SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los 10 errores de la dieta de los latinos

Por Lda. Ana Carolina López, Nutricionista Equipo de MiDieta -
Los 10 errores de la dieta de los latinos

En los últimos años, se ha observado una considerable tendencia hacia el aumento de peso entre los latinos. Según registros recientes, se estima que el 28,7% de los hispanos sufre de sobrepeso.  ¿Qué estamos haciendo para ocasionarlo? Sigue leyendo y descubre diez errores comunes que puedes evitar.

1.  Comer a toda velocidad. El ritmo de vida que llevamos hoy en día muchas veces nos conduce a hacer todas las cosas a prisa, incluyendo el comer. Se estima que el tiempo que tarda el cerebro en recibir la señal de saciedad es de por lo menos 20 minutos, por lo que al comer en un tiempo menor es más probable que te excedas de la cantidad de alimentos que deberías comer.
2.  Saltar comidas. Una inquietud frecuente en los consultorios de los nutricionistas es la siguiente: “No entiendo por qué he subido de peso, ¡si únicamente hago una comida al día!”. Quizás ahí mismo esté la respuesta. Saltar tiempos de comida puede afectar negativamente tu metabolismo, haciéndolo más lento. Además, al omitir una comida, es muy probable que llegues con mucha hambre y ansiedad al siguiente tiempo, y que por lo tanto seas poco selectivo con lo que comas.
3.  Las frecuentes frituras. En nuestra dieta latina, las comidas fritas y altas en grasa abundan por doquier. Estos platillos, por ser altos en grasa, son también altos en calorías y pueden atentar contra tu régimen de disminución de peso. Procura elegir preparaciones a la plancha, a la parrilla o al vapor y si es necesario utilizar aceite, sustitúyelo por spray antiadherente.
4.  Bebidas alcohólicas. También es frecuente que en la mesa latina encontremos cervecitas u otros traguitos para combinar con los alimentos. En la moderación está la clave. Además, pon atención al mezclador que utilices; elige bebidas sin azúcar, como gaseosas de dieta o agua mineral.
5.  Los acompañantes saboteadores. A veces todo iría bien con nuestro menú del día, de no ser por algunos acompañantes que vienen a sabotear las calorías, el azúcar y la grasa. Ten cuidado con los excesos de aderezos, salsas grasosas, crema de leche, jaleas y panecillos. Elige siempre aderezos bajos en grasa y en el caso de la crema de leche, sustitúyela por yogur natural desgrasado. Busca jaleas de dieta, las cuales contienen menos azúcar y calorías, y sustituye los panecillos regulares por versiones integrales, que son más altas en fibra.
6.  Los vegetales en el olvido. Una debilidad frecuente en las mesas latinoamericanas es que vemos variedad de carnes, arroz, panes, papas, pero… ¿y los vegetales? Haz énfasis en este grupo de alimentos y dales un papel importante dentro de tu menú.
7.  La fruta como postre. Las frutas son una excelente opción como postre en lugar de pasteles, helados u otras opciones que son muy altas en calorías, grasas y azúcares. Sin embargo, procura elegir la fruta fresca en vez de enlatada o en conserva, ya que éstas últimas tienen azúcar adicionada y sodio como preservante.
8.  Los consejos de las amigas y vecinas. Algo frecuente entre los latinos es que, al ser tan sociables, nos comunicamos todos los “tips” de dieta que encontramos, y que muchas veces no provienen de fuentes confiables. Probamos todas las dietas y métodos que nos recomiendan para bajar de peso y luego nos topamos con el temido efecto “rebote”. Recuerda que la forma más eficaz y saludable para bajar de peso es con asesoría profesional y un plan de alimentación personalizado, junto con una rutina de ejercicios.
9.  Sedentarismo. La tecnología con que contamos hoy en día sin duda es muy beneficiosa y nos ayuda a cumplir mejor con nuestras obligaciones. Sin embargo, muchas veces nos conduce a ser más pasivos y casi sedentarios. Procura implementar una rutina de ejercicios en tu vida cotidiana y aprovecha todas las oportunidades que tengas para caminar, levantarte, subir gradas y estar activo.
10.  Los eventos sociales. Los latinos nos caracterizamos por ser personas muy alegres y sociables. Pero usualmente los eventos sociales giran en torno a una mesa llena de comida. Un error común es aprovechar estas ocasiones para comer todo lo que se nos cruza en frente sin medida. Sin embargo, es posible seguir participando de las celebraciones y eventos sin necesidad de pasarte de calorías. Planifica lo que vas a comer, elige las opciones más saludables y modera el tamaño de tus porciones.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?