada cuatro niños en un estudio reciente, lo que demuestra la facilidad y la frecuencia con la que no se diagnostica esta afección tan peligrosa.

"La hipertensión en los niños no se diagnostica lo suficiente", aseguró el Dr. David Kaelber, coautor del estudio, pediatra, internista y becario del Center for Information Technology Leadership (Centro para el liderazgo de la tecnología de información) de la Facultad de medicina de la Harvard.

En un grupo de más de 14,000 jóvenes menores de 18, los investigadores de la Universidad Case Western Reserve de Cleveland y de la Harvard hallaron que apenas el 26 por ciento de los hipertensos habían sido diagnosticados adecuadamente.

Eso significa que a cerca de 1.5 millones de niños estadounidenses en la actualidad no se les ha diagnosticado hipertensión, asegura Kaelber.

Una de las mayores razones por las que la hipertensión se pasa por alto en los niños es que los valores normales de presión arterial cambian según la edad, el sexo y la estatura del niño. Entonces, aunque una lectura de 120/80 mm/Hg es normal para un adulto y para muchos niños mayores, la misma lectura podría indicar hipertensión en uno más joven o más bajito.

Existen tablas que le permiten a los profesionales de la salud comparar la estatura, el peso, el sexo y las lecturas de presión arterial. Esas tablas ayudan a determinar en qué percentil está el niño. Los jovencitos que constantemente están por encima del percentil 95 se consideran hipertensos.

Un niño debe tener al menos tres lecturas en la categoría de hipertensión antes de poder hacer un diagnóstico preciso, aseguró Kaelber. Esto dificulta el diagnóstico, agregó, pues puede pasar mucho tiempo entre cada visita para un niño sano.

Debido a estos retos, y debido a que otras investigaciones han notado aumentos relacionados con la obesidad en la hipertensión infantil, el equipo de Kaelber evaluó lo bien que se diagnosticaba la presión arterial en los jovencitos.

Para hacerlo, examinaron datos de un grupo de más de 14,000 niños entre los 13 y los 18 del nororiente de Ohio. Cada niño había asistido al menos a tres consultas rutinarias de pediatría durante los siete años del estudio.

El equipo halló que de los 507 niños que tuvieron hipertensión en ese grupo, apenas al 26 por ciento se le había diagnosticado el trastorno. Los factores que hacen que sea más probable que a un niño se le diagnostique hipertensión fueron mayor edad, mayor estatura, obesidad y más de tres lecturas de presión arterial anormales.

"Los que están en riesgo de hipertensión no diagnosticada fueron los niños menores, más bajitos y los que no tenían un diagnóstico relacionado con la obesidad", aseguró Kaelber.

Los resultados del estudio aparecen en el Journal of the American Medical Association.

La buena noticia de este estudio, explicó Kaelber, es que el problema es relativamente fácil de resolver con registros médicos electrónicos. Si los médicos tuvieran un programa sencillo de computadora que calculara la presión arterial según la edad, el sexo y la estatura de los niños y luego señalara las lecturas anormales, habría menos niños sin diagnosticar.

"Este estudio ilustra que hay tanta información en la atención de la salud que es difícil de procesar para una persona, pero en un mundo computarizado, no sería necesaria depender de una sola persona", opina.

El Dr. Rick Kaskel, jefe de nefrología pediátrica del Hospital Infantil del Centro Montefiore de la ciudad de Nueva York, estuvo de acuerdo.

"Si contáramos con un sistema en el que se pudiera introducir la edad, el sexo y la estatura para calcular de manera automática las medidas superiores e inferiores del niño, se vería inmediatamente si está por encima o por debajo de lo normal", señaló Kaskel.

Por ahora, sin embargo, dijo que es importante que los padres tengan en cuenta que la hipertensión sí puede aparecer y aparece en los niños. Además, como en los adultos, generalmente se puede prevenir con opciones adecuadas en la dieta y con ejercicio, así como manteniendo un peso normal.

Más información

Para saber más sobre la hipertensión en los niños, visite la Nemours Foundation .


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: David Kaelber, M.D., Ph.D., fellow, Center for Information Technology Leadership, Partners Healthcare, Harvard Medical School, staff physician, Boston Children's Hospital, Brigham and Women's Hospital, and Massachusetts General Hospital, all in Boston, and staff physician, Case Western Reserve University, Cleveland; Rick Kaskel, M.D., chief, pediatric nephrology, The Children's Hospital at Montefiore, New York City; Aug. 22/29, 2007, Journal of the American Medical Association© Derechos de autor 2007, ScoutNews, LLC

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?