SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las cirugías para bajar de peso tienen efecto progresivo

Por MiDieta -
Las cirugías para bajar de peso tienen efecto progresivo

Con la epidemia de obesidad, millones de estadounidenses se debaten si someterse o no a una cirugía para bajar de peso. Los procedimientos como el by pass gástrico o las bandas gástricas pueden ayudar a solucionar el problema de la obesidad, y también terminar con las complicaciones que ésta trae, como la diabetes, el colesterol alto y la hipertensión. 

Por si hubiera dudas, durante el primer año después de la cirugía, se comienzan a notar los primeros cambios físicos, y a medida que pasan los meses, y hasta tres años después de la intervención, también mejoran otras condiciones de salud. 

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, junto con expertos de otros centros médicos del país, se dedicaron a estudiar los casos más severos de obesidad sometidos a intervenciones de bypass gástrico o de bandas gástricas colocadas mediante laparoscopía. Estas son las dos intervenciones más frecuentes para quien quiere bajar de peso, y actúan reduciendo el volumen del estómago e incluso provocando cambios hormonales en algunos órganos que intervienen en el proceso digestivo.

Junto a un equipo de colaboradores, la doctora Anita Courcoulas, cirujana bariatrica y general del Hospital Magee-Womens, analizó datos de pacientes de 10 hospitales de distintas zonas del país, que habían sido sometidos a alguno de estos dos tipos de cirugía. 

Se trataba de participantes de 18 a 78 años, y el 79% de ellos eran mujeres con un índice de masa corporal promedio (IMC) de 45.9. Entre ellos, a 1,738 se les realizó un bypass gástrico, y a otros 601 se les colocó bandas gástricas. 

Tres años después de la intervención, los del primer grupo ya habían perdido un 32 % de su peso, y los del segundo, un 16%. El descenso más pronunciado se evidenció durante el primer año. 

Además de la baja de peso, hubo una remisión de los problemas de salud relacionados con la obesidad, ya que en los del bypass se remitió la diabetes en el 67% de los casos, y en los de las bandas, en el 28% de los casos. La hipertensión bajó un 38 % en el primer grupo y un 17 % en el segundo, y el colesterol se redujo en el 61 % de los casos de bypass y un 27% en los de las bandas. 

Aunque las cirugías para bajar de peso pueden no ser una solución universal, la doctora Courcoulas remarca que según surge de este estudio, hay una constante que es la baja de peso y las mejoras en las condiciones relacionadas con la obesidad, en ambos tipos de cirugía. 

De todos modos, la experta considera que hace falta un seguimiento mayor para ver qué ocurre pasados estos 3 años, y si hubiera cambios desfavorables, identificar los factores que puedan incidir en esta variabilidad.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?